25 de Abril de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección: Tendencias para un futuro común
Autor: Sidney Weintraub
Título: Necesidades de Cooperación Técnica para las Negociaciones Comerciales Hemisféricas

III. Necesidades de programas de desarrollo
  • Los proveedores de asistencia y capacitación destinada a ayudar a los países de LAC a prepararse para las negociaciones de libre comercio no deben ser solamente las entidades de comercio internacional, sino también otras instituciones interesadas en el desarrollo nacional global. Además, las personas que se capaciten no deberán provenir exclusivamente de entidades especializadas en el comercio.



  • La necesidad de cooperación técnica ya ha sido reconocida a nivel hemisférico e internacional. La línea de crédito propuesta por el BID para inversiones sectoriales y cooperación técnica para el desarrollo del comercio prevé el suministro de asistencia para evaluación y diagnósticos institucionales, así como capacitación para las propias negociaciones comerciales. Esta línea de crédito se ampliaría en lo que puede llamarse una “vía rápida”; los créditos, como la palabra lo indica, serían rembolsables. El diagnóstico incluiría una evaluación de la capacidad (humana y financiera) y de las instituciones nacionales; la interrelación entre las instituciones nacionales, y entre ellas y el sector privado; un examen de los sistemas de información privado existentes en el país, y mecanismos de respaldo del desarrollo y la diversificación. Si bien la línea específica de crédito no es operativa, es decir que el aspecto de vía rápida no está presente, algunos países han expresado interés en utilizar créditos regulares del BID para los mismos efectos. A la fecha, esos países son Argentina, Bolivia, Colombia, Uruguay y la República Dominicana. El diseño de las actividades que comprenda cada programa supondrá distintos niveles de complejidad, en función de la situación del país en cuanto a desarrollo.

    Las ideas que contiene un proyecto continuo del BID, destinado a dar respaldo a Paraguay a fin de que participe más eficazmente en las negociaciones comerciales internacionales, son también generales; en ellas se combinan elementos de desarrollo, institucionales, de evaluación y de negociación. Entre otros objetivos, el proyecto está destinado a capacitar a nacionales en el establecimiento de prioridades para distintos aspectos de las negociaciones comerciales, elaboración de bases de datos técnicos, mejoramiento de la distribución y coordinación de la información entre los protagonistas internos públicos y privados, y capacitación de capacitadores. El proyecto para Paraguay (TC-96-10-503), que consiste en una donación, se extenderá a lo largo de dos años, en tanto que los programas de CT en materia de comercio de otras instituciones son de corto plazo: abarcan entre unos días y unas pocas semanas. Evidentemente, el programa de asistencia técnica del BID vinculado con el comercio es más ambicioso que los demás.

    Se ha establecido un marco integrado de suministro de CT del que forman parte la OMC, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), y el Centro Internacional de Comercio (CIT), que son, todas ellas, instituciones vinculadas con el comercio, pero también el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que son instituciones financieras y de desarrollo. Su programa comprende la creación de instituciones para manejar cuestiones de comercio, creación de capacidad de grupos de análisis, promoción de una coordinación más eficaz entre las dependencias públicas pertinentes, y la creación de un marco regulatorio y de políticas que promueva el comercio y la inversión. El marco integrado está destinado a capacitar a funcionarios de los países menos desarrollados, y por lo tanto no comprende a la mayor parte de la región de LAC. No obstante, en él se prevén muchos elementos similares a los de la línea de crédito propuesta por el BID, aunque no se trata, en modo alguno, de un proyecto tan general o a tan largo plazo.

    Las instituciones vinculadas con el comercio, internacionales y comerciales, que se ocupan de CT destinada a capacitar a los países en desarrollo para participar en negociaciones comerciales, subrayan, lo que es muy natural, los aspectos de sus ofertas directamente vinculados con el comercio. Entre ellos figuran la capacitación de personal comercial en negociaciones, la preparación de nacionales para analizar sectores clave que tienen que ver con las negociaciones, la preparación de nacionales de los países para la evaluación del impacto de las propuestas comerciales y el análisis de las normas legales y reglamentarias nacionales que dificultan el comercio. Los vínculos entre esas instituciones y otras que se interesan en mayor medida en programas nacionales de desarrollo —sea que esas colaboraciones sean expresas (como en el marco integrado) o informales— resultan esenciales para cumplir varias tareas. La línea de crédito del BID reviste especial importancia, porque asigna en forma directa a un organismo de desarrollo los cometidos vinculados con la asistencia relacionada con el comercio.

    Las siguientes son algunas cuestiones comerciales que requieren la participación de organismos de desarrollo:
    • Muchos países de LAC se basan en gran medida en los ingresos arancelarios para financiar grandes segmentos de sus presupuestos. En el marco del ALCA, esos ingresos se reducirán en el caso del comercio intrahemisférico en el período de transición elegido, y desaparecerán completamente en relación con ese comercio al final de la fase de transición. Se requerirá asistencia para elaborar programas alternativos de generación de ingresos (tributarios). La reducción de la función tributaria de muchos aranceles puede ser conveniente por sí misma para beneficiar a los consumidores e importadores de productos intermedios, pero es esencial para que los gobiernos puedan actuar cuando el ALCA esté en pleno funcionamiento.
    • Las políticas de desarrollo en que se hace hincapié en el crecimiento de la exportación —políticas que son actualmente la norma en toda la región de LAC— requieren el mejoramiento de la infraestructura y de los servicios de comercialización. Una gran proporción del financiamiento para esas necesidades deberá provenir de bancos internacionales de desarrollo y su participación en el programa de CT correspondiente al ALCA es, por lo tanto, sumamente conveniente.
    • El incremento del papel del turismo como exportación, para el cual algunos países de LAC procuran asistencia comercial, puede tener una ventaja compartiva, requiere muchas actividades conexas (construcción de carreteras, aeropuertos, puertos de mar, suministro de alimentos, servicios sanitarios, personal capacitado, etc., y esas necesidades deben considerarse conjuntamente con las cuestiones vinculadas con el comercio.
    • Los proveedores de asistencia técnica vinculada con el comercio suelen incluir servicios de capacitación sobre modificación y/o creación de un sistema regulatorio que promueva el comercio y la inversión. No obstante, la estructura regulatoria no puede limitarse simplemente a esos aspectos, sino que además debe comprender la promoción del desarrollo nacional, que no puede separarse de los resultados del comercio.
    • Los inversionistas se muestran reacios a arriesgar sus recursos en países con estructuras judiciales inadecuadas, por lo cual muchos países necesitan asistencia en ese campo. Ello, ciertamente, es conveniente de por sí.
    • Los sistemas eficientes de obtención y manejo de datos son esenciales para una negociación comercial eficaz y para controlar la situación comercial. Muchos países de LAC necesitan asistencia para obtener computadoras y software. Es evidente, que esas necesidades del manejo de información van bastante más allá del ámbito del comercio, y deben tenerse en cuenta al considerar programas nacionales de desarrollo.
    El análisis que antecede no está concebido como una compilación completa de las necesidades de CT de LAC con respecto a los programas nacionales de desarrollo que surjan de las negociaciones de los análisis comerciales. Para que la lista sea más general sería preciso hacer un análisis más profundo de la política global de desarrollo, lo que aquí no es necesario. En este estudio lo que se procura es señalar que el comercio, y la CT vinculada con el comercio, por su misma naturaleza, requieren, para que la labor sea fructífera, asistencia complementaria en ámbitos vinculados con el desarrollo.