23 de Abril de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
Revista Interamericana de Bibliografía (RIB)
Número: 1-4
Título: 1997
Sección: Artículos / Articles

2. Bibliografía selecta y anotada sobre Nicanor Parra y la prensa chilena 1969-1996

Melfi, Domingo. “Reseña de Cancionero sin nombre de Nicanor Parra”. La Nación 2 abril 1939: s/p. En la obra se acusan influencias de Federico García Lorca aunque “el contenido es lo nuestro y en ello estriba la diferencia con el modelo español”. Melfi presiente que Nicanor Parra nos entregará algun día “las más bellas estilizaciones populares cuando deje atrás la influencia que ahora le oprime”. Agrega que en la poesía de Parra se observan los motivos puros de la vida sencilla, las burlas y desaires populares, el amor a la vida, el desenfado y la fatalidad. El tono es menor revestido de sencillez. Nada más. Anota algunos ejemplos:

La niña viene de blanco
porque viene de la escuela
cuaderno lleno de trébol
estuche lleno de abejas.
De la escuela de la aldea
la niña viene de vuelta.
Sobre su pelo brillante
mojado el cielo despierta
bajo el corpiño se trae
robada una luna fresca.
¡Qué alegre viene la niña
porque viene de la escuela!

A.B.Q. Reseña de “Cancionero sin nombre de Nicanor Parra”. La Nación 2 mayo 1939, sec.3: s/p. Cancionero fue publicado por Nascimento en 1937. Escrito en romance octosilábico y hexasilábico, la obra acusa la influencia de Federico García Lorca. A.B.Q. afirma que Nicanor Parra es un poeta que en el futuro dará quehacer a los antologistas.

Latorre, Marina. “Nicanor Parra es un mar de preguntas”. Portal 4 Nov. 1966: 2+. Se entrevista a Parra. Latorre afirma que el poeta “carece de estridencia y prefiere no llamar la atención con su persona”. Ha escrito poco y toda su producción puede caber en un volumen. Parra declara en la entrevista que a él se le debe la racionalización y democratización del lenguaje poético y que antes no se podía hacer nada sin el consentimiento de París. Aclara que el primer antipoema se publicó en el año 1935 en la Revista Nueva con el título de “Gato en el camino”, según consta en los archivos del Instituto de Investigaciones Literarias de la Universidad de Chile. “Jorge Millas no me dejará mentir. Luis Oyarzún y Carlos Pedraza tampoco”. Su contribución ha sido sacar a la poesía del “pozo negro de la poesía surrealista”. Admira a Neruda. No entiende nada de pintura ni de música y no ha ido nunca al cine. Publica poco “por consideración a los señores lectores”. Las influencias más presentes en su obra son las de Aristófanes, Chaucer, Rabelais, Cervantes y Kafka; también Pezoa Véliz y Bernardino Guajardo. Su maestro supremo, sin embargo es “un autor de carne y hueso que se llama Roto Chileno, que se llama Carlitos Chaplin, que se llama Einstein”. Su antología favorita es la Antología crítica de la poesía chilena de Jorge Elliott. Es el libro de poesía chilena que salvaría de un incendio. Su consejo a los poetas jóvenes: “escriban como quieran . . . en poesía se permite todo”.

Otros tópicos en la entrevista son: la sentimentalidad (“es sentimental 100%”); su hermana Violeta Parra (“no se la ha reconocido en Chile”); don Quijote de la Mancha (su diferencia con don Quijote es que él se lanza contra los molinos de viento creyendo que son gigantes); y el matrimonio como institución (“es un templo de barro”). Declara a su hermano Roberto “señor de la poesía popular” y cita uno de sus poemas: Detrás de la zarzamora/ mataron a un afuerino/ cuatro velas tán prendiah/ a lorilla del camino.

En Oxford aprendió que emocionarse es una falta de educación y bostezar un signo de distinción.

“El poeta declarado Hijo ilustre”. La Discusión, Chillán, 10 Sept. 1967: s/p. El alcalde de Chillán presidió un homenaje público a Nicanor Parra. Se le otorgó el título de “Hijo ilustre de Chillán”. El poeta recitó el poema “Violeta Parra” dedicado a su hermana que fue una de las más destacadas figuras del folklore nacional, como también “La cueca larga”.

“Homenajes y antihomenajes”. Árbol de letras 8 julio 1968: 79+. Se anota una bilbliografía completa de la obra de Parra. Se incluyen estudios críticos en revistas y antologías del mundo entero y un perfil general de Parra como persona y como artista. Pablo Neruda, Ignacio Valente, Armando Uribe y Antonio Skármeta encomian la obra del poeta (“la poesía de Nicanor Parra se destaca por su follaje singular y sus fuertes raíces. Este gran trovador puede de un solo vuelo cruzar los más sombríos misterios o redondear como una vasija el canto con las más sutiles líneas de gracia”: Pablo Neruda, junio de 1954). Pablo de Rokha, Víctor Castro, Prudencio Salvatierra, Carlos Poblete y Gonzalo Rojas la rechazan (“poesía de ensayo efímera”: Poblete; “snob plebeyo y populachero . . .”: de Rokha;). Gonzalo Rojas le dedica un poema demoledor:

Antiparriendo, remolineando
que Kafka sí, que Kafka no,
buena cosa, roba- robando
se va Cervantes y entre yo
..................................
Publiquen grande lo que escribo
que se oiga en USA y en Moscú.
Sabes que más, Rimbaud: ni tú.
Me arrastro, claro, pero arribo
(Punto final 10 Sept. 1968)

Alone lo considera el poeta más popular entre los sucesores de Neruda. Armando Uribe declara que los poemas de Neruda y los de Parra “eran experiencias inmediatas... nuestra conciencia de la realidad personal oculta: nos abrían los ojos” (Gazeta Literaria de La Nación, 9 junio, 1967).

“Film protagonizado por Nicanor Parra causó furor entre los Beatnicks”. La Nación 7 agosto 1968: s/p. Nicanor Parra, hermano de Violeta Parra es el protagonista de una película de 55 minutos filmada en Nueva York. Su realizador, el chileno Jaime Barrios, afirma que para los Beatniks la poesía de Nicanor Parra “es la más importante de Sudamérica”.

“Una pesadilla en homenaje a Nicanor Parra”. El Siglo 8 agosto 1968: s/p. Se reseña un documental de 55 minutos en homenaje a Nicanor Parra filmado en Nueva York durante una visita del poeta a ésa. Es un documental pobre, con sonido defectuoso y cámara demasiado estática.

Antúnez, Nemesio. “Arte desde Nueva York. Nicanor Parra”. El Mercurio 31 agosto 1968: 7. Al comentar la exitosa visita de Nicanor Parra a Nueva York, Antúnez recalca que la lectura de sus poemas, Parra la realizó en el Poetry Center da la ciudad donde se le anunció como “un nuevo poeta con la autoridad de un maestro”. Antúnez cita un artículo del New York times sobre el poeta: “Físico chileno lee su poesía”. En dicho artículo, Parra anuncia: “Hago física para ganarme la vida y poesía para mantenerme vivo”.

Rauld, Carlos. “Árbol de letras. Reseña”. El Sur, Concepción, 14 Nov. 1968: 9. La revista fue publicada por Antonio Avaria y Jorge Teillier con el sello de Editorial Universitaria. La mayor parte la ocupa una entrevista a Nicanor Parra titulada “Viaje por el mundo de Nicanor Parra”. Es una síntesis inteligente y conmovedora de la personalidad del poeta, declara Rauld. Otros autores que se incluyen son José Ricardo Morales, Luis Buñuel, José Donoso, Roberto Fernández Retamar, Julio Cortázar y Mario Vargas Llosa.

Montes, Hugo. “Los sermones de Nicanor”. La Tercera 11 marzo 1969: 18. Se anuncia la publicación de Sermones y prédicas del Cristo de Elqui de Nicanor Parra en una nueva edición de Editorial Ganymedes. En los 28 poemas el poeta asume la voz de un poeta popular originario de Elqui: Domingo Zárate. Esta técnica permite a Parra el uso de varios recursos idiomáticos: lenguaje popular, frases hechas y el desparpajo, propio de la antipoesía. Montes declara que a Parra le corresponde el mérito de haber desacralizado la poesía y de proyectar la divinidad en lo trivial. La prueba está en estos “espléndidos sermones”. Parra es poeta de “genio e ingenio, un humorista y un creador”.

Valente, Ignacio. Obra gruesa de Nicanor Parra”. El Mercurio 1 junio 1969: 7. Esta nueva obra de Parra ha sido publicada por la Editorial Universitaria y constituye la suma provisoria de las obras completas del poeta, declara Valente. La ambigüedad sigue siendo la parte esencial de sus antipoemas como así el continuo juego con la perfección del sonido. Se destaca en los poemas el prosaísmo del fondo. Valente anota que hay quienes creen a Parra un autor risueño “pero es preciso subrayar la entraña trágica y angustiosa de su humor, la experiencia existencial y el alcance metafísico de su poesía”.

En Obra gruesa Parra describe la antipoesía en estos términos:

¿Qué es la antipoesía?
¿Un temporal en una taza de té?
¿Una mancha de nieve en una roca?
¿Un ataúd a gas de parafina?
¿Una capilla ardiente sin difunto?
Marque con una cruz la definición que considere correcta.

Valente analiza las influencias en la poesía de Parra. Son múltiples: Aristófanes y Catulo; el humor clásico mezclado con el desenfado malicioso del verso medieval; la ironía de Don Quijote; la poesía popular, los payadores, los cantores de cueca, el realismo anecdótico de Pezoa Véliz y el ángel de García Lorca. También se observa el surrealismo francés aclimatado por la experiencia criolla, la austeridad del poeta metafísico inglés, Eliot, Pound y el mundo nebuloso y conmovedor de Kafka, como también la evidencia del arte ‘pop’. Valente termina definiendo a Parra: “. . . persona singular e irrepetible, imperfecta y real . . . un hombre parecido a su propia obra — en la grandeza y en el límite-como los hay pocos.”

“Sonido propio”. Ercilla 3 julio 1969: s/p. Mark Strand, crítico del New York Times, ha reseñado recientemente Poems and Antipoems, una antología de Nicanor Parra con una decena de poemas inéditos. Las traducciones fueron realizadas por diez poetas, entre los que se cuentan W.S. Mervin. Strand afirma en su reseña que las imágenes de Parra son grotescas y extrañas pero nunca meramente decorativas. La simplicidad de su estilo tiene antecedentes en Rafael Alberti, Gerardo Diego, Pablo Neruda y Vicente Huidobro. Sin embargo, Parra no suena como ningún otro poeta. Strand considera a Parra un poeta nuevo pero con toda la autoridad de un maestro.

Puz, Amanda. “Nicanor Parra, poeta del ná que ver”. La Estrella del Norte, Antofagasta, 7 Sept. 1969: 5+. En esta extensa entrevista, Parra recuerda a sus enemigos y hace algunas observaciones sobre su vida y manera de ser. En realidad no tiene enemigos sino “cogoteros” como el poeta Gonzalo Rojas con el que fue muy amigo en un tiempo y Carlos Droguett que podría ser “un aspirante a cogotero pues no tiene las condiciones para merecer completamente el epíteto”. Con respecto a su persona declara ser un sentimental ciento por ciento. La vida social le cae mal. Lee los diarios solamente los domingos, y de ellos sólo la crítica literaria y los avisos económicos. Se ha casado dos veces, tiene cuatro hijos y ha publicado 5 libros. Su hermano Roberto es su jardinero. En Oxford aprendió que emocionarse es una falta de educación.

“Homenaje a de Rokha y un pelambre a Neruda: Nicanor Parra encarna decadencia de poesía”. Crónica, Concepción, 12 Sept. 1969:2. El crítico literario Ignacio Valente (José Miguel Ibáñez Langlois), Guillermo Atías (novelista), Jorge Millas (escritor), Ernesto Livacic (Subsecretario de Educación), Ruy Barbosa (rector) integran el jurado que otorgará el Premio Nacional de Literatura. Nicanor Parra aparece como el más seguro ganador. El premio consiste en 20.000 escudos. Un grupo considerable de escritores entre los que figuran Carlos Droguett, Diego Muñoz, Luis Merino Reyes y Raúl Silva Castro patrocinan la candidatura de Alberto Romero, novelista.

“Soy pacífico, pero no ando con blanduras”. La Tercera 17 Sept. 1969:1+. Nicanor Parra recibe el premio Nacional de Literatura. Él le hubiera dado el premio a Humberto Díaz Casanueva. Técnicamente le gustaría rechazarlo pues debiera otorgársele a los jóvenes y no a los viejos. Es un premio discriminatorio. Gabriela Mistral, Vicente Huidobro y Rosamel del Valle no lo recibieron.

“Nicanor Parra, biográfico y anecdótico”. El Diario Austral, Temuco, 22 Sept. 1969: s/p. Se inscribe una escueta y completa biografía de Nicanor Parra. Se incluyen las diatribas a su poesía del padre Salvatierra y de Pablo de Rokha. Rokha declara: “Parra no es nada mas que un ente plebeyo y populachero, no popular; un versificador en niveles abominables de oportunista, que pretende engañar o engañó a las manadas enajenadas de la chacota en la literatura, no al pueblo porque al pueblo no lo engaña nadie . . . , y un escandaloso y desfachatado trepador a máquina y un pingajo del zapato de Vallejo” (1968). El padre Salvatierra piensa que Versos de salón es “demasiado sucio para ser inmoral” (1965). Parra pidió que se citaran estas diatribas cuando se le presentó en un recital poético en Nueva York en 1968. En este mismo artículo, Parra declara ser marxista pero no comunista militante, pues “estoy apoltronado . . . no sirvo para la lucha”. Su gran amor es el proletariado.

Un condiscípulo. “Nicanor Parra estudiante”. El Sur, Concepción, 23 Sept. 1969: 3. Un antiguo condiscípulo de Parra lo evoca en el tiempo y la distancia. Lo recuerda seguro de sí mismo, poco convencional y un tanto irreverente. “Su personalidad era sorprendente. No obstante ser de un hogar muy humilde, jamás ello fue motivo de apocamiento. Al contrario, se sentía como el mejor. En los años de 1927-1931 los estudiantes usábamos el pantalón hasta la rodilla. Llegados al 5º de humanidades era de estilo, como cuestión de honor, llevar el pantalón hasta el pie, es decir, usar el pantalón largo. No hacerlo era señal inequívoca de menguados recursos económicos de nuestros padres, que nadie estaba dispuesto a admitir. Pues bien, Tito Nicanor cursó en 1931 su 5º de humanidades de pantalón corto; pero a él no le importó absolutamente nada”.

“Nicanor Parra”. La Región, San Fernando, 25 Sept. 1969: s/p. Nicanor Parra, al ser agraciado con el Premio Nacional de Literatura, lo rechazó técnicamente, pues no se le concedió oportunamente ni a Mistral ni a Huidobro y su monto es insignificante y no guarda relación con el esfuerzo total del individuo al cultivo del arte.

“Nicanor Parra. Premio Nacional para el antipoeta”. Vea 1582, 25 Sept. 1969: 25. Parra ganó su primer premio literario en 1937 con Cancionero sin nombre, Premio Municipal de la poesía de ese año. A los 65 años recibe el Premio Nacional de Literatura. El poeta considera que el premio es: “una propina que nos da el estado a los escritores . . . materialmente no saca a nadie de ningún apuro”. Se define como “un antipoeta, rebelde e inconformista” y declara que siempre ha estado en contra de la forma afectada del lenguaje tradicional poético. Le atrae el lenguaje periodístico de un Dovstoiewski, de un Kafka o de un Sartre.

Merino Reyes, Luis. “Nicanor Parra, Premio Nacional de Literatura”. Revista Occidente 211, Oct. 1969:33+. Merino Reyes discute el Premio Nacional de Literatura 1969 concedido a Nicanor Parra y la esencia poética del poeta laureado. Afirma que el jurado fue constituido “para premiar a Parra”. No cree que Parra sintiese desprecio por el premio y que lo considere una propina. Para él, Parra es “un poeta integral que canta para los sordos a la poesía, para los blancos ratones burocráticos, para los maníacos del devorar acompasado y logra el prodigio de hacerse oír discretamente”. Para probar su evaluación cita varios versos de Parra que ilustran su “prosaísmo pesado”.

Yo también soy de Chillán
Me dijo un alumno al oír aquello de:
Hace tiempo que estaba
Escribiendo poemas espantosos
Y preparando clases espantosas.
Terminó la comedia.
Dentro de unos minutos
Parto para Chillán en bicicleta.
No me quedo ni un día más aquí.
Sólo estoy esperando
que se me sequen un poco las plumas.

También condena el hecho de que Parra haya negado el saludo a Luis Durand nada más que porque en el pasado, éste se opuso a que se le otorgara el premio. Parra, inexorablemente, escoge “el camino del medio y enciende luces negras buscando mariposas poéticas entre pesados elementos”.

Muñoz Lagos, Marino. “Canciones rusas de Nicanor Parra”. La Prensa Austral, Punta Arenas, 1º Oct. 1969: 3. El libro nació después de un viaje de Parra a la Unión Soviética. La inspiración nació de las vivencias del viaje. En la obra Parra observa costumbres, seres y cosas de aquel país. Sin embargo también afloran evocaciones de Chile.

