16 de Enero de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección: Tendencias para un futuro común
Autor: Noel F. McGinn
Título: Hacia la cooperación internacional en educación para la integración de las Américas

La ayuda de fundaciones filantrópicas

En el campo de la educación, el gobierno de Estados Unidos trabajó en colaboración directa con fundaciones filantrópicas y especialmente con las Rockefeller, Carnegie y Ford. Si bien estas organizaciones no recibían subsidios del gobierno, sus dirigentes consultaban regularmente a funcionarios gubernamentales y apoyaban explícitamente los objetivos de los Estados Unidos en la guerra fría. Su principal actividad fue el respaldo de instituciones de educación superior en el extranjero, y la selección de personas que recibirían becas de estudio en colegios y universidades de Estados Unidos. En ambos tipos de actividad, la ambición era desarrollar una

..comunidad internacional de...estudiosos...dispuestos a...colaborar en la investigación...en pro de la identificación de nuevos valores universales (Stifel, Davidson y Coleman, 1982, pág. x).

Si bien las fundaciones de Estados Unidos ya no son los principales contribuyentes a la educación en otros países, al repasar la experiencia recogida podrán comprenderse mejor los problemas y las perspectivas de la cooperación internacional. Hubo por lo menos tres estudios principales sobre la manera en que esta forma de cooperación internacional afectó al desarrollo de las ciencias sociales en los países beneficiarios: uno de ellos fue encargado por las fundaciones (Stifel et al., 1982), los otros dos critican el desempeño de las fundaciones (Arnove, 1982; Berman, 1983). Los estudios fueron realizados a fines de los años setenta y describen el comportamiento de las fundaciones en sus orígenes, y no en épocas más recientes, pero son útiles como advertencias para el futuro, más que como diagnósticos del presente.

Tres latinoamericanos contribuyeron al volumen encargado por las fundaciones. Uno de ellos, que fue jefe de planificación económica del Gobierno de Pinochet en Chile, describió los grandes beneficios resultantes del respaldo de las fundaciones gracias al vínculo establecido entre la Universidad de Chicago y la Pontificia Universidad Católica de Chile. Su argumento es que el respaldo de las fundaciones hizo posible la transferencia de conceptos y modelos de avanzada en economía. Sin embargo, un ex rector de la Universidad de Chile critica el impacto de las fundaciones sobre la educación superior en Chile, al sostener que el respaldo financiero pudo haber retardado el pensamiento creativo vinculado con los valores y la ideología (Stifel et al., 1982, pág. 257). Un segundo autor destaca las diferencias en la historia intelectual de las universidades de América Latina y las de Estados Unidos e Inglaterra. Señaló que si bien pudo haber habido (en 1982) algunas “universidades mundiales” nacientes en América Latina, es decir especialmente las que recibieron financiamiento masivo de fundaciones estadounidenses, la mayoría de las instituciones se organizaron conforme al modelo napoleónico. Afirmó además que la semilla estadounidense germinó sobre todo en Brasil, que tenía un sistema universitario subdesarrollado. La resistencia al nuevo modelo de ciencia encontró menos simpatizantes en países con firmes tradiciones de autonomía universitaria. Señaló asimismo la ironía de que la supervivencia de las ciencias sociales en los países latinoamericanos con regímenes represores sólo fue posible gracias a las fundaciones. Los dos estudios que critican la función de las fundaciones en la educación en otros países subrayan la naturaleza unidireccional de esta forma de cooperación. Se permitía a los estudiantes de América Latina estudiar únicamente economía de mercado. Los profesores importados de Estados Unidos tendían a enseñar la perspectiva dominante de su disciplina y criticaban otros posibles enfoques. Las ciencias sociales hacían hincapié en el crecimiento económico; las cuestiones de justicia social estaban explícitamente ausentes. Los temas de investigación se centraban en la resolución de problemas considerados relevantes en Estados Unidos así como en los países que recibían la asistencia. Los estudiantes que estudiaban en el extranjero regresaban a sus países capacitados para utilizar aparatos y equipos que no existían, armados con críticas al retraso de las ciencias y la educación vinculadas con bajos niveles de desarrollo, y esperando recibir atractivos ingresos y un alto nivel de prestigio. Se interesaban en investigar temas que les permitieran publicar sus conclusiones (en inglés) en publicaciones internacionales. Además, las contribuciones de las fundaciones al desarrollo del plan de estudios, la investigación y la capacitación, eran explícitamente congruentes con los objetivos de política exterior del gobierno de Estados Unidos (Arnove, 1982; Bergman, 1983).

Las observaciones más constructivas fueron formuladas por un economista del desarrollo que sostenía que, si bien era posible establecer verdades universales, la aplicación de ese conocimiento siempre está condicionada por el contexto, que varía en el tiempo y el espacio. El contacto entre los productores del conocimiento del norte y del sur es de gran importancia para la difusión de metodologías que puedan aplicarse en distintos contextos, y de aquí la importancia de respaldar empresas conjuntas gobernadas por relaciones recíprocas y simétricas.

Al mismo tiempo, el programa de investigaciones de los dos grupos deberá ser diferente. Los investigadores e intermediarios del conocimiento del norte deberán ocuparse de problemas relacionados con la interfaz entre las naciones más ricas y más pobres. En un esfuerzo especial de investigación de los “amigos del sur” podría prestarse especial atención a la forma en que las modificaciones de las políticas de las naciones más ricas podrían contribuir a la solución de estos problemas. La investigación y la gestión del conocimiento en el sur, por otra parte, deberá centrarse más en los problemas internos del desarrollo, con atención especial en la manera de mejorar la posición del sur con respecto a las naciones desarrolladas. El éxito de estos esfuerzos dependerá de la existencia de múltiples canales de financiamiento para la producción del conocimiento, a fin de asegurar la supervivencia de la diversidad en los conocimientos tanto como en la naturaleza (Paul Streeten en Stifel, et al., 1982).

[INDICE] [Presentación] [Introducción] [Evolución de la cooperación internacional en materia de educación en las Américas] [La cooperación después del nacionalismo] [La cooperación internacional como supranacionalismo] [Cooperación para el desarrollo internacional] [Resistencia a la ayuda] [La cooperación como colaboración dentro de América Latina] [La cooperación como ajuste estructural] [Situación actual de la educación en las Américas] [Situación actual de la educación] [Resumen] [Formas actuales de cooperación internacional] [La ayuda como forma de cooperación internacional] [Variedades de ayuda] [La uniformidad como consecuencia de la ayuda] [La ayuda o asistencia de organismos bilaterales y multilaterales] [La cooperación de las empresas transnacionales] [La ayuda y la asistencia de las ONG] [La ayuda de fundaciones filantrópicas] [La ayuda por intermediación de las instituciones educativas] [La cooperación internacional en forma de colaboración] [Ejemplos de colaboración en educación superior] [Obstáculos a la colaboración internacional en la educación superior] [Ejemplos de colaboración entre organizaciones no gubernamentales] [Otros ejemplos de colaboración] [Resumen] [La globalización y la cooperación internacional] [El nuevo paradigma industrial] [Implicaciones del nuevo paradigma industrial para la educación] [El nuevo modelo de desarrollo] [Bosquejo de un nuevo paradigma de educación] [Otros enfoques a la cooperación internacional en educación] [Ejemplo de colaboración regional para desarrollar un nuevo paradigma] [Notas] [Referencias]