26 de Abril de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección: Tendencias para un futuro común
Autor: Sidney Weintraub
Título: Necesidades de Cooperación Técnica para las Negociaciones Comerciales Hemisféricas

7. Subsidios, antidumping (AD) y derechos compensatorios (DC)

El grupo de negociación respectivo (NGADVC) debe ocuparse de un tema en que abundan los conflictos. Ello se debe a que las medidas en cuestión, especialmente las AD, se están convirtiendo, cada vez más, en los instrumentos de protección preferidos por muchos países.  Aunado a esto, no existen soluciones simples a la cuestión de las medidas AD y las referentes a DC. Quizá se obtenga algo más tratando de limitar los subsidios, pero esta cuestión fue tratada en forma constructiva en la Ronda Uruguay. La labor del NGADCV se superpone con la de todos los demás grupos de negociación, como los de acceso al mercado, inversión, agricultura y política de competencia, por lo cual, como todos los grupos lo admiten, es necesario coordinar la labor de todos ellos.

Las medidas AD y referentes a DC, dentro de límites definidos en la OMC y en acuerdos regionales de libre comercio (ALC) en general permiten a los países sancionar y definir sus propias leyes y reglamentos. Hay excepciones al respecto; por ejemplo en el acuerdo de Estrechamiento de Relaciones Económicas entre Australia y Nueva Zelandia, y potencialmente en el  ALC bilateral entre Canadá y Chile con respecto a medidas AD. Al negociar su ALC con los Estados Unidos, Canadá trató de eliminar el uso de medidas AD por parte de ambos países. No lo logró, pero el Capítulo 19 de ese acuerdo (incorporado luego, en forma levemente modificada, en el TLCAN) autorizó el arbitraje obligatorio para establecer si el país que aplica medidas compensatorias ha observado sus propias leyes y procedimientos. Este sistema ha funcionado en forma razonablemente satisfactoria, pero requiere un sistema de debido proceso y transparencia que permita establecer exactamente de qué modo se adoptaron medidas AD, y ese grado de apertura quizá no exista con suficiente amplitud en la legislación de otros países del Hemisferio. México modificó deliberadamente su legislación para ingresar en ese acuerdo sobre recursos. El NGADCV ha solicitado un inventario actualizado de medidas AD y sobre DC adoptadas en el Hemisferio, así como un compendio de la legislación existente sobre ambos aspectos. Ese material resulta necesario como antecedente, y puede ser suministrado y actualizado por los organismos del Comité Tripartito. La OMC proporciona capacitación sobre sus actividades referentes a medidas AD y DC y ofrece un amplio marco para el diseño de una legislación modelo. Instituciones hemisféricas, como el INTAL, para citar un caso, dictan cursos de capacitación breves sobre medidas AD y DC y en general sobre recursos en materia de comercio. Estos recursos útiles, pero en modo alguno suficientes.

Como lo señaló un interlocutor, la mayoría de los países del Hemisferio sienten terror ante las demandas de investigaciones y protección que pueden formular compañías de los EE.UU. en materia AD, pero no saben cómo impedir que se planteen. La respuesta simple de que no deben incurrir en dumping no es satisfactoria, porque los procedimientos de los EE.UU. no admiten una interpretación inequívoca. El caso de los Estados Unidos quizá no sea el único al respecto. Quizá lo mejor que puede hacerse en materia de CT sea asegurarse de que los funcionarios de comercio internacional de otros países del Hemisferio estén familiarizados con las leyes y prácticas estadounidenses, y, de hecho con las de todos los países. Abundan los talleres y seminarios sobre esos temas, y muchos bufetes de abogados patrocinan cursos sobre nuevas normas legales en ese campo. Parte de la CT debería consistir en el establecimiento de una técnica que mantenga informados a los funcionarios especializados en comercio internacional sobre esas reuniones y, en la medida de lo posible, el suministro de financiamiento para que participen. Las negociaciones del ALCA pueden girar en torno a la aplicación de procedimientos legales para la imposición de medidas AD y DC, a fin de establecer si existen medios de delimitar el terreno. Si ello es posible, los países necesitarían información sobre los límites actualmente existentes en los diversos países. Algunos bufetes jurídicos asesoran a los países sobre el uso de medidas AD y DC, a veces por anticipado, pero con mayor frecuencia después que se ha planteado un caso. Es una defensa costosa, pero necesaria. Los problemas de políticas entre los países suelen asumir gran intensidad, como ocurre actualmente con respecto a las denuncias sobre dumping formuladas en los Estados Unidos sobre importaciones de acero de Brasil, pero esas disputas suelen convertirse en controversias referentes a empresas específicas, más bien que cuestiones de alta política pública que puedan negociarse en forma general.

En los Estados Unidos existe una bien arraigada legislación sobre medidas AD y DC. El uso de medidas de ese tipo se está haciendo más frecuente en otros países, y a la vez décadas de esfuerzos destinados a delimitarlas no han dado más que modestos resultados. No obstante, ha habido modificaciones constructivas, como en el ALC entre Canadá y EE.UU. y luego en el TLCAN. Esto implica que la labor encaminada a mejorar las prácticas en materia de medidas AD y DC puede dar resultados satisfactorios, lo que a su vez exige que los países hemisféricos estén bien informados sobre la situación, para que la negociación dé frutos.