Montes, Hugo. “Premio a la antipoesía”. El Sur, Concepción, 5 Oct. 1969:2+. Hugo Montes reseña Obra gruesa con todos los poemas de Parra antes publicados. Lo más evidente en el autor es el lenguaje coloquial y el hecho de que siempre está conversando con su público. Esto lo obliga a emplear términos corrientes, distantes de la poesía tradicional. Son frecuentes los modismos, las frases hechas, los comienzos de refranes, los lugares comunes, el término convencional. El mal gusto está pronto a aparecer. La temática es la de siempre: amor, muerte, fugacidad de la vida, pero descansando en la palabra y no en los temas. Alude a la crítica de Ignacio Valente de la obra de Parra, siempre tan elogiosa. Falta todavía la obra definitiva de Parra, aquélla que viene con la madurez.

Quintana, Sonia. “Un personaje de frente: Nicanor Parra sin modificaciones”. En viaje 433, Nov. 1969:25+. Quintana entrevista a Parra. El poeta afirma que se le otorgó el Premio Nacional porque ha sabido interpretar los sentimientos y las experiencias del hombre contemporáneo y por haber logrado, al mismo tiempo, la universalidad y la chilenidad en sus trabajos. Piensa que las imágenes más frecuentes en su poesía son las eróticas y los ataúdes. Lo que más le atrae en Chile es la democracia- “con todos sus fraudes”-, el idioma, la familia, los amigos, el vino, las mujeres, la música. Se define como un anciano difícil. Considera a la mujer como sinónimo de conflicto. Lo más difícil es “encontrar una compañera que en el salón sea una gran dama, en la cocina, una cocinera y en el lecho nupcial una chancha. . . . La mujer tradicional y corriente, en el salón se comporta como una cocinera, en la cocina como una chancha y en el dormitorio como un gran dama”.

“Antipoeta Nicanor Parra viaja a EEUU”. En viaje 439, mayo 1970: 34. Nicanor Parra, Premio Nacional de Literatura 1969 , será único representante chileno en un recital de poetas en Estados Unidos. Participará en Washington en un recital de poetas latinoamericanos para después tomar parte en un evento literario de carácter internacional en Nueva York. La élite intelectual norteamericana considera a Parra como uno de los grandes innovadores de la poesía actual.

“Nicanor Parra pide a Cuba la rehabilitación”. El Mercurio 6 junio 1970: 35. Nicanor Parra rechaza la crítica en Cuba por haber visitado a la Sra. Nixon y manda un cablegrama urgente a La Habana pidiendo su rehabilitación a Roberto Fernández Retamar, Casa de las Américas. El poeta declara “Apelo a la justicia revolucionaria. Solicito la rehabilitación urgente. Viva la lucha anti-imperialista de los pueblos oprimidos, viva la revolución cubana. Viva la Unidad Popular”.

“Nicanor Parra versus Fidel: Yo defiendo la libertad creadora”. Últimas Noticias 13 junio 1970: 3. Parra afirma que el té con la señora de Nixon fue un encuentro de momento mientras recorría como turista la Casa Blanca con un grupo de 20 poetas de todas las nacionalidades, incluso Basko Popa de Yugoslavia, Francis Ponge, de Francia y Shintaro Tanikawa, del Japón. No fue ocasión de cambios de ideas políticas con ella. Los temas de conversación fueron estrictamente protocolares. Además, afirma a sus detractores que estuvo en la Casa Blanca el día 15 de abril, 5 días antes de que Nixon anunciara la invasión de Cambodia. Agrega que fue invitado del Alcalde Lindsay de Nueva York, el día 20 de abril. Sobre Fidel: “Si fuera justo Fidel, debiera creer en mí, como yo creo en él: la historia me absolverá”. Parra reafirma su lucha contra el imperialismo y el genocidio de Indochina, su defensa del débil contra el poderoso y su apoyo a los postulados de la revolución cubana que permanecen inalterables. Lo que él nunca aceptará es “la limitación de la libertad creadora del artista sea cual fuera el pretexto”.

“Antipoeta Nicanor Parra: Apruebo la revolución cubana, pero como escritor reclamo la libertad”. El Mercurio 14 junio de 1970: 43. Después de ser rechazada la apelación para ser nuevamente jurado del Concurso Literario Internacional que auspicia el organismo cubano, Parra opina sobre la libertad: desaprueba las persecuciones y el aplastamiento. Se considera víctima de la opresión pues se le niega la libertad de expresión. Por ahora, trabaja en dos libros: Artefactos y Palabras obscenas. Declara que es un error grande pensar que los “artefactos son pronunciamientos políticos. Son parlamentos dramáticos”.

Pinto, Silvia. “Apruebo la revolución cubana pero como escritor reclamo la libertad”. El Mercurio 14 junio 1970: 43+.  La Casa de las Américas en la Habana ha rechazado la apelación de Parra para volver a ser jurado del concurso literario internacional auspiciado por la revista. Fue destituido por haber visitado la Casa Blanca y tomado té con la esposa del presidente Nixon. Parra afirmó que la visita fue estrictamente cultural. Defiende su libertad de expresión y su libertad integral y a la vez afirma y aprueba los principios de la revolución cubana: “yo no he cortado con Cuba. Sigo con puertas y ventanas a todo contacto”.

Serrano, Elisa. “Nicanor Parra: ¿Beatería o justicia revolucionaria?”. El Sur, Concepción, 18 junio 1970: 58. Luis Merino Reyes, presidente de la Sociedad de Escritores de Chile defiende el repudio de la Sociedad a Parra por haber visitado la Casa Blanca y declara que Parra antepone a todas las cosas, a Parra. Serrano afirma por el contrario, que la actitud de Cuba en contra del poeta es pura beatería, “beatería comunista intransigente”.

“SECH, opina sobre caso del poeta Nicanor Parra”. Última Hora 25 junio 1970: 2. La Sech estima bastante desafortunado el hecho de que “un escritor chileno Premio Nacional de Literatura y catedrático, de reiterada figuración izquierdista, haya visitado la Casa de Gobierno de los Estados Unidos, en el mismo momento en que los más relevantes valores de la intelectualidad y del estudiantado norteamericano protestan por la guerra de exterminio en el sudeste asiático”.

“Declaración de La Sociedad de Escritores de Chile sobre Nicanor Parra”. El Siglo 25 junio 1970: 8. Se condena la visita de Nicanor Parra a la casa de gobierno de los Estados Unidos “en el mismo momento en que los más relevantes valores de la intelectualidad y del estudiantado norteamericano protestan por la guerra de exterminio en el sudeste asiático”. Se recalca que el escritor chileno aparece como de “retirada figuración izquierdista”. Sin embargo después de esta visita la SECH considera que Parra se ha marginado de la izquierda chilena.

Merino Reyes, Luis. “Más palos para Parra, por chueco”. Puro Chile 30 junio 1970: 5. Se reproduce textualmente una declaración de Luis Merino Reyes, presidente de la Sociedad de Escritores de Chile. Éste refresca la memoria a Nicanor Parra “que queda nuevamente como la mona”. A raíz de su visita a la Sra. Nixon, Parra fue descalificado como jurado de la casa de las Américas. Los intelectuales y estudiantes norteamericanos, en ese instante, protestaban por la guerra de Vietnam. Parra, declara Merino Reyes, pidió ser oído en la SECH y luego rechazó la invitación cuando supo que ese mismo día Ionesco visitaría la sede. Luego cambió de idea y se retrató con Ionesco.

Parra siempre se complace en “hacer propaganda a su persona”. Fue acompañado a la SECH por toda su familia. Se mostró “feliz de mantenerse ambiguo y no sectario, de ser un corcho en vez de un hacha, aunque la historia no se haga ‘precisamente con flotadores’ ”. Tal vez hubiese sido mejor que el poeta después de “colarse en la Casa de gobierno norteamericana, no hubiera regresado a Chile a proclamarse pro-cubano y partidario de la Unidad Popular. Pero no ¿será exigirle demasiado a este ególatra y sexagenario Hippie?”, se pregunta Merino Reyes.

“Una conversación con Nicanor Parra, el ingeniero número uno”. Paula, 67, julio 1970: 46+. Parra en la entrevista define a los que llama los “robots” de la sociedad. Son aquéllos que tienen una mentalidad de esclavos. Modelos de robots afirma, son la policía, los tontos solemnes, los conformistas incondicionales, Carlos Droguett, “como escritor es mediocre y como persona es un hijo de p..”. Mahfud Massis, un individuo que no sabe pensar por sí mismo, un resentido literario. Luego se refiere a la Sociedad de Escritores de Chile y declara que “allí estan los burócratas de la literatura, los que no escriben y por eso tienen tiempo para la burocracia”. Los verdaderos escritores tienen mucho que hacer, escribiendo. Afirma que no es anti-izquierdista y tiene muchos puntos en común con la izquierda: es anti-imperalista, está en contra de la guerra de Vietnam, la discriminación racial y la discriminación de los pobres por los ricos. No cree que la izquierda es “la única dueña de estas ideas”.

Parra, Nicanor. “Carta abierta a su Excelencia el Presidente de la SECH”. El Mercurio 5 julio 1970: 44. Parra afirma que la SECH es “el Pentágono del pensamiento chileno. Con sus matones y su Escuadrón de la Muerte”. Declara que frustró el cuadrillazo que le tenía preparado la SECH cuando se presentó en la sede con su familia. Afirma que está preparado para pelear a la chilena “a pata y combo y gargajo al ojo”. La carta está dirigida al presidente de la sociedad de escritores de Chile (SECH), Luis Merino Reyes. En la carta afirma que “nuestros enemigos no son los marxistas ni los capitalistas” sino los pelotudos de siempre (no se ponga colorado), los tontos solemnes, los conformistas tradicionales tanto de derecha como de izquierda. En una palabra, “los robots”.

Trauco. “La Jauría discreta y mesurada”. PEC, 360, 10 julio 1970: 20+.  Carlos Droguett y Pedro Fuentes Riquelme atacan a Parra en sendos poemas a raíz de su visita a la Casa de gobierno norteamericana. Lo acusan de querer vender a Chile, Cuba, Vietnam, Camboya y Ché Guevara. Lo tratan de “bellaco, basura temblorosa y gusano”. Terminan afirmando que Parra no tiene idea de lo que es poesía.

El autor del artículo defiende a Parra y declara que los comunistas tienen sus preferencias y a Parra le “soltaron la jauría aullante” lo que nunca hicieron con Neruda un “Buda inconmovible en su pedestal de vate oficial del Kremlin”.

“Nicanor Parra y la libertad de expresión”. La Prensa, Osorno, 7 agosto 1970: 3. La Casa de las Américas en Cuba descalificó a Parra como jurado en un concurso internacional por haber tomado té con la señora Nixon en la Casa Blanca. El cronista piensa que la sociedad de Escritores de Chile es una institución comunista y sectaria por haber también condenado al poeta. La declaración de esta entidad se hizo en reunión privada y sin consulta de la asamblea. Parra declara que no aceptará tutores idelógicos ni medidas represivas para acallar su voz.

Vargas Saavedra, Luis. “El Arcoiris de Nicanor Parra”. El Mercurio 6 septiembre 1970: 3. Vargas Saavedra declara que 10 ó 20 poemas de Parra resumen todos los demás. Su poesía es “una gruesa cuerda en el guitarrón, pero sólo una”. El poeta ya tiene dos alternativas: repetirse or dulcificarse. No alcanza “la variedad o grandeza de un Rimbaud o de un Vallejo”. Ya ha dicho: “ya no me queda nada por decir. Todo lo que tenía que decir ha sido dicho no sé cuántas veces. En cuanto a su religiosidad es procaz. Para él, “. . . por ahora la cruz es un avión, una mujer con las piernas abiertas” (Parra, “La Cruz”).

“Nicanor Parra” - Desfile 7, 10 enero 1971: 16. Debido a que el antipoeta se tomó una taza de té con la señora Nixon en la Casa Blanca se le excomulgó como jurado del concurso literario Casa de Las América en Cuba. En uno de sus artefactos Parra exclamó: “mi estómago puede que esté en Estados Unidos, pero mi corazón está en Vietnam”. Este artefacto de disculpa no le sirvió a Parra para nada. No todo fueron penurias para Parra en 1970. El teatro de la Universidad Católica dramatizó lo mejor de su Obra Gruesa bajo el título Todas las colorinas tienen pecas.

“Nicanor Parra: antipoeta”. La Unión, Supl., Valparaíso, 27 junio 1971, 7: Se anuncia la reedición de Poemas y Antipoemas de Nicanor Parra por Nascimento. El prólogo es de Federico Schopf, joven investigador de la obra de Parra.

“Nicanor Parra: antipoeta”. La Unión, Supl., Valparaíso, 27 junio 1971: 7. La Editorial Nascimento trata de editar textos de autores de valía a costo no prohibitivo. Poemas y Antipoemas de Nicanor Parra se ha incluido entre los textos editados con un prólogo de Federico Schopf que se ha dedicado a la obra del poeta nacional.

“Nicanor Parra de Profesor”. El Industrial, Llanquihue, 4 julio 1971; 3. Se anuncia que Parra dirigirá un curso de redacción literaria en español en la Universidad de Columbia el próximo septiembre. Su obra se dio a concer en Chile en 1927 y desde entonces sus libros han sido traducidos a todos los idiomas. Parra es el principal representante de la poesía desacralizadora en Chile. Su poesía va hacia los lugares comunes donde el hombre se reúne diariamente: el bar, la calle, “esos lugares donde la poesía nerudiana no alcanzó a llegar”.

Parra habla en la lengua “con que suele el pueblo hablar a su vecino” (expresión clásica de la Edad Media).

“Nicanor Parra de profesor”. El Industrial, Llanquihue, 4 julio 1971: 3. Se anunció por el profesor Frank McShane, presidente de la división de escritura de la Facultad de Arte de La Universidad de Columbia en Nueva York, el dirigimiento de un curso de redacción literaria en español por el poeta chileno Nicanor Parra.

“Yo, confabulador de siete suelas”. PEC 417, 3 septiembre 1971: 13. Se alude a la personalidad contradictoria de Nicanor Parra, y a la vez a la crítica contradictoria en relación a su obra. Además se analizan algunos de los poemas de Parra como “Un hombre”, una pintura despiadada de la condición humana. La vulnerabilidad lastimosa del hombre, observada allí aparece en muchos de sus poemas, a veces en forma grotesca.

Krahn, Fernando. “Nicanor Parra: Una entrevista frustrada”. Revista EAC 2, año 1972: 78. Se describe la casa de Parra y se comenta su personalidad: “. . . tras una apariencia sencilla, buena, abierta, se esconde un alma llena de recovecos y matices”. De Violeta Parra, afirma: “Yo soy Violeta. Éramos muy distintos pero al mismo tiempo iguales, pese a que yo fui educado en Oxford y ella era prácticamente iletrada”. Resiente que se le considere “over clever” que traduce como “se cree la muerte”.

Se declara admirador de todo lo inglés, pues allí se respeta al ser humano.

Esta es la cuarta vez que la revista acude a la casa de Parra a entrevistarlo. Parra no entregará las repuestas al resto de las preguntas hasta “en unos días más”.

“Nicanor dispara”. Qué Pasa 44, 17 febrero 1972, 44. Se repasa a grandes rasgos la vida y la obra de Nicanor Parra y se enumeran los diferentes oficios que ha tenido: “pastor de ovejas, vendedor ambulante de joyas falsas, escribiente de notaría, inspector de patio en el Internado Barros Arana, suche del Ministerio de Educación, comerciante minorista, Director suplente de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Chile, Director del Departamento de Física de la misma Universidad, profesor de cueca en Valdivia, ‘wondering scholar’ en la Universidad de Yale”. Parra habla igual que escribe y escribe tal cual habla. Las preguntas esterotipadas de la entrevista tradicional no resultan con él, pues las da vueltas en contra del entrevistado. “Capta al vuelo segundas o terceras intenciones”.

“Premios nacionales de Literatura”. El Día 16 de abril 1972, 10. El articulista afirma que Nicanor Parra, Premio Nacional de Literatura de 1969, se describe a sí con sus propios versos. Luego pasa a dar una idea clara de qué es la antipoesía de Parra, a la vez que resume su contribución: “Vulgarizó la poesía, la sacó de la calle, la bajó hasta el pavimento y la hizo circular vestida de trabajo y traducida en simple al pueblo”.

Promis, José. “Difusión de la antipoesía”. El Mercurio 28 mayo 1972: 6 Se reseña una antología de Nicanor Parra que reúne una selección de su obra desde 1944 hast 1969: Antipoemas. La introducción y selección son de José Miguel Ibáñez-Langlois, más conocido como Ignacio Valente. En la introducción, Valente trata de determinar la significación de la antipoesía. Afirma que su función básica es “desmistificar al hombre y al mundo”. Agrega que a pesar de “su actitud combativa frente a todo lo anterior, el antipoeta es un heredero de la tradición”.

