20 de Enero de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección: Tendencias para un futuro común
Autor: Sidney Weintraub
Título: Necesidades de Cooperación Técnica para las Negociaciones Comerciales Hemisféricas

V. Necesidades específicas

En un foro en el que participaron instituciones que proporcionan capacitación en materia comercial realizado en Turín, Italia, y patrocinado por la UNCTAD y el foro del Colegio de Personal de la ONU, los días 18 y 19 de junio de 1998, un funcionario de la UNCTAD se refirió a la “asistencia técnica” para la satisfacción de necesidades inmediatas, y a la “capacitación” encaminada a potenciar a las personas para realizar negociaciones más eficaces a lo largo de un período más prolongado. Según esta nomenclatura, las dos secciones anteriores de este estudio se categorizarían como de capacitación, y esta sección como de asistencia técnica. Ello se realizará examinando primero las necesidades de CT presentes en todos los grupos de negociación y luego, específicamente, examinando cada uno de los grupos de negociación del ALCA.

Puede ser útil dedicar algunas palabras al contexto dentro del que se está realizando este análisis de la CT. En gran medida, el debate público sobre la propuesta del ALCA se centra en las dificultades que afectan a la negociación debido a la falta de facultades de “trámite rápido” que necesita la Presidencia de los Estados Unidos; en el deseo de Brasil de ampliar el área de libre comercio en Sudamérica antes de avanzar a toda marcha hacia el libre comercio hemisférico, y en la incertidumbre económica reinante en Brasil a principios de 1999 y sus posibles efectos sobre otros países de la región de LAC. Si bien estos comentarios son legítimos, en ellos se omiten mencionar el contenido de la totalidad del programa, que seguramente merece llamarse histórico en el ámbito hemisférico. Ha habido otras propuestas en el pasado en favor de la integración hemisférica, pero ellas han sido de carácter bolivariano —en el sentido de que a través de ellas se ha procurado lograr la solidaridad hemisférica cuando otras fuerzas están tendiendo a dividir a los países— o hegemónicas, como cuando Estados Unidos exhortó al libre comercio en el siglo pasado. Esta vez, cuando se efectuó una propuesta de libre comercio hemisférico, la misma se consideró inmediatamente como constructiva, y dos reuniones cumbres separadas de Jefes de Estado y de Gobierno ratificaron la propuesta como factible. La razón de este cambio de actitud es que la política de desarrollo del LAC ha cambiado, pues ahora se hace hincapié en la promoción de la exportación, y al hecho de que el país que formuló la propuesta de libre comercio hemisférico, Estados Unidos, es el más importante mercado para las exportaciones de LAC. Las negociaciones del ALCA están teniendo lugar en un mundo de creciente integración económica, como lo muestra claramente Europa Occidental y, subregionalmente, el área de LAC. Además, un compromiso único en favor del libre comercio en las Américas frenaría la tendencia que conduce a acuerdos subregionales separados, que complica la política comercial pese al aumento del comercio entre los países miembros de esos grupos subregionales. Establecer en el Hemisferio un mercado abierto único, sin diversidad de preferencias subregionales, en momentos en que casi todos los países promueven la expansión de la exportación, constituye un objetivo valioso, lo que explica que haya obtenido tanto apoyo en toda la región.

En rondas comerciales anteriores, especialmente las de nivel mundial, la negociación se realizaba esencialmente entre las principales potencias industriales —Estados Unidos, la Unión Europea y Japón— y los representantes de economías más pequeñas tenían poca influencia sobre los resultados finales. Esta vez las economías más pequeñas forman parte del proceso. Este programa de CT está destinado a darles mayor eficacia para el cumplimiento de esa labor y no a excluirlas. Se trata, por lo tanto, de una oportunidad importante para ellas y para el Hemisferio en conjunto, y es importante hacer hincapié en este punto, y no meramente en lo complejo de las negociaciones.