13 de Diciembre de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección: Tendencias para un futuro común
Autor: Sidney Weintraub
Título: Necesidades de Cooperación Técnica para las Negociaciones Comerciales Hemisféricas

B. Grupos de negociación

Los siguientes comentarios se referirán a las necesidades y posibilidades de CT en cada uno de los grupos de negociación.

1. Acceso a los mercados

Si algún grupo de negociación puede destacarse por su importancia global para las negociaciones del ALCA, es éste. El mejoramiento del acceso a los mercados por parte de los diferentes socios comerciales constituye desde hace largo tiempo el objetivo clásico de las negociaciones comerciales, y pese a la reducción de los aranceles que ha tenido lugar en los últimos años, y a la introducción de muchos nuevos elementos en el cuadro del comercio exterior, reducir las barreras fronterizas sigue siendo un objetivo sumamente importante.

Los elementos de los que se ocupa el Grupo de Negociación sobre Acceso al Mercado (NGMA) son, entre otros, los siguientes: medidas arancelarias y no arancelarias, procedimientos aduaneros, reglas de origen y normas y barreras técnicas al comercio. Estas son las esferas más importantes en que muchos países hemisféricos deben mejorar sus equipos de computación, dominar el manejo de la información, establecer bases de datos y aprender a evaluar los efectos de las negociaciones comerciales sobre su desarrollo económico global y sobre el comercio y las inversiones en los ámbitos más importantes para sus economías.

En el informe hecho público después de su segunda reunión, el NGMA hizo referencia a la actualización de la base de datos hemisféricos; el método de los cronogramas de eliminación de aranceles y el enfoque de eliminación de estos últimos, la identificación de otras medidas que afecten a los aranceles aplicados, como los recargos aduaneros y otros gravámenes; la identificación y el análisis de regímenes especiales; la notificación de los procedimientos aduaneros aplicados en el marco de acuerdos subregionales sobre preferencias; los regímenes de salvaguardia comprendidos en esos acuerdos; la identificación de medidas no arancelarias sujetas a negociaciones; los elementos de las reglas de origen, y de identificación y de eliminación de barreras técnicas innecesarias al comercio. Uno de los mecanismos que permite ocuparse de las normas y la regulación técnica consiste en establecer acuerdos de reconocimiento mutuo (ARM) en las Américas.1

El objetivo central de una negociación de libre comercio consiste en identificar y eliminar barreras al comercio; especialmente las que se aplican en la frontera (como los aranceles y medidas similares) y especificar situaciones en que los productos sean elegibles para obtener un tratamiento preferencial de libre comercio (reglas de origen). Es precisamente en estas esferas, además de la utilización de normas supuestamente técnicas para alejar los bienes externos competitivos, en que se centra la mayor parte de la negociación comercial. Son estos, precisamente, los temas de los que debe ocuparse el NGMA.  Estos temas, además de otros puntos del temario arriba indicado, pueden ser sumamente técnicos, lo que puede hacer tan valioso contar con un programa de CT.

Los temas de la CT sobre acceso al mercado pueden conocerse a través de muchas instituciones internacionales. El BID, a través del Instituto de Integración de América Latina y el Caribe (INTAL) es una de las instituciones hemisféricas que ofrece seminarios sobre temas de acceso a los mercados.  El INTAL organiza además cursos en Tegucigalpa sobre este tema y otros con él vinculados, para países de América Central, como Belice y Panamá, patrocinados por el BID y el Banco Centroamericano de Integración Económica.

Como norma, sin embargo, pese a la importancia capital de los temas de acceso a mercados, los cursos, seminarios, grupos de trabajo y similares, son abreviados, y apenas permiten arañar la superficie de los complicados temas de que se trata. Seguramente es mejor disponer de cursos breves que no contar con curso alguno. Además, se incrementaron considerablemente los conocimientos sobre temas de acceso a mercados durante el establecimiento de los grupos de trabajo y ese flujo aumentará a medida que avance la labor de los grupos de negociación. El NGMA tendrá que basarse en gran medida en los análisis técnicos solicitados por los tres organismos del Comité Tripartito. Con respecto a los países individuales que poseen escaso personal dedicado a las negociaciones del ALCA, puede ser necesario contratar a consultores experimentados en los aspectos técnicos de las reglas de origen, la determinación de normas, acuerdos de reconocimiento mutuo, etc. Quizá el elemento más importante de la CT destinada a la labor de este grupo de negociación consista en el suministro de equipos y luego en la capacitación destinada a establecer sistemas de información y hacer posible que las autoridades del país analicen el impacto de las numerosas propuestas que se presentarán. Los beneficios de esa asistencia no se limitarán a NGMA, pero éste es un ámbito adecuado para comenzar.