Artefactos dibujados que levantarán polémica”. Qué Pasa, 63, 29 junio 1972: 1. Se anuncia la próxima publicación de Artefactos de Nicanor Parra. Los antecedentes son epigramas y grafiti, principalmente la tématica política, religiosa o poética. Los dibujos a las páginas sueltas interpretan cada poema. Ejs: “Con el papa, ni a misa”.

“Nicanor Parra: antipoemas y artefactos”. Ercilla, 1934, 9 julio 1972: 34+. Se transcribe un diálogo entre Manuel Durán, experto en Literatura Latinoamericana de la Universidad de Yale, y Nicanor Parra. Este diálogo se publicó originalmente en la revista Plural de México. En la entrevista Parra recuerda su vida, acusa sus influencias, comenta sus antipoemas y define cuál es el público para quien escribe: “El ideal es que la obra sea comprendida por todos: obreros, estudiantes, escritores, profesores . . . Yo quisiera ser entendido por jóvenes y viejos, ricos y pobres, hombres cultos y analfabetos. . .” Por eso, afirma, “sus poemas siempre tienen por lo menos dos puntos de su mira o varios, y así interesan por un motivo a un grupo y por otro motivo a otro”.

Rojas, Manuel. “El mejor poeta de Chile”. Clarín 22 septiembre 1972: 5. Manuel Rojas declara que Nicanor Parra fue por mucho tiempo el favorito de la izquierda latinoamericana hasta que aparecieron fotos de él y la señora Nixon en la Casa Blanca. Cuando se le censuró por esto, insultó, contestó mal e incluso trató a Carlos Droguett de hijo de puta. Rojas afirma que Parra olvidó su ingenio y su gracia y “se le cayó la gramática”.

“Parra, una cueca larga”. Clarín 25 septiembre de 1972: s/p. Para la vida amorosa de Nicanor Parra no hay mejor documento que el reportaje-confidencia que le hiciera Antonio Skármeta. En él, Skármeta le recuerda a Parra que Mario Benedetti dijo que él tenía tantos matrimonios como libros. Parra reconoce que ha tenido muchas mujeres. Lo ilustra con un artefacto: “tantas, tentas, tintas, tontas, tuntas”.

“Nicanor Parra” El Diario Color, Concepción, 25 octubre 1972: 3. En una semblanza literaria se comunica que Nicanor Parra permanecerá un año en los Estados Unidos con una beca Guggenheim preparando una antología en español de poetas norteamericanos. Se remata el artículo, afirmando que “su conducta moral hizo creer a muchos jóvenes escritores que se podía ser ‘avanzado’ y también gozar de los beneficios de la sociedad neocapitalista”. Los intelectuales cubanos rechazaron “su adhesión revolucionaria por su actitud no clara frente a los agresores de Vietnam”.

“Nicanor Parra: Antología rusa”. 16 enero 1973: 20.  Ediciones Nueva Universidad de la Vicerrectoría de Comunicaciones acaba de publicar una antología rusa realizada por Nicanor Parra. Algunos nombres de poetas seleccionados por Parra: Alexander Blok, Boris Pastenak, Alexei Surkov, etc.

S. “Parra: ex poeta”. Ramona 64, 16 enero 1973: 21. Se reseña Artefactos, de Nicanor Parra, una colección de tarjetas ilustradas con dibujos y fotos publicados por la Universidad Católica. El reseñador, “S”, declara que Parra fue poeta por sus innovaciones formales que “influyeron poderosamente en las tendencias más modernas del arte poético . . . al hacer versos cotidianos y documentales de la realidad más cercana y vital del hombre de nuestros tiempos . . . su obra ha sido estudiada en Chile y en otros países con gran interés por tratarse de una vertiente renovadora de la poesía chilena”. Sin embargo, S afirma que con Artefactos Parra se acabó como poeta. Las frasecitas ingeniosas del poeta, su prosa irreverente y rebelde es más bien penosa. Son tarjetas para mandar a los enemigos, son más bien “esclerosis artística”. El anarquismo y nihilismo ya están viejos. Parra no logra disimular “su resentimiento contra la Revolución Cubana y su animadversión hacia la Unidad Popular”, y sus chistes contra los gringos son sólo para despistar. Después de leerlo, a “S” le dieron ganas de gritar, ¡Viva Violeta Parra!

“Artefactos”. Ercilla 1957: 17 enero 1973: 38. Artefactos consiste en una caja sellada de cartón blanco. En dos montones sin orden alguno descansan 200 artefactos o tarjetas postales con diagramación notable de Guillermo Tejada. Ejemplo de uno de los textos en el reverso de las tarjetas: sobre un globo terráqueo un individuo se queja diciendo, “Condenado a vivir en un mundo que nadie creó y donde sólo se permite morir”. Los textos los garabatea Parra.

“Parra: los temibles artefactos”. Ercilla 1959, 31 enero 1973: 41. Se anuncia la publicación de Artefactos, la obra más reciente de Parra. Consiste de una caja que encierra 242 tarjetas postales con ilustraciones, epigramas y grafitis o “artefactos”, según la denominación del autor. Los artefactos tienen contenido ético. Son un ataque despiadado a “las costumbres de la sociedad, los hábitos políticos y las prácticas religiosas”. Con esta obra, declara el articulista, Parra, se convierte en un moralista, como el marqués de Sade.

J.H. “Una antología insuficiente”. Chile Hoy 39, 9 marzo 1973: 24. La antología de Nicanor Parra de poetas rusos contemporáneos realizada en 1964 en Moscú con asesoría lingüística de Agustín Manzo y Vicente Arana incluye 31 autores y ha sido publicada por la Universidad Católica. La edición bilingüe es, según J.H., una colección demasiado fugaz, exclusiva, particular y estrecha de una poesía rica y profunda. El lector queda insatisfecho.

R.V.H. “Artefactos”, La Prensa 10 de agosto 1973: 2. Se define qué es un artefacto y se subraya la composición de la obra. Artefactos está compuesto de poemas objeto. Se trata de un conjunto de cartulinas del tamaño de naipes que en el anverso trae poemas. Pueden servir de tarjetas postales. Los principales temas que desarrolla el autor en sus tarjetas son: la existencia de Dios, el repudio de la Iglesia, problemas con Fidel Castro. La gráfica es de Guillermo Tejada. En Santiago, se declara, Artefactos ha pasado inadvertida, pero ha sido objeto de numerosos estudios en Estados Unidos. El humor negro y el absurdo predominan en las leyendas.

“Bajo palabra”. Últimas Noticias 14 de abril 1974: 5. Ha quedado oficializada la incorporación de Nicanor Parra a la Academia chilena de la Lengua como Miembro de Número. El discurso de ingreso de Parra se titularía “Obra inédita”. Jorge Millas o Hugo Montes serán los encargados de recibirlo.

Valente, Ignacio. “El Quebrantahuesos”.  El Mercurio 31 agosto 1975, Sec.3: s/p. El Quebrantahuesos es un diario mural que por los años 52, Nicanor Parra y otros coautores exponían en el centro de Santiago, produciendo reacciones de sorpresa y algunas veces de escándalo de parte del público. La revista Manuscritos de la Universidad de Chile rescató mediante cuidadosas reproducciones fotográficas algunas páginas perdidas de este diario mural. Son parodias de artículos de prensa del discurso poético tradicional, de avisos publicitarios, necrológicos, profesionales, etc. En esta “poesía bruta” hay elementos muy significativos de la evolucíon poética de Parra en la que se anticipan recursos frecuentes del “pop art” y del “concept art” posterior. Valente recomienda el documento a quienes quieran estudiar los nuevos rumbos de la poesía chilena en los comienzos de la década del cincuenta.

“En Tierra de Nadie”. El Cronista, Supl., 14 Nov. 1976: 5. La información está tomada de una edición reciente de La Nación de Buenos Aires. Se comentan los antecedentes del repudio internacional a Parra por parte del oficialismo de izquierda. Al quebrarse su amistad con Pablo Neruda, se inició el ostracismo de Parra. Una de las consecuencias más serias del repudio a Parra se produjo al excluírsele de la comida anual organizada por el Centro Norteamericano del PEN Club. La invitación que inicialmente se le formuló fue cancelada debido a objeciones de los escritores de izquierda. También le fue cancelada la invitación a asistir a un festival internacioal de poesía. La izquierda internacional sólo condesciende con “los adictos internacionales y con los idiotas inútiles”. El poeta satirizó al gobierno socialista chileno en su obra Artefactos. Parra no goza del favor de la junta gobernante. Así se le paga a Parra por su decisión de permanecer en su patria.

“Cine. Antipoemas en 16 milímetros”. Ercilla 2162, 5 enero 1977: 49. Cachureros es una película sobre la vida y obra de Nicanor Parra. Fue iniciada hace tres semanas por Foco film. Lo referente a la antipoesía de Parra se filmó en su casa de Isla Negra y en el cementerio; lo correspondiente a su vida, en La Reina y Chillán. “Será un documental con entrevistas al poeta y una serie de escenas de ficción para mejor proyectar el sentido de la antipoesía parriana”. Parra también intervendrá reconstruyendo recuerdos de su niñez.

Labra, Pedro. “Hojas de Parra y uvas verdes”. El Cronista, Supl., 2 feb 1977: 13. Se reseña el espectáculo Hojas de Parra con poemas de Nicanor. La obra Hojas de Parra es una mezcla de teatro, circo y poesía . Participan interprétes dramáticos, artistas circenses, modelos y extras. Poemas inéditos de Parra, rimas de Bécquer y una banda de circo resaltan en la obra. Por el escenario pasan la proclamación electoral de un candidato presidencial, un entierro, un banquete anual en honor del poeta desconocido, un homenaje a Violeta Parra, un mendigo nieto de Tolstoi, números de tonies, equilibrismo o malabarismo, y muchos más.

“Obra teatral critica política del gobierno”. La Segunda 28 febrero 1977: 3. Se reseña la obra “Hojas de Parra” basada en antipoemas de Nicanor Parra. Se la considera “una abierta crítica al proceso iniciado por el gobierno militar que desterró el régimen marxista e inició un claro camino de recuperación en lo económico, social, administrativo, y político”. La mayor parte del público sale disgustado, afirma el artículo, pues se considera a los actores, como ciudadanos de este gobierno, “equilibristas de un circo rasca plagado de muertos”.

“Teatro Sobre Parras y tumbas”. Ercilla 2170, 2 marzo 1977: 58+. En Hojas de Parra el antipoeta Nicanor Parra rompe varios años de silencio con su colaboración de algunos textos inéditos que proporcionó a los actores que elaboraron la obra. Son de caracter ideológico y reproducen el individualismo de Parra:

Nadie le pondrá fin a la inflación
Nadie reducirá los gustos públicos.
Nadie equilibrará la balanza de pagos
Nadie respetará nuestros derechos
¿Quién hará realidad nuestros sueños?
¡Nadie (Corean los manifestantes)
¿Quién solucionará nuestros enigmas?
Nadie.
¿Quién sacará la cara por nosotros?
Nadie . . . .

“Por insalubre clausuraron Carpa- Teatro “La Feria”. El Mercurio 6 marzo 1977: 47. Por falta de sistemas de seguridad contra posibles incendios y deficiencias en las instalaciones higiénicas, inspectores del Servicio Nacional de Salud clausuraron la carpa La Feria. En la obra Hojas de Parra que se estaba presentando allí, se ponía de manifesto el pensamiento inconformista del poeta Nicanor Parra, “quien tradicionalmente, a través de sus escritos, se ha rebelado contra los poderes políticos, los valores de la democracia y además se ha burlado de las posturas sustentadas al igual por todos los sectores del pensamiento”.

“Si cumplen requisitos sanitarios, carpa-teatro volverá a funcionar”. La Tercera 8 marzo 1977:35. Se clausuró la carpa La Feria en la comuna de Providencia por no cumplir requisitos sanitarios y por insalubre. Se presentaba Hojas de Parra inspirada en textos del poeta Nicanor Parra. Unas 40 personas trabajaban en la producción. El director titular del área metropolitana del servicio nacional de Salud, Dr. Guillermo Morales, declaró que la carpa no cumplía con las exigencias sanitarias: “el agua la traen con manguera de una casa vecina, sólo tienen dos baños para 700 personas y un sólo extinguidor de incendios”.

Montecinos, Yolanda: “La Hoja de Parra”. Últimas Noticias 8 marzo 1977: s/p Se reseña “Hojas de Parra” obra teatral basada en antipoemas de Nicanor Parra. Montecino afirma que el espectáculo, fruto de improvisación colectiva, es panfletario y sigue las líneas del teatro de denuncia y del absurdo. Además, hay numerosas alusiones a la política nacional y garabatos a granel.

“Desconocidos lanzaron antorcha con bencina sobre la lona. Fue incendiada la carpa La Feria”. El Mercurio 12 marzo 1977: 24. Desconocidos lanzaron antorchas con bencina sobre la lona. Se presentaba la controvertida obra Hojas de Parra. La Municipalidad había suspendido el permiso al teatro-carpa. El contenido de la obra “había provocado reacciones contrarias de parte de algunos espectadores y vecinos lo que motivó que el alcalde cancelara el permiso municipal para que continuara funcionando la carpa”. La carpa será desmontada y retirada de la comuna.

P.L. “Hojas de Parra”.  Después del café-teatro, el teatro-circo-poesía. El cronista dominical 20 marzo 1977:12. La obra se escribió con la asesoría de Nicanor Parra. No es la primera obra teatral de Parra. En 1969 se estrenó Todas las colorinas tienen pecas, también inspirada en su obra. La diferencia, declara el director Varell es que ésta carecía de una estructura coherente. Hojas de Parra tiene números circenses, un homenaje a Violeta Parra escrito por Nicanor, un banquete al poeta desconocido, un entierro, una proclamación electoral, personajes sorpresas, etc. Neruda dijo de Parra que tenía el don de unir lo sofistificado con lo popular.

Leiva Oyarzún, Héctor. “Antipoemas de Nicanor Parra”. La Prensa, Curicó, 6 julio 1977: 3. Se reseña Antipoemas, antología de Nicanor Parra que comprende su obra desde 1944 a 1969. En la introducción, el sacerdote-escritor, José Miguel Ibáñez Langlois, da una visión panorámica del poeta afirmando su postura avezada y rebelde tanto en lo estético como en lo ideológico, dentro del marco de la poesía contemporánea. Su nombradía se inició con Poemas y antipoemas (1954). En uno de sus poemas es el mismo Parra el que define el estilo de la antipoesía y trata de desentrañar la esencia del antipoeta:

¿Qué es la antipoesía?
¿Un temporal en una taza de té?
¿Una mancha de nieve en una roca?
¿Un ataúd a gas de parafina?
¿Una capilla ardiente sin difunto?
Marque con una cruz
la definición que considere correcta.

La antipoesía de Parra es humana, “terrícola”, anárquica y esencialmente chilena; ingeniosa, estrafalaria y contradictoria. A Parra le tiene sin cuidado la belleza de la forma o expresión. Le importa solamente ser esencial.

“Poemas para colocar en la solapa”. La Cruz del Sur, Ancud, 6 agosto 1977: 3. Se comenta principalmente la obra de Parra Artefactos, de poemas cortos de lenguaje cotidiano que “encierran generalmente una sola idea o una imagen que se sostiene con leyes propias. Muestra que todo tema es poetizable”.

Se declara que el arte de Parra es difícil de imitar y de plagiar pues es “una actitud, una poética, fruto de muchos testamentos de formadores o maestros como Cardenal, Lihn, Neruda, Rokha, etc”. Cárdenas recomienda la lectura de “Conversaciones con Nicanor Parra” de Leonidas Morales (Anejos de Estudios Filológicos 4, Universidad Austral de Chile, 1972).

“Bajo palabra”. Últimas Noticias 18 sept. 1977: 5. Cachurereo es el título de la obra en que trabaja actualmente Nicanor Parra. En ella el poeta da vida a objetos varios.

“En carpa estrenan Hojas de Parra”. La Segunda 9 noviembre 1977: 26. La obra con poemas de Nicanor Parra, pretende obtener una comunicación directa con el público . . . Esta obra cuenta con elementos de circo, payasos y malabaristas.

“Nicanor Parra. Tras cinco años de silencio, lanzó Sermones y prédicas del Cristo de Elqui en una edición limitada”. Ercilla 2209, 30 noviembre 1977: 59+. En 27 poemas, Parra hace hablar al Cristo de Elqui. En otros, se expresa él mismo. El Cristo de Elqui fue Domingo Zárate Vega. En 1930 apareció rodeado de 12 discípulos y en el pueblo de Hurtado en el valle de Elqui. Se le describe: “Vestía túnica y mantos. La cabellera del Cristo era larga y ondulada; su luenga barba tiene dos puntas. . . predica los evangelios, con versiones a veces bastante personales del sermón de la montaña o de las parábolas de Jesucristo”.

“Incendio intencional en el Teatro - Carpa la Feria”. Qué pasa 345, 1 Dic. 1977: s/p. Desconocidos lanzaron antorchas ayer y destruyeron el 50 por ciento de la carpa. Dicha obra ha sido objeto de una intensa polémica ya que para muchos en ella se enjuicia la actual labor del gobierno.

Carrazco Fernández, Rolando. “Nicanor Parra, nuevo académico de la lengua”. La Estrella, Valparaíso. 26 marzo 1978: 26. Parra en el artículo define su antipoesía como “el poema tradicional enriquecido con una savia surrealista criolla” y denuncia con amargura “los vicios del mundo moderno”: “El mundo moderno es una gran cloaca los restaurantes de lujo están atestados de cadáveres digestivos y de pájaros que vuelan peligrosamenta a escasa altura . . . Tratemos de ser felices recomiendo yo/ chupando la miserable costilla humana/. . . Por todo lo cual cultivo un piojo en mi corbata/ y sonrío a los imbéciles que bajan de los árboles”. Sermones y prédicas del Cristo de Elqui (1977), basada en la vida de Domingo Zárate que por los años treinta recorrió pueblos y ciudades predicando, ha recibido elogiosos comentarios, especialmente de Fernado Durán y José Miguel Ibáñez Langlois. Ambos críticos perciben en esta obra un sentido religioso.

“Premios nacionales de Literatura. Nicanor Parra (1969)”. La mañana, Talca, 9 junio 1978: 6. Tempranamente, los críticos advirtieron que Parra traía una poesía nueva. Esto desconcertaba, desorientaba y atraía. El repudio a esta nueva poesía fue a veces brutal. Cuando Parra publicó Versos de Salón, las referencias con que se trató de definir esta nueva poesía fueron demoledoras: “en esta poesía, se habla a gritos gesticulando como al comienzo de una riña . . . esto no será jamás poesía, ni lo será mientras el mundo no reviente”, pronunció un crítico.

Silva, Manuel, “Nicanor Parra. Todo es poesía”, La Tercera, Supl., 23 octubre 1978: 2+. Se entrevista al poeta. Declara que estudió en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, y también un año en la Escuela de Ingeniería. Sin embargo, su formación científica la obtuvo en la Universidad de Brown donde estuvo por dos años. A pesar de su fama, se siente pequeño y no cree haberse endiosado. Recibe en su parcela de La Reina, donde un rústico letrero “Parroquia del Cristo de Elqui”, da la bienvenida al visitante. De pelo largo y jeans y con una vitalidad desbordante contempla a su hija Colombina de seis años jugando en el jardín. Está a favor de la intuición con la cual percibimos el mundo tal cual. Con la inteligencia y el análisis lo único que logramos hacer “es un caldo de cabeza”. Escribe todos los días “por compulsión”.

“Antiopiniones. Parra habla de literatura”. La Tercera 23 octubre 1978: 2+. Parra, en una entrevista, habla de influencias en su poesía y de cómo nació su antipoesía. De niño, reconoce la influencia de Alejandro Flores. Luego, las de Magallanes Moure, Neruda, Huidobro, García Lorca, Alberti, Juan Ramón Jiménez y Cernuda. También afirma la influencia lingüística de su madre. Considera a Kafka y Whitman, “influencias definitivas” en su obra. La influencia del circo chileno es además una fuerza fundamental en su poesía. En el ambiente circense “el tony es el espíritu del bien y el payaso el espíritu del mal: inocencia contra astucia”. Agrega que para el Oriente la virtud máxima es el candor; y en cambio para el occidente es la astucia. “El antipoeta tiene que vencer a las acrobacias líricas y también tiene que ser candoroso”. Declara que la influencia folklórica no la absorbió desde el comienzo, pero afortunadamente se reintegró a lo popular después. Afirma que su antipoesía nació como una reacción contra la poesía tradicional. En la actualidad, su poesía se ha hecho respetable y es aceptada como un valor cultural. Incluso se ha incorporado a los planes de la Enseñanza Media; y no ha perdido ni “su fuerza expresiva ni capacidad protestaria”. Declara escibir para aquella zona de sí mismo que es común a todos como en el Martín Fierro que está escrito en el lenguaje de la tribu. Dentro del idioma español “no existe un poema más grande”.

Carlos M. “Antecedentes de la poesía joven actual”. El Sur, Concepción, Supl., 3 diciembre 1978: 12. Se afirma que Nicanor Parra, poeta de la generación del 38 ha formado escuela y ha ejercido una notoria influencia en los escritores jóvenes. Se manifiesta en, “el tono regional, el uso de imágenes excéntricas y la denuncia crítica de la rutina diaria”. Se agregan, más adelante, otros comentarios certeros sobre su estilo como: “encierra en su visión del mundo una simplificación deliberada, una síntesis directa y específica de la decadencia moderna. Su forma de expresión es cotidiana, y a menudo usa muletillas que le sirven para afirmarse, como lo hace César Vallejo”. Las imágenes que usa son “concretas, absurdas, y carentes de sentido lógico, cargadas de una conciencia del pecado, del fracaso, llenas de una cólera que trasunta, por ejemplo, en su famoso ‘Autorretrato’ ”.

Los comentarios críticos están basados en Cancionero sin nombre (1937), Poemas y antipoemas (1954), La escuela larga [sic: La cueca larga] (1957), y Versos de salón (1962).

“Perfil literario.   Nicanor Parra, antipoeta”. El Mercurio, Supl., Valparaíso, 9 abril 1979: 4+. El articulista afirma que Parra, no proyecta unidad sicológica en su obra Artefactos y “pierde su identidad anterior, explota y se desintegra”. Sin embargo, hay que recalcar que cada una de las partes de esta obra es autosuficiente.

En el artículo se proyecta además, una evolución del anti-héroe, se atenta una antidefinición del poeta y se perfila al Parra de hoy. Parra se despide con un comentario irónico: él es inteligente y se le nota demasiado, en cambio a Neruda no se le notaba mucho. Los dos poetas fueron vecinos en la Isla Negra.

“Don Nicanor y el Cristo de Elqui”. El Mercurio, Valparaíso, 23 abril 1979: 4. En 1977 Nicanor Parra publica Sermones y prédicas del Cristo de Elqui. La continuación de estos versos populares acaba de aparecer con Nuevos sermones y prédicas del Cristo de Elqui (Ediciones Ganymedes, Valparaíso). En ambas obras se advierte el humor y el espíritu religioso trenzados en una forma de expresión inigualable. El resultado no es irreverente. El Cristo, habla de lo humano y de lo divino en 63 poemas y prédicas. Se muestra amigo de los enfermos, de los débiles, de los pobres de espíritu, los ancianos, los niños, las madres solteras, los pecadores, los condenados a cadena perpetua, los araucanos, los panaderos, los sepultureros, los soñadores y los idealistas; polemiza, contesta preguntas y da consejos de carácter práctico: “levantarse temprano/ desayuno lo más liviano posible/ hasta con una taza de agua caliente/ que el zapato no sea muy estrecho/ nada de calcetines en el sombrero/ carne 2 ó tres veces por semana/ vegetariano soy pero no tanto”.

Quezada, Jaime. “Ni profeta, ni mago”. Nuevos sermones y prédicas del Cristo de Elqui de Nicanor Parra. Valparaíso: Ediciones Ganymedes, 1979. Ercilla 2282, 25 de abril de 1979: 45+. Se han añadido en esta edición nuevos textos a la edición de 1977. Quezada, en sus comentarios, resume la esencia del Cristo: “El Cristo, llamado de Elqui, efectivamente existió hacia la década del treinta. Fue un taumaturgo, charlatán impostor que hacía del Evangelio la razón de vagabundeo y pensamiento, predicando por los pueblos del sur o del norte y en las estaciones ferroviarias. Domingo Zárate Vega era su nombre. Editó sus poesías en colecciones populares. Parra en sus sermones no es irreverente, iconoclasta, o desacralizador”. Se observa “respeto por el dogma y el rito”. Su ironía es “del mundo de abajo; su irreverencia se conecta a lo terrenal”.

Gaytán, Sergio. “Actos de impostura”. El Mercurio, Calama, 11 julio 1979:3. Los antipoemas tienen antecedentes, como en Enrique Bustamante que publicó antipoemas de 1919 a 1931. Vicente Huidobro, dentro del movimiento runrunista también publicó poemas en ese tono en 1938. Juan Ramón Jiménez, ya en 1917 hablaba de la “antiprimavera”. Gaylán está de acuerdo con Iván Carrasco (Estudios filológicos 13): “este género es de naturaleza pesimista, escéptica y nihilista. Nunca es un género ni constructivo ni profético”.

Azócar, Raquel. “Nicanor Parra, las angustias de la palabra”. Últimas noticias, Supl., 12 agosto 1979: s/p. Se sostiene un diálogo con Parra en el que éste se define. En su permanente y angustiada búsqueda de respuestas, Nicanor Parra se acerca a la filosofía oriental y a los caminos inquietantes de Tao. Condena prédicas religiosas con premios y castigos, con dioses malhumorados y amenazadores. Piensa que la pureza se ha perdido y sólo la encontramos en los niños y los locos. Cree que el antipoema logra gran parte de su objetivo, golpeando, espantando y desentumeciendo conciencias. Es “la reacción poética contra el cansancio, la rutina verbal, la tipificación del sentimiento, las formas inertes del lenguaje y la vivencia”, como dijo Valente en la Antología del poeta. La ironía y el humor negro son sus recursos favoritos. Cree en el valor de la utopía que lleva “a caminos renovadores y descontaminados”.

“¿Quién le teme al antipoeta? Parra rompe el silencio”. Apsi 68 enero 1980: 14. Parra declara que empezó a escribir poesía a los once años. Su primer intento poético fue épico, luego vinieron poemas amorosos. Su despertar a lo que es para él poesía se produjo en Inglaterra cuando tenía 35 años. Vio en una vitrina un libro llamado Apoemas. Fue el comienzo de los Antipoemas. El término ya había sido usado por un poeta peruano en 1923 y posteriormente por Huidobro.

Recuerda además en esta entrevista que después del golpe militar de 1973 se le cerraron las puertas de círculos intelectuales en todo el mundo y los artefactos fueron retirados de la circulación. También tuvo discrepancias con la Unidad Popular.

Afirma que es un hombre popular, un hombre de los barrios y no un traidor o miembro del CIA.

Sachas, Adán. “Nicanor Parra, Premio Nacional de Literatura 1969. Enfoques”. Últimas Noticias, Supl., 17 enero 1981: 2+. No acepta que se grabe la entrevista pues “las máquinas lo perturban”. El poeta se ha dedicado a destacar la poesía popular en los centros intelectuales pues “es la única que sobrevive al paso del tiempo”. Sin embargo, esta poesía no tiene un lugar relevante en las antologías de la poesía chilena. Parra piensa que la poesía debe expresar los problemas y las angustias del individuo en su propio idioma y estilo. La poesía chilena actual está enajenada del lenguaje de la tribu.

En las seis horas que dura la entrevista, relata cómo nació su antipoesía. Repite la metáfora circense de los dos tipos de acróbata: el trapecista en serio y el trapecista payaso. En la antipoesía se ejecutan los mismos juegos acrobáticos.

“Entrevista a Nicanor Parra. La poesía chilena está enajenada”. Últimas Noticias, Supl., 17 enero 1981: 4 En la entrevista, Parra se declara en contra de los sistemas que reprimen las ideas y de todo totalitarismo, ya sea en el arte o en el terreno político. Su antipoesía es cerebral y no un producto de la casualidad. La entrevista termina con Parra recitando su famoso poema “El hombre imaginario”.

“Sobre Nicanor Parra”. El Sur, Concepción 19 abril 1981: 2. Se afirma que su influencia entre los poetas jóvenes ha decrecido por su conducta ética contradictoria y porque “su lenguaje y creatividad muestran un agotamiento de sus vertientes”. Luego, se enumeran y repasan a sus publicaciones, entre las que se cuentan dos obras de teatro: Las colorinas tienen pecas (1969) y Hojas de Parra (1976).

El crítico elogia su obra temprana (de 1937 a 1957) donde fusionó lo rural y lo urbano “dentro de un ámbito culto” y afirma que en sus obras de los años sesenta se reafirma este estilo y se atisba cierta religiosidad.

En 1972, Artefactos pone de manifiesto un juego ideológico que resiste una sola interpretación. En Nuevos sermones y prédicas del Cristo de Elqui (1979), Parra vuelve “a las raíces de donde nunca debió salir”. También Parra es el autor de Discursos (1962), diálogo entre él y Pablo Neruda.

“Entrevista en verso”. La Segunda 2 mayo 1981: 5. Se entrevista a Parra y éste contesta en verso. Declara ser perfeccionista y sin facilidad de palabra. Recalca lo difícil que es “pasar gato por liebre”. Al increpársele su continuo contacto con USA y también con Cuba y Rusia, lo que muestra ambigüedad política, replica que su romance con Cuba terminó bruscamente “como todo romance pasional” y que sus “flirteos con los de USA son de Karácter (Sic) estrictamente académico”. Como escritor y lector “soy de abajo y estoy con los de abajo” y “el apagón cultural es un producto directo de la conciliación de los espíritus”. Agrega que en la actualidad, sólo acepta entrevistas con cuestionario previo pues es perfecionista.

Magnet, Odette. “Quién es y cómo es Nicanor Parra. Las dos caras de la moneda”. Hoy 215, 2 al 9 de sept. 1981:21+. Se entrega una escueta biografía del poeta. De familia modesta conformada por campesinos, empleados de circo y maestros carpinteros. Su padre fue profesor normalista en una escuela de Chillán. Cantaba en la guitarra y tocaba el piano. Era un bohemio. Su madre era costurera. Se casó tres veces. Del tercer matrimonio, tuvo ocho hijos. Nicanor (1914-) es de esa rama, como también Violeta y Roberto. La madre representa el tronco del núcleo familiar. Magnet lo considera “un hombre al revés, un antitodo”. Por su poesía Parra ocupa uno de los primeros lugares en la poesía chilena contemporánea. Su obra, hasta el momento, compuesta de unos 12 libros de poesía, se estudia a nivel internacional en castellano o en traducciones a varios idiomas.

Como individuo generalmente se le caracteriza como amigo de la contradicción, la duda y el experimento. Creador de la antipoesía, sus versos despiertan polémica. Se le tilda de ángel, demonio, bestia, genio, loco, irreverente, insolente, caprichoso, cotidiano y vulgar. Es dueño de una casa en Conchalí y de otra en la Isla Negra, además de la de la Reina, en Santiago. Le gustan las antigüedades y los cachureos y es uno de los pocos poetas chilenos de holgada situación económica. Su único oficio es el de poeta aunque tiene una larga trayectoria como profesor. Ha viajado por todo el mundo y residió en U.S.A. por 10 años.

“Aunque siempre fue antifestival, Violeta Parra habría llorado”. El Mercurio 3 febrero 1982: 1. La entrevista se realiza con motivo de una composición dedicada a Violeta Parra - “Hoy te llamo Violeta” - a presentarse en el Festival de Viña del Mar. Parra se declara en contra del festival. Él, como Violeta, es antifestivalero. El Festival de Viña del Mar no es un espectáculo democrático sino, “un show elitista y pirulo, una expresión típica de la sociedad de consumo que estamos viviendo”.

En la actualidad, Parra declara está estudiando textos de ecología: “toda persona debiera usar las prendas de vestir hasta que se desintegren en el cuerpo”. Es uno de los postulado ecológicos que el más defiende en la actualidad.

Camaño Cubillos, Ramón. “Parra. Divagaciones compulsivas”. Huelén 6 marzo 1982: 6+. El autor del artículo recuerda con nostalgia sus experiencias en una clase de poesía dirigida por Parra en la Escuela de Ingeniería con una metodología denominada “divagaciones compulsivas (asociación espontánea de temas)”. Camaño muestra un extenso conocimiento de la vida, influencias y obra del poeta. Camaño agrega que con su método Parra “despertaba el apetito” de sus alumnos a la expresión literaria. En sus clases saltaba de la lectura a la crítica, del realismo mágico al modernismo. Después de la clase, los estudiantes ya no consideraban la expresión literaria una materia menor en su formación matemática.

Esperguez, Ricardo. “Parras antiparras” . . . Huelén 6 marzo 1982: 11+. Esperguez repasa la obra de Parra y nos entrega el perfil del poeta y su persona a través de la crítica y sus propias vivencias con Parra. Al referirse a Versos de Salón (1962), cita dos juicios opuestos de los críticos en relación a esta obra que reflejan la controversia continua sobre el impacto y el valor de la obra de Parra en general. Citando un artículo de Antonio Skármeta, aísla el juicio del padre Prudencio Salvatierra: “en esta obra hay un desprecio total de la mujer, la religión, la virtud y la belleza. Me han preguntado si este libro es inmoral. Yo diría que no; es demasiado sucio para ser inmoral. Un tarro de basura no es inmoral, por muchas vueltas que le demos a su contenido”. Ignacio Valente, crítico de El Mercurio, citado en el mismo artículo de Antonio Skármeta (Ercilla 14 agosto 1968), elogia los versos de Parra. Los considera “un exorcismo . . . una manera paradójica de dar satisfacción a su sensibilidad religiosa”.

En otra entrevista, Parra, al hablar sobre sí mismo, declara que como en Kafka su obra oscila entre lo trivial y lo trascendente y como en Kafka, su obra es un mito en su formación cultural. Al referirse a su familia, afirma que sus hermanos fueron fuertes y vitales, en cambio a él le quitaron mucho la universidad y la cultura. Su evolución ha sido una conquista de la individualidad. Es un solitario y rehúye todo cenáculo. Esperguez, además resume un testimonio de Parra tocante a como nació, la antipoesía, estilo de su invención, citando un artículo de Adán Sachas (Revista del sábado, 17 enero 1981). Su poesía nació en el circo “al observar en el trapecio a dos tipos de acróbatas: el trapecista en serio y el trapecista payaso. El primero domina a la perfección las volteretas mortales y otras acrobacias; el otro logra realizar las mismas asombrosas pruebas, pero además, hace reír y muchas veces, ejecuta piruetas de mucho mayor riesgo. Entonces tuvo nacimiento la idea del antipoeta, y por consiguiente, la antipoesía”.

Nicanor Parra. “Sermones en La Reina”. Huelén 6 marzo 1982: 18+. Se resumen algunos “sermones” de Parra sobre el lenguaje: “Pueden coexistir perfectament la prosa y el verso en la obra de un escritor en una relación armoniosa, especialmente si se expresan en un lenguaje antipoético: el lenguaje de la tribu. La poesía debe hacerse en la lengua de la tribu para que sepa todo el mundo de que se está hablando. De lo contrario se está haciendo poesía para unos pocos. . . La prosa es una poesía floja y la poesía es densa . . . la antipoesía no es una manera de escribir, sino que de hablar, o sea de vivir...desafío a los profesores de literatura a los retóricos, a que estudian mis poemas con lupa. Para él, un modelo de poesía es el Martín Fierro de José Hernández en que los temas son comunes y el lenguaje es un lenguaje auténtico, el hablado .

A.M.F. “¿Antipoesía o ecopolítica?”. Hoy 252, 19 mayo 1982: 31. Nicanor Parra acaba de publicar un homenaje póstumo a Eduardo Frei, ex presidente que acaba de morir. Se trata de Poema y Antipoema a Eduardo Frei (Editorial América del Sur, 1982). Parra llama a Frei “Quijote de la justicia social”. Es un símbolo. Su muerte produjo “una especie de unidad de pensamiento social en torno a su figura . . . señera en materia de pensamiento democrático”.

En este artículo de poeta, se declara además como un ardiente defensor de la ecología. En sus clases en la universidad, “la columna cerebral es la ecología: . . . Estamos en un naufragio y no es posible seguir jugando al ajedrez”.

“Nicanor Parra”. El Mercurio, Supl., 12 sept. 1982: 10+. En los poemas de amor de Parra está ausente el amor idealizado o las relaciones dulzonas. Es un maestro del malabarismo intelectual. Le gusta burlarse; a veces con una dosis de ternura, pero siempre con crueldad. Valente ha dicho de él que es un hombre religioso a pesar de sus blasfemias.

Parra teme las entrevistas pues “uno corre el riesgo de perder la autoestima por un buen tiempo”.

Larraín, María Teresa, “Loco o demonio”. La Tercera 31 octubre 1982: 4+. La Compañía de Teatro Pobre estrenará Sermones y prédicas del Cristo de Elqui de Nicanor Parra, basada en el libro del mismo nombre. El Cristo de Elqui, Domingo Zárate Vega (1897-1971), nació en el valle de Elqui. Fue milagrero y vendedor de guitarras. Trabajó en las salitreras, fue capintero y se dedicó a predicar por todo Chile luego de morir su madre. Hay gente de Vicuña que lo recuerda bien. Algunos le creen un farsante o un loco. Parra ha estudiado sus prédicas y escritos.

Miranda, Hernán. “Nicanor Parra: la madurez emocional en el taoísmo la encontré”. La Tercera, Supl., 19 Dic. 1982: 4+. El poeta habla sobre las mujeres, el amor, dios, la muerte, y la filosofía taoísta con cuyo conocimiento ha logrado madurez emocional. Nunca ha sido un poeta del amor. Sus escasos poemas de amor aluden a relaciones conflictivas.

Parra declara que uno de sus grandes temas es la muerte. A los 68 años, por fin ha conseguido contemplar la muerte con serenidad. Cree que la unidad del espíritu se puede alcanzar practicando el taoísmo. Se considera un ecólogo. La explosión demográfica es un tema ecológico. Con su peculiar sentido de humor cita un afiche ecológico norteamericano: “Virgen María, tú que concebiste sin pecar/ayúdanos a pecar sin concebir”. Miranda cree que en esta entrevista Parra hace todo lo posible para que no se le entienda.

Soisa, Claudio. “Nicanor Parra”. La Estrella, Valparaíso, 29 diciembre 1982: 4. Se informa que Guillermo Cahn finalmente terminó su cortometraje “Cachureos”, sobre Nicanor Parra. Está basado en poemas, antipoemas, frases jocosas y opiniones en serio del gran poeta chileno. El filme nos lo muestra en su casa, andando en bicicleta, conversando, “riéndose a lo divino y a lo humano”. También incluye dos piezas teatrales con “situaciones en la onda de Parra”. Resulta ser un testimonio vivo de la antipoesía.

“Nicanor Parra recitó lo mejor de su obra”. Últimas Noticias, 30 diciembre 1982: 12. Nicanor Parra, en un encuentro con la juventud de la zona de San Antonio, recitó una selección de sus versos. A continuación, el poeta fue homenajeado con un esquinazo folklórico en que figuraban canciones de Violeta Parra.

Ossa, Nena. “Las tarjetas desorientadoras del artista Nicanor Parra”. La Nación 26 marzo 1983: 24. Se informa que ha tenido lugar el acontecimiento cultural más importante del comienzo de la temporada cultural 1983: El lanzamiento de Chistes para desorientar a la poesía de Nicanor Parra. Se trata de 253 tarjetas postales con chistes e ilustraciones. El humor es negro. La creación postal - cajas del poeta - una secuela de Artefactos editada hace algunos años atrás. El poeta declara que su poesía actual es de concientización ecológica. Cuarenta artistas ilustraron las tarjetas.

“Parra en postales”.  Ercilla 2487, 30 marzo 1983: 22. La reciente obra de Parra, Chistes para desorientar a la poesía, sirvió de inspiración a decenas de artistas. Los originales versos de Parra quedaron ilustrados en 270 postales y rematados “con un notable éxito de público y de crítica”.

“Neruda visto por sus amigos”. Revista de Libros de El Mercurio 28 mayo 1989:4. Se entrevista a quince personas que conocieron a Neruda con el objeto de que entreguen su visión personal del poeta. Con fotografías de Luis Poriot se publican las entrevistas en un libro llamado Retratar la Ausencia. Uno de los entrevistados es Nicanor Parra. Nicanor afirma que Neruda era “un seductor y cazador de almas. . . Una de las personas más apasionantes que he conocido. . . buen amigo y trataba de ayudar a la gente”. Declara que trató Neruda de ayudarle a él muchas veces pero él no lo dejó pues es un ser díscolo y “no quería sentirme conprometido con él”.

“Nicanor Parra. Referéndum en vez de protesta”. Hoy 311, 6 al 12 de julio 1983: 11. Para evitar color y sangre, Parra se pronuncia partidario del referéndum para que el pueblo exprese su voluntad soberana.

M.S. “Referéndum. Intelectuales adhieren”. Hoy 312, 13 julio 1983: 12. Nicanor Parra ha solicitado en un referéndum, libertad de expresión para Chile y que sea el pueblo el que decida. Hasta el momento 50 escritores e intelectuales han firmado su adhesión. El presidente de la Sociedad de Escritores de Chile, Luis Sánchez Latorre y el conocido escritor Jorge Edwards, han expresado su entusiasmo al llamamiento de Parra. Junto con José Donoso, Diamela Eltit, Enrique Lihn, Raúl Zurita, Diego Muñoz, etc.

González Ramos, Teresa. “Nicanor: sin antiparras”. La Tercera, Supl., 30 agosto 1983: 4+. Parra comenta la íntima relación que tuvo con su hermana Violeta Parra. Además señala el peligro de la guerra nuclear y a la necesidad de salvar la ecología con un partido verde. También explica por qué es un taoísta. Con la adopción de esta filosofía ha afirmado su identidad y autodominio. Aconseja “no ver lo que se desea para que el corazón no se alborote”. Si se saliera de estas normas, volvería a ser “una hoja en la tormenta, que fue lo que condujo a mi hermana Violeta a su autosacrificio”.

Conejera, J. Francisco. “Nicanor Parra. La nueva poesía del ‘partido verde’”. Últimas Noticias, Supl., 18 septiembre 1983: 9. Nicanor Parra, creador de Antipoemas y Artefactos, anuncia una variante en su temática: la defensa de la ecología. Define su identidad poética actual: “es social y ecomprometida . . . el poeta especialmente en estos países del nuevo mundo . . . es la voz de la tribu y debe hacerse cargo de los problemas de la tribu y proponer soluciones”. Los izquierdistas fanáticos rechazan este aspecto de su ideología pues es “una nueva máscara del imperialismo”.

“Con escritores, ganaremos en Venezuela”. Últimas Noticias 24 septiembre 1983: 7. Nicanor Parra, Enrique Lafourcade y Enrique Lihn fueron invitados a Caracas al congreso que anualmente realiza el PEN Club. Se unirán al grupo de escritores que tratarán de definir la poesía actual y la crisis de la poesía latinoamericana actual.

“Scarpa y Nicanor Parra a congreso en Bogotá”. La Tercera 27 noviembre 1983: 19. El Primer Encuentro de la Cultura Hispanomericana ha sido patrocinado por el gobierno de Colombia. El tema principal es la influencia de la generación poética del 27 de España en la literatura hispanoamericana. Las más grandes figuras de las letras hispanas estarán presentes como Vicente Aleixandre, Dámaso Alonso, Gerardo Diego, Rafael Alberti, Jorge Guillén, Camilo José Cela, Julio Cortázar, Jorge Luis Borges, Carlos Fuentes, Manuel Puig, Juan Rulfo, Mario Vargas Llosa, Reinaldo Arenas, Ernesto Sábato, Ángel Rama.

Valente, Ignacio. “Nicanor Parra: poesía política”. El Mercurio 13 diciembre 1983: E 3. Valente reseña Poesía política, antología de poemas de Nicanor Parra publicada por Brugeras. No se trata de poesía panfletaria. Es una poesía que aporta “una sólida dimensión a su entera obra poética”. El prólogo es de Enrique Lafourcade y los poemas se remontan a 1950. Algunos poemas no son políticos, como “Defensa de Violeta Parra”. Los políticos se refieren a la ecología, la vida nacional, la revolución, etc. Los recursos más frecuentes son la ironía y el humor negro.

Valente, Ignacio. “Nuestro humor literario”. El Mercurio 15 enero 1984: E 3. Ignacio Valente se aparta de su línea continua de encomio a la obra del poeta Nicanor Parra. Al evaluar los chistes, ecopoemas, guatapiques y últimos sermones seleccionados en su Poesía Política, Valente declara que con excepción de los Sermones es “un humor que no siempre resulta” pues su operación es “débil y demasiado obvia”. Los sermones de destacan por “su ingenio ácido y sus palabras justas”.

“En la calle leyó sus poemas Nicanor Parra”. La Estrella, Valparaíso, 10 marzo 1984: 2. Fue suspendido el recital que debía realizar Parra en la Sala Viña del Mar. El poeta debió improvisar la presentación en una calle céntrica viñamarina. Fue una selección de Coplas de Navidad, el último libro de Parra. La razón dada por un funcionario a la suspensión del acto cultural fue que se temía “una confrontación política”. Además el parquet de la sala estaba dañado por una inundación. Al terminar el recital, Parra expresó su indignación por el acto de censura: “Hace tiempo que se viven estas experiencias en nuestro país, donde la censura nos tiene arrinconados desde hace diez años”.

Lafourcade, Enrique. “Torta de no-cumpleaños para Nicanor Parra. Una parra que no envejece”. El Diario Austral, Osorno, 18 Nov 1984: 18. Los homenajes a Nicanor Parra al celebrar sus 70 años no cuentan con su presencia, ya que el poeta está en Nueva York. Lafourcade define a Parra como un anarquista en contra de la muerte y a favor del amor. Es un humanista que defiende los derechos del individuo y lucha contra toda injusticia. Es un ecólogo, creador de nuevas formas y un “amador promiscuo”. Ha dejado huellas de monta en la poesía hispánica.

“Ciclo de homenajes a poeta Nicanor Parra”. El Mercurio 23 Nov. 1984: C7. Con motivo de cumplir el poeta 70 años, 80 escritores, poetas, críticos y artistas nacionales, encabezados por Cristian Hunneus le rindieron homenaje . El poeta se encuentra fuera del país. Hay ocho actos programados en el homenaje entre los que se cuentan: un recital de Enrique Lihn y Gonzalo Rojas, una exposicion de pinturas de 20 artistas nacionales, una mesa redonda de críticos y por último una exhibición de videos sobre Parra.

Miranda, Hernán. “La de Nicanor y su familia. Una Parra que no envejece”. La Tercera, Supl., 16 diciembre 1984: 4 El reportero entrevista telefónicamente a Nicanor y a Catalina Parra, su hija, en Nueva York. El poeta se encuentra en dicha ciudad visitando a Catalina. En Santiago, mientras tanto, le han estado rindiendo homenajes en ausencia, para festejar sus setenta años. Parra quería detenerse en México para asistir a las fiestas de celebración de los 70 años de Octavio Paz. Lo había invitado el Instituto Nacional de Bellas Artes de México. La invitación llegó a última hora y no tuvo tiempo para obtener la visa en Santiago. Ya en Miami, la visa que se le había prometido enviarle, tampoco llegó.

“Nicanor Parra: Hojas de Parra”. El Mercurio 7 julio 1985: E3. Ignacio Valente reseña el último libro de Nicanor Parra, Hojas de Parra, editado por la Editorial Ganymedes. Contiene poemas escritos entre 1969 y 1985 (67 de ellos). Es una obra heterogénea. Junta obras maestras como “El hombre imaginario”, con chistes fallidos o textos inconclusos. Contiene poemas largos, breves, cómicos, bromas tipográficas, versos de romancero criollo, poemas ajenos, etc. Valente no puede ofrecer un juicio de conjunto “por que no hay conjunto” sino una colección de textos sumamente dispares. Le recomienda que se entregue más a su veta profunda y deje de lado su humor archicomprobado. Algunos poemas irreverentes son ineficaces. Hay poemas inconclusos que no se clausuran y otros fallidos “que quedan a mitad de camino”.

Bulnes, José. “Nicanor Parra rompe su autosilencio”. Panorama 86, agosto 1985: 23. Se reseña el nuevo libro de Nicanor Parra, Hojas de Parra, “un mal libro para el mejor de nuestros poetas en estos momentos”. Incluso al crítico Ignacio Valente, un ardiente admirador de Parra, no le gustó. El libro incluye poemas de 1969 a 1975. Algunos son inéditos y otros han sido publicados en antologías y revistas. En la obra, Parra “defiende la ecología del cuerpo basada en granos, verduras y todo aquello sin procesamiento químico”. Ataca la cultura de las drogas y defiende la ecología del cuerpo".

“Elqui y el Halley inspiran el último ‘art’ de Nicanor Parra: será documental”. La Segunda 14 abril 1986: 22. Nicanor Parra y Hernán Litín están dirigiendo un documental sobre el valle de Elqui y el cometa Halley. Elqui, declara Parra, es la tierra de su hada madrina Gabriela Mistral y de Domingo Zárate Vega, El Cristo de Elqui, sobre quien escribió Sermones y Prédicas. El cerro Tololo es uno de los mejores lugares del mundo para realizar estudios astronómicos y cuenta con uno de los equipos más modernos en el campo. Con motivo del paso del comenta Halley, La Serena estaba atestada con astrónomos de todo el mundo. Parra se rebela “contra la histeria colectiva y comercialización del planeta”.

Lafourcade, Enrique. “Pidiendo el Premio Nobel para Parra”. El Mercurio, Valparaíso, 2 Nov. 1986: 4 Lafourcade llama a Nicanor Parra “la voz de la tierra”. Alude a traducciones de obras del poeta al griego y al inglés y a Antipoems, New and Selected (1984) publicado en Nueva York con traducción de los más grandes poetas norteamericanos como Aditti Grossmar, Thomas Merton, William Carlos Williams y W.S. Merwin. Lafourcade termina su comentario reclamando el Nobel para Parra.

Valente, Ignacio. “Parra y Zurita en inglés”. El Mercurio 16 Nov. 1986: E3. Valente comenta algunas traducciones de poemas de Parra y Raúl Zurita refiriéndose a la antología de Nicanor Parra Antipoems, New and Selected (New York: New Directions) y Antiparaíso de Raúl Zurita (Londres: Universidad de California). Ambos poetas, afirma Valente, son difíciles de traducir. A contiuación, Valente comenta las traducciones. Con respecto a las de algunos poemas de Parra en Antipoemas, Valente expresa insatisfacción. Por ejemplo, alude al poema “La víbora” en que “taparrabos” es traducido como “pequeño traje de malla”. Hay, continúa, caídas estrepitosas de W.S. Merwin y Edith Gossman. A Sandra Reyes, traductora de Sermones and Prédicas of the Cristo de Elqui (Colombia: University of Missouri Press), termina Valente, le es también difícil traducir la sabiduría popular y sentenciosa y el humor de la parodia de los Sermones.

“El Cristo de Elqui a la Sala Victoria”. El Mercurio, Valparaíso, 16 enero 1987: 18. Sermones y Prédicas del Cristo de Elqui de Nicanor Parra será presentado por la Compañía del Teatro Pobre en la sala Victoria de Valparaíso. La presentación está a cargo de Nicanor Parra. En la obra no se observará ningún artificio teatral, ni cambios de escena, ni máscaras, ni maquillaje siguiendo la escuela del polaco Jerzi Grotowsky en que sólo importan textos y calidad de la interpretación y se elimina todo lo superfluo.

“El Cristo de Elqui vuelve a Valparaíso”. El Mercurio, Valparaíso, 11 febrero 1987: 20. Esta presentación se da en una tercera versión de le obra de Parra. La primera versión de esta obra teatral se realizó en 1983; una segunda contó con nuevos textos de Parra. Luego, seleccionando y “uniendo unos y otros” se llegó a esta tercera versión, “mezcla de los textos anteriores”. El actor y director es Raúl Palma que sigue la escuela del “Teatro Pobre” en que desaparecen todos los recursos tradicionales del teatro y sólo cuenta el actor frente a su público.

“La artista Catalina Parra y su padre se ‘tomaron’ una vez Nueva York” La Época 17 enero 1988: 34. Catalina Parra se ganó una beca a Nueva York en 1980 y decidió quedarse allí. En Times Square hay un tablero de luces computarizado en que pasan avisos. De vez en cuando el Fondo Público para las artes invita a un creador a llenar el espacio por un mes cada quince minutos. Catalina Parra consiguió que se aceptara un artefacto de su padre Nicanor Parra: “Estados Unidos donde la Libertad es una estatua”.

“Hoy jueves en el Ateneo de Santiago el poeta Nicanor Parra leerá sus poemas”. La Época 24 marzo 1988: s/p. El poeta explica como se gestan sus artefactos. Los mostrará en el Ateneo de Santiago en un acto cultural que se ha organizado con motivo de la publicación de la obra Nicanor Parra: Biografía emotiva de Efraín Szmulewicz.

Parra en esta entrevista, anuncia además planes futuros: una clase de física sobre la teoría de la relatividad de Einstein y un próximo libro: “Preguntas de Domingo Zárate Vega al fantasma de su señora madre/entre broma y broma, algunas verdades amargas/ella responde desde el entretecho”. Por último se declara firme adherente del Tao “porque habla del equilibrio interno de las cosas”.

“Nicanor Parra sorprendió con su recital y logró una “alta tensión poética”. La Época 15 julio 1988: 29. El poeta presentó un recital poético de su poesía en el Instituto Miguel León Prado. Destacaron en la lectura sus dos poemas “Defensa de Violeta Parra” y “El hombre imaginario”.

Finalizó el acto con la discusión de la obra de Parra por un grupo de escritores extranjeros. El poeta argentino Jorge Bocanera declaró que le gusta más ver a Parra que leerlo. Otros elogiaron su humor, su uso de la ironía y el absurdo y el descubrimiento de “las posibilidades creativas del lenguaje cotidiano”.

“Poesía política de Nicanor Parra”. La Segunda 18 octubre 1988: 5. El ABC de Madrid publicará unos versos de Parra en que arremete contra escritores norteamericanos que visitaron Chile antes del plesbicito que decidiría si los chilenos apoyaban o no otro período para el dictador Augusto Pinochet. Entre ellos se encontraban William Styron y Arthur Miller. Otra diatriba la dirige a Claudio Arrau: “. . . Ud. no sabe lo que pasa aquí/ infórmese Maestro/ O se van con la música a otra parte”.

Dos poemas de Parra, próximos a publicarse son “La última palabra No.” y “Discursos de sobremesa”.

Valdés, Urrutia, Cecilia. “Nicanor Parra: la verdadera seriedad es cómica”. El Mercurio 6 abril 1989: E4.  Valdés entrevista a Parra, recién llegado de la India, donde participó en un congreso literario en que se celebraban lo 100 años de Nehru. Parra habla de sus influencias, de su obra presente y futura y de su familia. Uno de sus textos en gestación son escritos políticos en que el personaje principal es su mamá. “Public Works” está por publicarse en edición bilingüe en U.S.A. y ya tiene lista “La vuelta del Cristo de Elqui”.

Con respecto a influencias, concede que en un tiempo fue anti-Darío. Sin embargo, ahora piensa que Darío es el padre de la poesía latinoamericana posterior a él. Otra gran influencia en su obra es Gabriela Mistral. Hablando de su familia, afirma que no ayudó a Roberto Parra a escribir la exitosa obra teatral La Negra Ester. Niega participación no sólo en la obra de Roberto, sino en la de su hermana Violeta Parra. No corrigió ni compuso ninguno de sus versos. Lo que pasa es que todos los hermano tienen antecendentes poéticos comunes del abuelo, el padre, y la madre. Sin la influencia de su padre, por ejemplo, hubiera sido difícil par él escribir antipoemas.

Foxley, Ana María. “Nicanor Parra: un embutido de ángel y bestia”. La Época, Supl., II: 72, 27 agosto 1989: 1+. Foxley entrevista a Nicanor Parra, luego de repasar su obra y su contribución a las letras hispanoamericanas. Foxley trata de definir al poeta y su poesía. Afirma que Parra “bajó a la poesía del pedestal”, quitándole el aura refinada y culta y acercándola a la palabra hablada y a la crónica periodística, al aviso publicitario, al sermón religioso, al pregón del vendedor ambulante, a los grafiti del metro, de los baños públicos y de los muros urbanos. Su lenguaje es cómico, fragmentario, agresivo, sacado de contexto. Toca temas elevados con palabra corrientes y viceversa. Su poesía no es producto de la improvisación espontánea”. En estos momentos, a Parra le interesa el lenguaje publicitario donde se “despersonaliza el habla poética”. En su nuevo libro, Proyecto Manhattan, Parra se inspira en posters, letreros, propagandas comerciales. Con este acercamiento se acerca a la pintura de Warhol. Sus libros, artefactos y discursos de sobremesa no son trabajos de tipo ecológico sino de purificación. “Se demoró 17 años en escribir los Antipoemas (1954); cinco en escribir Hojas de Parra (1985). El poeta es la voz de la tribu y la conciencia de latribu. Su discurso es ahora el de un ecopoeta.

Filebo. “A propósito de escopeta: Los 75 de Nicanor Parra”. Últimas Noticias 3 septiembre 1989: 38. Se celebran los 75 años de Parra. Se resume su vida y se discute el alcance de su obra: “investigadores de todo origen en diversos puntos del globo, filólogos en su mayoría” se ocupan de desentrañar la esencia de su poesía”.

El poeta de la antipoesía - parodia de la poesía es hoy en día el poeta formidable de Sermones y prédicas del Cristo de Elqui. En la mayor parte de sus poemas adopta “una actitud crítica y de conciencia moral de su tiempo”.

“A propósito de escopetas” es un poema de sus Hojas de Parra (1985) en que se observa la actitud crítica del intelectual superior.

“Una medalla de oro para el poeta Nicanor Parra”. El Mercurio, Valparaíso, 20 enero 1990: 5. La medalla se la otorgó la Universidad de Valparaíso durante un homenaje al Premio Nacional de Literatura 1967. Participaron varios estudiosos de su obra como Sara Vial, a través de pasajes de su obra poética, en el artículo, se analiza su trayectoria poética y personal. El poeta agradeció el homenaje leyendo algunos de sus poemas como “La Cueca larga” y “Defensa de Violeta Parra”.

“Del movimiento y otros asuntos”. La Época, Supl., 1º abril 1990: 2 Se entrevista a Parra. Dice que tuvo una vocación temprana como maestro. A través de la entrevista se entrega un recuento somero de su vida. Esboza las ideas que más le preocupan: la teoría de la relatividad, la mecánica natural de inspiración newtoneana, la electrodinámica, el caos y el enigma del Big Bang. Proyecta la idea del “universo palpitante” en que el universo se expande en un tiempo equis para luego volver a contraerse.

Otro problema que le preocupa es el de la supervivencia: “¿Estamos en el umbral del apocalipsis?”, se pregunta.

Valdés Urrutia, Cecilia. “Nicanor Parra. La verdadera seriedad es cómica”. El Mercurio 9 abril 1990: E4. En la entrevista, Parra declara que la Mistral, dentro de la poesía chilena, es sólo comparable a Pezoa Véliz. Desde el punto de vista del lenguaje, él, Parra, está “. . . más cerca de Pezoa Véliz . . . porque su nivel lingüístico es más actual, es el lenguaje de los barrios de comienzos del siglo. Pezoa trabajó mucho con lo que llaman el feísmo en poesía”.

Al referirse a Rubén Darío, Parra afirma que los poetas hispanoamericanos han tenido que reconciliarse con Darío, “padre de toda la poesía hispanoamericana anterior . . . en él están configurados poetas como Mistral, Neruda y el propio Vallejo. Hasta la antipoesía está configurada en Darío: véase la carta de Darío a la señora de Lugones . . .” Termina diciendo: “Estoy dispuesto a reconocer otro padre espiritual”.

“Del movimiento y otros asuntos”. La Época, Supl., 10 abril 1990: 2. Nicanor Parra aclara por qué se hizo profesor y discute las problemáticas más inquietantes en nuestro mundo actual. Se hizo profesor pues es “un buen negocio para el desarrollo personal”. Ser profesor es lo mismo que ser estudiante, aclara. Se dedicó a la ingeniería pero nunca se olvidó de su humanismo.

Sus grandes preocupaciones en estos momentos son: la ecuación del movimiento en relación al principio de inercia; el estudio de la nueva ciencia del caos; el Bing-Bang (estamos en presencia de un universo palpitante que se expande, pero luego se contrae y luego se vuelve a expandir); la distribución de la riqueza y el de la supervivencia. ¿Está ya el planeta condenado a morir y nada más que estamos prologando la agonía? ¿Hemos ya cruzado “el umbral del Apocalipsis”?, se pregunta de continuo.

“Nicanor Parra leyó sus poemas y abrió la reunión de poetas”. La Época 17 de julio de 1990: 34. La Universidad de Santiago acaba de inaugurar el Primer Encuentro Hispanoamericano de Poesía que cuenta con la participación de autores de diversos países. Se presentarán lecturas y mesas redondas. Nicanor Parra participó con versos a su madre y fragmentos de El Cristo de Elqui. Entre los representantes nacionales se cuenta con Jaime Quezada, Miguel Arteche, Floridor Pérez y Arturo Fontaine. Asisten al encuentro poetas prominentes de España, México, Nicaragua, Perú, Cuba, Argentina, Honduras y Grecia, entre otros países.

“Las casi perdidas ‘anticuecas’ de Violeta Parra la revelan en su calidad de músico”. La Época 12 agosto 1990: B9. En 1969, el dueño de la galería Engelbert en Ginebra entregó a Nicanor Parra unas cintas magnetofónicas con música de su hermana Violeta. Las cintas fueron transcritas en 17 partituras. Nicanor Parra trabajó con Olivia Concha, Rodolfo Norambuena y Rodrigo Torres en su elaboración. La meta era hacer un álbum. Cuando Isabel y Ángel Parra, los hijos de Violeta, volvieron del exilio dieron su autorizacion jurídica. Las “anticuecas” serán estrenadas en el II Festival Internacional de Guitarra.

“Realizan estudio sobre la obra de Nicanor Parra”, Últimas Noticias 24 agosto 1990: 33. Eduardo Parrilla de Stanford University estuvo dos meses y medio estudiando la obra de Nicanor Parra, uno de los temas de su tesis doctoral. Parrilla se ha concentrado en la risa y la sátira en literatura. Le interesa de Parra especialmente su visión del mundo popular que aparece subrayado por muy pocos poetas.

Larraín, Ana María. “Nicanor Parra”.  El Mercurio, Supl., 73, 23 Sept. 1990: 1+. En esta entrevista se repite lo expresado por Parra en muchas otras: es un perfeccionista, ha perdido mucho tiempo tratando de comprender la ecuación de Newton (f=mxa) y la teoría de la relatividad (E=mc2). Sigue ocupado creando artefactos y explica como los crea a partir de circunstancias banales.

Declara con respecto a sus lecturas que no leyó a Shakespeare hasta los 30 años y leyó números en vez de concentrarse en los griegos y latinos. Agrega que carece de la formación humanista que se supone debe tener todo escritor.

Acaba de traducir King Lear de Shakespeare con enormes dificultades debido al vocabulario y a la “sintaxis endemoniada”. Recomienda leer a Shakespeare “para que vean lo que es canela”. Según Larraín, esta expresión es parte de un verso creado por Parra durante la entrevista.

“Las letras en el teatro municipal”. El Mercurio, Supl., 79, 4 noviembre 1990: 8.  Con una serie de encuentros en el teatro municipal se está tratando de penetrar en “nuestra identidad cultural”. La serie se ha denominado “Antología fundamental” y en los encuentros se están analizando Canto general de Pablo Neruda, El obscuro pájaro de la noche de José Donoso, La negra Ester de Roberto Parra y Andrés Pérez y Poemas y Antipoemas de Nicanor Parra. En una parte de la serie, José Miguel Ibáñez- Langlois, crítico y poeta entablará un diálogo con Nicanor Parra y hará un comentario sobre las raíces de la poesía de Parra. El poeta leerá algunos de sus poemas como “La víbora”, “Advertencia al lector” y “El hombre imaginario”.

“Nicanor Parra y José Miguel Ibáñez en el Municipal”. El Mercurio 6 noviembre 1990: A5. En este encuentro, Parra e Ibáñez se concentraron en Poemas y Antipoemas. Esta obra según José Miguel Ibáñez-Langlois “marcó un hito en la poesía de habla hispana, llevando adelante la máxima de Pound: La poesía es habla, no canción”.

Quintana, Sonia. “Conversaciones con la poesía chilena de Juan Andrés Piña. (Coleccion Testimonio, Pehuén Editores, 1990, 195 páginas)”. El Mercurio, Supl., 10 febrero 1991: 6. Quintana reseña esta colección de documentos testimoniales de Piña en torno a seis poetas: Nicanor Parra, Eduardo Anguita, Gonzalo Rojas, Enrique Lihn, Oscar Hahn y Raúl Zurita. Las entrevistas van precedidas de una biografía. Luego Piña se interna en “las motivaciones que han impulsado a los escritores”. Gracias a que Piña conoce su materia y es un hábil interlocutor se realiza un intercambio de primer orden y los poetas revelan “facetas hasta ahora inéditas de sus distintas interioridades. . .”

López, Morales, Berta. “Sobre un ensayo de Iván Carrasco Muñoz: ”Nicanor Parra: la escritura antipoética”. El Sur, Concepción, 10 marzo 1991: VII. Se reseña “Nicanor Parra: La escritura antipoética de Ivan Carrasco” (Edit. Unversitaria, 1990). El libro reúne profundidad, conocimiento y documentación y López lo recomienda a especialistas o a individuos que quieran “entender, ampliar o complementar sus conocimientos sobre los antipoemas de Parra”. El estudio consta de cinco capítulos: “Teoría del antipoema”, “Clasificacion y origen de la escritura poética de Nicanor Parra”, “Los antipoemas metaliterarios”, “La antipoesía de lo sagrado” y “La antipoesía de la cotidianeidad”. La bibliografía es completísima e incluye a los estudiosos más destacados de la obra parriana: Hugo Montes, Cedomic Goic, Leonidas Morales, María Nieves Alonso e Ivette Malverde. Se clasifican los antipoemas en metaliterarios, religiosos, médicos, personales, referenciales, ecopoemas y artefactos.

Reyes Morales, Nina. “Nicanor Parra gato encerrado”. La Nación, Supl., 14 marzo 1991: 21. Se comenta el Quebrantahuesos una obra de Parra, Lihn y otros poetas de la generación del 50. Se pegaban en cartulina titulares de los diarios de la época “para hacer saltar lo insólito y lo risible”. Declara Parra que la sobrevivencia de su antipoesía se debe a que “no se ha identificado con ninguna bandera, él nunca ha militado en ningún partido. . .”

Al comentar su relación con Neruda afirma que nunca hablaban de política o de poesía, que era un individuo a quien habría que seguir y que fue un amor no correspondido. Con él era todo una relación vertical, “de la que un día me cansé y me uní a los jóvenes de la década del 50”. La muerte de Lihn le afectó mucho. Cardenal es uno de sus poetas preferidos y viajó con él a la India el año pasado.

Su única militancia es con la ecología.

Reyes Morales, Nira. “Nicanor Parra. Gato encerrado”. La Nación, Supl., 14 marzo 1991: 21. Parra declara que si su antipoesía ha sobrevivido es porque él nunca se ha identificado con ninguna bandera o partido: “le espantan las alienaciones y las relaciones verticales”.

Declara que su relación con Neruda fue de un amor no correspondido, una relación vertical en que le estaba negado hablar de política o poesía. “A Neruda había que seguirlo” (relación de vasallaje). Es por eso que se distanció de él y se unió a los jóvenes de la generación del 50 entre los que se encontraba Enrique Lihn, un gran amigo. Su muerte lo afectó mucho.

Mansilla, Luis Alberto. “Nicanor Parra: La poesía está en crisis desde Homero”. La Nación (Segundo Cuerpo) 14 abril 1991: 4+. Mansilla retrata al poeta como un individuo lúcido, ágil de movimientos y de conversación chispeante y provocadora. No es un solitario; le gusta recibir y agasajar a sus amigos. Se le encuentra ocupadísimo con la traducción de El rey Lear. Para Parra, Lear es “un simple concurso de oratoria. Ganan los que tienen facilidad de palabra y pierden los que se niegan a retorizar”. Declara que su antipoesía es uno de los primeros gritos de la postmodernidad y una liberación de los dogmas. Cree con el norteamericano japonés Fujiyama que el próximo milenio será muy pragmático y que la religión y el arte desparecerán. No escucharemos música, ni leeremos libros, ni habrá debate de ideas. “Se aproxima una era de gran aburrimiento”, afirma.

“Rinden homenaje a Nicanor Parra en universidad norte americana”. El Mercurio 30 mayo 1991: C16. La Universidad de Brown de Providence en Rhode Island, USA, inauguró el 29 de mayo una exhibición de libros chilenos que incluye toda la obra de Nicanor Parra. También se le otorgó al poeta un doctorado Honoris Causa de esta universidad donde estudió matemáticas entre 1943 y 1945. La exposición se inauguró con poemas de Parra traducidos al inglés por Allan Trueblood y Forrest Gardner.

“Homenaje de E.E.U.U. a Nicanor Parra”. El Diario 31 mayo 1991: s/p. La Biblioteca Carter Brown de la Universidad de Brown en Estados Unidos inauguró una exhibición de libros chilenos que incluye toda la obra del poeta Nicanor Parra. El centro le rinde homenaje a Parra esta semana por habérsele otorgado esta semana un Doctorado Honoris Causa. El poeta estudió matemáticas en esta universidad de 1943-45.

La exposición fue inaugurada con la lectura de poemas de Parra traducidos al inglés. Julio Ortega declaró que Parra es uno de los mas grandes poetas vivos en la lengua española.

Lafourcade, Enrique. “El poeta invisible”. El Mercurio 7 julio 1991: D20. Lafourcade conversa con Nicanor Parra mientras caminan por los viejos barrios; y luego en la casa del poeta en La Reina luego de habérsele comunicado que le ha sido otorgado el Premio Juan Rulfo. El poeta declara que en Chile se ha convertido en un poeta invisible, sin editores válidos. Sus libros hay que buscarlos en las librerías de viejo, por san Diego, “como si fuera un poeta del siglo XIX”. Piensa que la fórmula para triunfar como escritor es “uno por ciento de inspiración, dos por ciento de transpiración, y el resto, ¡suerte!”. Y la humildad está bien, declara, “siempre que no se exagere la nota”. Afirma, además que a lo mejor le dieron el premio porque su obra, como aseguró la BBC, cabe en trescientas páginas.

Larraín, Ana  María.  “Nicanor  Parra:  ‘Yo prefiero sequir buscándole el cuesco a la breva’ ”.  El Mercurio, Supl., 114, 7 julio 1991: 1+ Larraín entrevista al poeta en su casa de La Reina después de haber recibido el Premio Juan Rulfo de la poesía y el Prometeo otorgado por un jurado compuesto de poetas latinoamericanos. Declara que se toma licencias sólo en literatura, pero en la vida real es un burgués que paga sus impuestos, un Juan Sebastian Bach “buen padre de familia y buen funcionario”. En 1935 empezó su carrera literaria y se planteó la pregunta: ¿por qué los poetas escriben en un lenguaje tan difícil? Decidió renunciar al lenguaje literario de Neruda, Lorca y de Rokha y adoptar “un hablante lírico real”. Poco a poco fue soltando las amarras del dogma literario. En 1962 con Versos de Salón empezó a escribir una poesía con lenguaje y temas chilenos. Se considera afín a Rulfo que escribió con un lenguaje depurado, sintético, minimalista. Afirma que el arte restablece el equilibrio del espíritu. Se considera un intelectual y un anarquista sólo en el aspecto político.

Miranda Casanova, Hernán. “Nicanor Parra: el antipoeta galardoneado”. La Tercera 9 julio 1991: 16. Se entrevista a Parra. Declara que está pasando por una racha de buena suerte. Hace un mes recibió de España el Premio Prometeo - otorgado periódicamente a un escritor hispanoamericano por la totalidad de su obra, y un Doctor Honoris Causa de la Universidad de Brown en Rhode Island, USA.

Ahora acaba de ser ganador del Premio Juan Rulfo de 100 mil dólares. Se le otorgó en Guadalajara, México y es una especie de Nobel al mejor escritor de América Latina, España, Portugal y el Caribe.

Se encuentra preparando varios libros. En un nuevo libro de “artefactos” aparece un personaje que es el Hablante Lírico. Este hablante opina de todo. Otro es “Discursos de Sobremesa”; y por último, “Páginas en blanco” con una colección de textos que “se borran a sí mismo”, pues no contienen ideología.

Boletín Bibliográfico Internacional 2:13. Fondo de Cultura Económica. “El Primer Premio Internacional Juan Rulfo a Nicanor Parra”. 13 julio de 1991: 18. Por unanimidad se concedió el premio Juan Rulfo al poeta chileno. El jurado lo integraron Fernado Alegría de Chile; Carlos Bousoño de España; John S. Brushwood de Estados Unidos; Claude Fell de Francia; Ángel Flores de Puerto Rico; Bella Josef del Brasil; José Luis Martínez de México; Julio Ortega del Perú; y Ramón Xirau de México. El Boletín anota: “Nicanor Parra ha incorporado al acervo tradicional de nuestra poesía, una rica raigambre popular caracterizada por su espíritu libertario, su sabio humor y dinámica atracción para las nuevas generaciones. Su vida y obra son una reafirmación de la capacidad innovadora de la moderna poesía latinoamericana”. Pueden postular al premio escritores latinoamericanos o del Caribe que se expresan en español, en portugués, en inglés y en francés, o escritores de cualquier otra región de América que se expresen artísticamente en español. El premio también incluye a autores de la península, España y Portugal.

“Nicanor Parra. Aquí hay gato encerrado”. Caras 85, 15 julio 1991: 20+. En la entrevista Parra comenta que le dieron el premio por quedarse callado, ya que hace 6 años que no publica nada. Declara Además que cada poema es un teorema y que “los poemas están regidos por un pricipio de economía . . ., de ecología, porque la economía es una parte de la ecología”.

Además, el poeta elogia la obra de José Miguel Ibáñez - Langlois (Ignacio Valente - crítico de El Mercurio), y lo llama uno de sus mejores amigos.

También se refiere extensamente a la ecología y a su filosofía taoísta que lo alejó del amor posesivo y le permitió recuperar su autodominio.

Cardones, Inés María. “El amor no debe ser posesivo”. La Tercera, Supl., 24 julio de 1991: 6-7. Con todos los premios que le han caído últimamente, dice Parra: “valgo 15 veces más y no he movido un dedo”.

Al hablar de su hermana Violeta, comenta que ésta le profesaba gran admiración. Cuando se siente desorientado recurre a la música de su hermana. Recuerda que cuando Violeta le cantó “Gracias a la vida”, él la catalogó como “canción cebollera” con lo que ella estuvo de acuerdo.

Refiriendose a mujeres en general, afirma que en la actualidad el hembrismo ha suplantado al machismo y los que ahora protestan en la guerra de los sexos son los hombres, especialmente si no tienen una cultura taoísta. Él es taoísta.

Guzmán Errázuriz, Rosario. “Nicanor Parra abre su espíritu y estruja su corazón”. La Segunda 26 julio 1991: 3+ El poeta en esta entrevista se pronuncia sobre la ecología, la salud espiritual, Dios, el taoísmo, Marx, su madre y el amor (prefiere a los “chicocas” y repudia el amor pasión). Si tuviera que salvar 3 libros de un incendio elegiría el Tao Te Chin, la Biblia y Pedro Páramo.

Guzmán Errázuriz, Rosario. “Nicanor Parra abre su espíritu y estruja su corazón”. La Segunda 26 julio 1991: 38+ Guzmán entrevista a Parra. Parra declara que le estimula la contradicción y que a pesar de sus dudas en materia religiosa desea que a su muerte los responsos y funerales sean bajo el rito católico. Ignacio Valente, el crítico de El Mercurio es su gran amigo. Con él comparte ideas sobre lenguaje y literatura y la misma pasión literaria. Aunque los dos piensan distinto saben comunicarse. Sin arte el hombre se congela o explota. De mujeres prefiere a las chicas, como el arcipreste de Hita. Nunca ha tenido armonía total con mujeres cigueñas; y en el amor, no hay que arrastrarse por la pasión. En relación a creencias, ya no le importa si Dios existe o no. Si tuviera que rescatar tres libros en una catástrofe del planeta, seleccionaría el Tao Te Chin, la Biblia y Pedro Páramo. Le siguen preocupando la amenaza ecológica y el colapso nuclear.

“Parricidio”, la antipoesía de Nicanor Parra hecha teatro". La Época 10 de agosto de 1991: 34. La temática de “Parricidio” muestra la esencia de la poesía de Nicanor Parra. Con ironía se abordan: la muerte, la iglesia, el amor, el sexo y la sociedad. El escenario es limpio y el vestuario uniforme. La obra se presentó también en 1971 en la Universidad Santa María. Posiblemente la compañía módulo-teatro iniciará una gira itinerante de “Parricidio” por el país.

Triviños, Gilberto. “Parra eso se hizo la poesía”. La Discusión 15 agosto 1991: 2. Se perfila la esencia de Nicanor Parra y de su obra con motivo de haber obtenido el Premio Rulfo. Es un iconoclasta que se rebela contra todo: el amor, el matrimonio, la religión, la sicología, las revoluciones. Su humor está hecho de ironía, sarcasmo y de risa cruel. Sus versos siguen la tradición de la cultura popular, el realismo grotesco de “la cultura carnavalesca presente en El Quijote, Gargantúa y Pantagruel o sátiras cristianas (“Copla del vino”, “Brindis a lo humano y a lo divino” etc.). Hay dos tipos de risa en la obra de Parra: “la grotesca de la cultura popular - ambivalente, afirmativa y negativa - y la grotesca romántica, sombría, melancólica y maligna”.

“Artistas y poetas festejaron a Nicanor Parra. Organizaron ‘antihomenaje’ al escritor, que acaba de obtener el Premio ‘Juan Rulfo’ ”. Últimas Noticias 23 agosto 1991: 36. La iniciativa partió de la Fundación Vicente Huidobro. La ceremonia fue confusa y mal organizada. El poeta leyó algunos de sus más celebrados poemas y destacó que su antipoesía no hubiera sido posible sin Huidobro. El local era estrecho y no contó con el silencio necesario para escuchar a Parra o a cinco poetas jóvenes que le rindieron homenaje leyendo sus poemas.

Sánchez Latorre, Luis. “De la docta ignorancia”. Últimas Noticias 14 sept. 1991: 9. El comentarista recuerda con afecto a Jorge Luis Borges a quien Últimas Noticias entrevistó en una visita a Chile. Recuerda su humildad, su modestia y recalca que era “nada afecto a los manejos de la política”. Al parecer no había leído ningún poema de Nicanor Parra o escuchado canciones de Violeta Parra. Entre Chile y Argentina existía un mundo de ignorancia. No debemos de asombrarnos entonces que Nicanor Parra al recibir el premio Juan Rulfo, en México, declaró que “no había leído los libros de Rulfo pero inmediatamente pondría manos a la obra”. Ahora Parra “no habla de otra cosa que de la enorme calidad de la obra de Rulfo”. En 1969 en un encuentro de Escritores Latinoamericanos organizado por la SECH (Sociedad de Escritores de Chile), Juan Rulfo fue vecino de asiento de Parra y dijo haber leído poemas de Nicanor Parra.

“Nicanor Parra: traducir El rey Lear es el proyecto de mi vida”. El Mercurio 24 septiembre 1991: C16.  El poeta acaba de finalizar su traducción de El rey Lear de Shakespeare: “Pretendí que el español sonara como suena el inglés isabelino del siglo XVI”. Alfredo Castro dirigirá la publicación y el motaje de la obra que presentará el Teatro de la Universidad Católica en 1992.

Ha sido un proyecto difícil para Parra ya que no es traductor profesional. Su traducción se basó en diez traducciones, una de una chilena Carmen Cienfuegos. Trabajó constantemente con varios diccionarios, incluyendo el Oxford.

Boldrini, Gustavo. “Nicanor Parra, poeta Premio Juan Rulfo, 1991". Cosas 12 oct. 1991: 191+. Boldrini entrevista a Parra. El poeta recibirá el premio Juan Rulfo de manos del presidente de México Carlos Salinas. En la entrevista Parra aborda temas relacionados con su vida y su obra. Declara ser como Rulfo: sus publicaciones son escasas y esporádicas.

La BBC afirmó que la obra de Rulfo cabe en trescientas páginas. También la de Parra. Hace seis años que Parra no publica. Su última obra fue Hojas de Parra.

El poeta comenta el hecho de que después de Pedro Páramo, Juan Rulfo guardó un silencio inexplicable. A él le otorgaron el Premio Juan Rulfo “por quedarse callado”. Recalca que su propio silencio se debe a problemas con los editores y a la situación doméstica en Chile. Él debe trabajar para mantenerse. Material para publicar lo tiene. Abomina a los correctores de prueba. Los llama “corruptores de pruebas”. Su poesía no es conocida por el público chileno medio. Resiente que se le acuse de hermetismo.

Sigue trabajando en “artefactos” a base de frases hechas. Cada vez son más impersonales. El hablante lírico no importa para nada. En varios se aprovecha de instrucciones municipales norteamericanas. Personalmente prefiere el sujeto indeterminado o polifacético a su yo polarizado.

“La Universidad de Chile dice ¡Viva Parra”: La Nación 18 Oct. 1991: E3. La Universidad de Chile homenajeará al poeta Nicanor Parra con motivo de haber sido galardoneado con el premio Juan Rulfo. El espectáculo contará de antipoesía, teatro, danza, música y el juego escénico Hojas de Parra, una teatralización de su texto poético. Esta obra teatral está centrada en una selección de anti-poemas de Nicanor Parra. Ya fue presentada años atrás por Jaime Vadell hasta que le quemaron la carpa donde se presentaba.

Zerán Faride. “Nicanor Parra y la lección de Rulfo”. La Época 187, 10 Nov. 1991: s/p. Una más de las innumerables entrevistas a Nicanor Parra con motivo de habérsele otorgado el Premio Juan Rulfo - 100 mil dólares. Declara el poeta que podrá dejar de hacer clases - hasta ahora una necesidad debido a la escasa jubilación que recibiría -, para dedicarse por entero a su trabajo literario. Declara que hace seis años que no publica, pero tiene poemas inéditos. Algunos se incluirán en una antología de su obra que prepara Julio Ortega. Elogia la obra de Juan Rulfo, mínina pero con “todo el vigor de la hispanidad mestiza”. En cambio enjuicia la lectura de Borges como “una lectura blanca, de rostro pálido”. Es la lectura de los conquistadores. Como Rulfo cree en “reducirse al mínimo”. Ahora, muerto Neruda, él es “el mejor poeta de la Isla Negra”.

Leal, Francisco (corresponsal en México). “En Guadalajara, México, Nicanor Parra recibe hoy Premio hispanoamericano”. El Mercurio 23 Nov. 1991: C9. Ernesto Cardenal y Mario Benedetti se encuentran entre los invitados. El poeta chileno recibirá el premio de manos del presidente de México, Carlos Salinas de Gortari. En una entrevista de prensa, Nicanor Parra declaró que hay que “incorporar la variable ecología a toda consideración y acción”. Agregó que conoce someramente a Juan Rulfo. Ahora se ha dedicado a una lectura a fondo del escritor. El premio Juan Rulfo de 100 mil dólares le servirá al poeta para construir una casa ya que ahora dice vivir en “un nido de gorrión en Santiago, hecho con pajitas”.

Morales Alejandro y María Solares Heredia. El Cuadrantín, Guadalajara, México 25 Nov. 1991: 5+. Se afirma que el discurso de aceptación de Parra fue malo y corto. Se resumen respuestas a las preguntas que formuló en el discurso: no espera recibir el Nobel. Dedica el premio Rulfo a Dios “exista o no exista”. Con el premio, reconstruirá, su casa que se vino abajo con el terremoto y se pondrá al día en impuestos internos. Moraleja incluida en el discurso: Hay que volver a releer a Rulfo.

“Nicanor Parra. . . Este no es un premio para mí, sino un homenaje a la poesía chilena”. El Mercurio, Supl., 1 Dic. 1991: 6. El sábado 23 de noviembre en Guadalajara, Nicanor Parra recibió el Premio Internacional de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo a los 77 años de edad. El poeta, en vez de un discurso, leyó en la ceremonia extractos de su última creación literaria: “Mai Peñi. Discurso de Guadalajara” de 61 páginas, escrito a mano. Son 45 poemas. Uno de los poemas declara que “el discurso ideal es el que no dice nada aunque parezca que lo dice todo”. Otro poema afirma que con su nuevo premio se comprueba la teoría de Leonardo para ser reconocido como artista.

1% de inspiración
2% de transpiración
y el resto suerte.

“Mai Peñi” quiere decir “buenos días, hermano” en mapuche.

Roblero, María Ester. “V Feria Internacional del libro de Guadalajara: Los Escritores entre tacos y Mariaches”. El Mercurio, Supl., 136, 8 Dic. 1991: 1+. Tuvo lugar la Feria Internacional del Libro de Guadalajara entre el 23 de noviembre y el 10 de diciembre. El poeta chileno Nicanor Parra recibió el premio Juan Rulfo, consagrándose como uno de los más grandes autores de América. Fue el gran homenajeado. Se afirma que el candidato de Octavio Paz era Gonzalo Rojas. El poeta habló y leyó sus versos sin faltarle su poema “Defensa de Violeta Parra”.

Rodríguez, Mario. “Nicanor Parra en Guadalajara. Cómo agradeció el Premio Juan Rulfo”. El Sur, Concepción, 8 Dic. 1991: VI+. El Premio Internacional Juan Rulfo es de Literatura Latinoamericana y del Caribe y su monto es de 100 mil dólares. Rodríguez presenta y resume el discurso de agradecimiento de Parra. Fue irreverente, muy propio de Parra, con uso de ironía, sarcasmo y risa. Parra declaró que el discurso ideal es el que no dice nada y parece decirlo todo. Afirmó que es el menos prolífico de los escritores, como el mismo Rulfo. Se le ha premiado “por su silencio”, afirmó con su habitual sarcasmo. El discurso, agrega Rodríguez, fue un discurso que se negó a sí mismo. Fue un“antidiscurso”.

Filebo. “Temperamentos”. Últimas Noticias 13 Dic. 1991: 9.  En Conversaciones con Nicanor Parra de Leonidas Morales (Editorial Universitaria) se anota un hecho curioso sobre Nicanor Parra: en su primera juventud Parra quería ser carabinero. Filebo piensa que Parra como agente del orden hubiera sido “el primer antipoeta”. Se recomienda la lectura del libro y el número especial de la revista APU dedicada al poeta.

Blanco, Simón. “Nicanor Parra: El cadáver de Marx no será nunca sepultado”. Izquierda XXI, enero 1992: 13. Desde que Nicanor Parra fue galardoneado con el premio Juan Rulfo, pasó a primer plano. Se han multiplicado las entrevistas, las conferencias, los coloquios sobre su obra en Chile y el extranjero. Numerosos patrocinadores apoyan su candidatura al premio Nobel.

En esta entrevista Parra declara que Marx no está definitivamente muerto y que el socialismo continuará en pie. Sigue simpatizando, con la utopía marxista y con la utopía cristiana. De Neruda está cansado de hablar y de “seguir dando vueltas a ese molinillo”. Conoció a Pablo de Rokha: “sus encuentros fueron espantosos”. Rehúsa asociar poesía a belleza. Piensa que la poesía está en crisis y podría desaparecer pero siempre habrá poetas. La poesía ha estado en crisis desde Homero.

“Nicanor Parra: Mi poesía es un hobby”.  El Diario Austral, Temuco, Supl., 12 enero 1992: 4+.  Nicanor Parra se define en esta entrevista como un intelectual de la poesía, pero sensible. Le preocupa la ecología, es decir el deterioro del medio ambiente. Habla sobre sus raíces y sus primeros escritos en Chillán - cien poemas dispuestos en una trilogía: primera parte, los araucanos; segunda parte, los españoles; la tercera, los chilenos. Con respecto al amor y a las mujeres ha declarado en un poema: cambio torta de novia/por un par de muletas eléctricas. Luego cita: “cambio dos viejas de treinta por dos lolas de quince”.

Jileo, Pamela. “Nicanor Parra”. Hoy 757, 20 enero 1992: 24+.  Jileo comienza la entrevista con una introducción en la que describe al poeta: “. . . ojos amarillos, dentadura completa, ropa raída, melena en rebeldía, las manos de señorita . . . y una mirada tímida y demoledora a la vez. . .” A los 80 años, todas las mujeres se enamoran de él. La entrevista se centra en la vida del poeta, sus amores, sus premios, Violeta Parra. Su modelo humano es ahora Bach, el hombre organizado, el buen padre de familia, el funcionario. En otros tiempos fue Rimbaud.

Montealegre, Jorge. “Mónicas Silvas hay en cantidades”. La Nación, 14 febrero 1992: 12. En Hojas de Parra de Nicanor Parra aparece un poema a Mónica Silva, una mujer que apareció en el Río Mapocho mutilada. El poema incluye versos como “incluso yo tuve mi Monica Silva/fenomenal/ardiente como todas/y la perdí de puro pajarón/ahora sí que no tengo remedio”.

Saavedra, Luis. “Una pesquisa grabada. Como Nicanor Parra se las arregló para llegar a hacer lo suyo”. El Mercurio, Supl., 1 marzo 1992: 6. Saavedra reseña la segunda obra del profesor chileno Leonidas Morales sobre Nicanor Parra. Se trata de Conversaciones con Nicanor Parra. (Santiago: Editorial Universitaria, 1991). La publicación pertenece al género entrevista-conversación. A través de un hábil cuestionamiento del profesor Morales, Nicanor Parra reflexiona sobre su vida, a la vez que explica su obra. De sumo interés son sus comentarios sobre sus raíces literarias, entre las que se cuentan Walt Whitman (su lenguaje heroico), Kafka (su expresionismo de la pasividad reflejado en la segunda parte de Poemas y Antipoemas) y Virginia Wolf (con su postulado, “las palabras deben expresar la verdad”). Parra rechaza la musicalidad del verso: “no me interesa una poesía auditiva”.

“Nicanor rinde un homenaje a Violeta Parra”. El Mercurio 20 marzo 1992: s/p. Nicanor Parra y sus hijos Colombina y Juan de Dios rendirán un homenaje a Violeta Parra para celebrar el nacimiento de la fundación Violeta Parra que pretende “rescatar y defender la obra de la folclorista chilena”. Durante el homenaje Nicanor Parra leerá “Defensa de Violeta Parra”. Se celebrará una nueva edición de las Décimas. Canciones de Violeta con fusión de rock y cueca serán interpretadas por el grupo “conjunto Vacío” que integran sus hijos. El acto tendrá lugar en la Estación Mapocho en el marco de “Violeta Parra llega a la Estación”.

Montes, Hugo. “El discurso de Guadalajara de Nicanor Parra”. Últimas Noticias 4 agosto 1992: 31. Montes comenta el discurso antipoético de Nicanor Parra en Guadalajara al aceptar el Premio Juan Rulfo en 1991, reproducido y comentado en Atenea 463 por Mario Rodríguez en un magnífico ensayo. Socarrón, Montes afirma que el premio le permitirá a Parra “ponerse al día en Impuestos Internos y adquirir una silla de ruedas”. El discurso muestra la madurez de un hombre distinto pero igual a todos, de un hombre de genio, en que Parra dice todo lo que todos hubieran querido decir pero que sólo él ha dicho, termina Montes.

Rodríguez, Mario. “Nicanor Parra: poeta de Ñuble. El príncipe, el bufón”. La Discusión, Chillán, 22 marzo 1992: 2.  Se comenta uno de los poemas más bufonescos de Parra”. “Yo me sé tres poemas de memoria”. Aquí el poeta copia verso por verso tres poemas: de Juan Guzmán Cruchaga “Alma no me dejas nada”; de Carlos Pezoa Véliz, “Era un pobre diablo que siempre venía”; y de Víctor Domingo Silva, “Tierra de Arauco, tierra triste”. Los incluye como parte de Hojas de Parra. Ésta parte del libro, dice Carrasco significa “una parodia del libro, parodia de la memoria, parodia de la escritura, parodia de la nación burguesa de autor”. El bufón hace “un remedio burlesco de la tradición poética”. Lo común en los poemas es la melancolía. Parra continúa siendo la voz más revolucionaria de la poesía castellana actual, termina diciendo Carrasco.

Fernández, Eugenia. “La obra del año”. Qué Pasa 20 abril 1992: 52+. La Universidad Católica prepara el estreno de El rey Lear con texto de Nicanor Parra y un elenco de peso. El costo es millonario. El director, Alfredo Castro, piensa que la obra es más bien una ópera. En ella hay vendetta, violencia, confusión, plaga. Consta de cinco actos y reúne a 17 actores.

Quezada, Jaime. “Nicanor Parra. Decir poesía, mirar poesía”. El Mercurio, Supl., 26 abril 1992: 8. La Universidad de Valencia en España acaba de inaugurar, en una exposicion internacional, una muestra de trabajos visuales, poemas-objetos, artefactos y obras públicas de Nicanor Parra. Se exhiben con la obra del catalán Juan Brossa (Barcelona, 1919). La exposición “Decir poesía/ mirar poesía” será llevada en el transcurso del año al Museo de Arte de la Universidad de Chicago.

Oyarzún, Carolina. “El rey Lear. Fulgor y oscuridad del texto de Shakespeare”. El Mercurio, Supl., 31 mayo 1992: 8. Parra tradujo El rey Lear para el Teatro de la Universidad Católica. En su traducción, “el poeta reinterpreta el espíritu de la poesía de Shakespeare y acerca el lenguaje popular de su obra al lenguaje y habla chilenos”. En su tarea, Parra debió examinar diferentes versiones de la obra en innumerables muestras desde el siglo XVI hasta el presente como también las traducciones más conocidas en español.

Oyarzún, Carola. “El Rey Lear. Fulgor y oscuridad del texto de Shakespeare”. El Mercurio, Supl., 31 mayo 1992: s/p. Oyarzún afirma en relación a la traducción de Lear de Parra: En su traducción de la obra Parra reinterpreta el espíritu de la poesía de Shakespeare acercando la obra al habla nuestra.

Bravo, Patricia. “Parra al Nobel”. La Tercera, Supl., 14 junio 1992: s/p. En la entrevista se repiten comentarios de Parra ya en otras entrevistas: su tradución de King Lear, su filosofía taoísta que le ha hecho recobrar su autodominio, el ecologismo como movimiento socioeconómico basado en concepto de una vida creativa, igualitaria, pluralista, libre de explotación y con colaboración de todas las personas.

Añade que sus candidatos para el Premio Nacional de Literatura son: Gonzalo Rojas, Miguel Arteche y Jorge Tellier.

Resiente el hecho de que “nosotros somos girasoles y el sol es Europa o Estados Unidos”. Se fue por un año a Estados Unidos a hacer investigaciones sobre King Lear para facilitar una buena traducción de la obra.

Carrasco, Iván. “Encuentro de dos mundos: Nicanor Parra y Joan Brossa”. El Mercurio 28 junio de 1992: B3. En la Universidad de Valencia, España se acaba de inaugurar un simposio international con obra de ambos autores. Carrasco recalca que Parra es en la actualidad estudiado por toda clase de críticos e investigadores, profesores, periodistas, divulgadores culturales, sociólogos, ensayistas, etc. y es invitado a foros claves, y premiado en todo el mundo. Es uno de los grandes renovadores de la poesía en lengua española y uno de los autores fundamentales de la modernidad. Brossa, gran poeta catalán, fue marginado y silenciado durante el gobierno de Franco: usa recursos de tecnología industrial en su poesía. Parra desarrolla escritura con objetos.

Rodríguez, Mili. “Nicanor Parra en el túnel del amor”. APSI 429, 27 julio 1992: 40+. En la entrevista Parra comenta su traducción de El rey Lear y Shakespeare. El hombre mas grande es nadie, afirma. Lo aprendió en el taoísmo. Dios está más presente en las blasfemias que en las plegarias.

“Sepultados restos del poeta y Premio Nacional Eduardo Anguita”. El Mercurio 14 agosto 1992: C. 10. Nicanor Parra reconoce que si bien él no era un “santo de la devoción de Anguita”, él si lo fue de la obra del vate. Apenas se conocieron, Parra leyó el poema de Anguita “Mester de clerecía” en memoria de Vicente Huidobro y “por encargo de don Gonzalo de Berceo”.

“Nicanor Parra en revista Apuntes”. El Mercurio, Supl., 30 agosto 1992: 6. La Escuela de Teatro de la Pontificia Universidad Católica de Chile acaba de editar el número 103 de Apuntes (primavera 1991 / otoño 1992). El tema central es la obra de Nicanor Parra como traductor de William Shakespeare. También aparece un reportaje de la puesta en escena de El rey Lear por el Teatro de la Universidad Católica. La traducción la realizó Parra.

“América Latina una creación literaria”. El Mercurio, Supl., 2 septiembre 1992: 1+ Se reseña el libro de Sergio Marras América Latina, marca registrada (Barcelona: Editorial Andrés Bello, 1992). El libro reúne conversaciones de dieciséis escritores sobre la gran utopía de America Latina. Entre ellos se cuentan Mario Vargas Llosa, Carlos Fuentes, José Donoso, Jorge Edwards, Octavio Paz, Nicanor Parra, etc. . . : Marras afirma en su libro que Nicanor Parra es básico para las postulaciones fundamentales en su libro pues es el que “pone las cosas en su lugar”. Parra cree que nuestro problema es que hemos tenido una lectura blanca de América Latina. Hemos estado pensando en el progreso, en la razón, en el mañana, y eso no existe. Lo cita: “yo vengo de un estrato popular y allí hay una sola cosa que nosotros aprendemos desde chiquititos: que hay que apechugar”. Luego afirma: “La América Latina es un producto para turistas . . . y no tiene nada de latina”.

“Emocionante, recital. Jorge Adoum, Gonzalo Rojas, Humberto Díaz Casanueva, Nicanor Parra y Claribel Alegría, reunidos en un gran recital poético durante la nota más alta de este Congreso Internacional de Escritores”. El Mercurio, Supl., 6 septiembre 1992: 6. La acogida del numeroso público a los poetas fue excelente. Sin embargo, la que se brindó a Nicanor Parra fue apoteósica. Apenas se le nombró, fue objeto de una verdadera ovación y los aplausos no cesaban. Recitó, entre otros poemas “Defensa de Violeta Parra” haciendo gala de su “carisma y de sus grandes dotes histrionicas”.

“Nicanor Parra y El rey Lear en revista Apuntes de la UC”. La Segunda 8 sept. 1992: 39. Apuntes 103, revista de teatro de la Universidad Católica dedica 80 de sus páginas a la traducción de El rey Lear de Shakespeare realizada por Parra. En la revista hay estudios sobre la traducción, se representan los textos anti-poéticos de esta traducción y Parra comenta su propio trabajo.

Sobre los méritos y problemas de la traducción escriben el profesor y poeta Fidel Sepúlveda y María de la Luz Hurtado, directora de Apuntes. Alfredo Castro director de la obra la examina con aporte de varios académicos.

Apuntes ha comentado el que hacer teatral por 32 años.

“Dos videístas y Parra”. Hoy 19 Oct. 1992: 29.  En la Feria Chilena del Libro se exhibirá el video “Nicanor Parra ‘91”, ya presentado en la Exposicion de Sevilla. El video dura 44 minutos y comunica el sistema de trabajo de Parra, como por ejemplo la improvisación. Después de presentarse el video, se leerán textos poéticos de Parra nunca antes publicados.

Hurtado, María de la Luz. “Parra y Shakespeare fundidos en El rey Lear”. El Mercurio, Supl., 8 noviembre 1992:2. Hurtado reseña la traducción de Nicanor Parra de El rey Lear, de Shakespeare. Considera la traducción una “auténtica creación”. Lear no permite traducción literal y su contrucción es “oscura y enigmática”. De allí que la traducción de Parra es encomiable al fundir en su creación lo renacentista culto con la tradición oral chilena, el habla castellana. Parra “macera” el texto y lo baja de tono. Es una obra “basada en profundo estudio y rigor conceptual transfigurada a una alta expresión poética”. Hurtado afirma que el Lear de Parra es Shakespeare “desde nuestro castellano”.

Torres, Osvaldo. “Pichanga para tomar en serio”. La Nación 6 Dic. 1992: 11. Torres reseña una reciente creación de antipoemas de Nicanor Parra llamado “Pichangas, profecías, a falta de ecuaciones (12 antipoemas)”. El texto se basa en los derechos del niño y es su contribución a un Congreso sobre los Derechos del niño. Los versos se han musicalizado por el grupo Congreso, y Bororo ha creado doce cuadros sobre el tema. Al principio, Parra se negó a escribir esta participación para el Congreso: nunca escribe “por encargo”. Luego accedió. Los problemas del niño a discutirse por el Congreso son maltratos y abusos sexuales - debido a falta de ingresos de la familia o desintregración familiar - pobreza, prostitución, hacinamiento, explotación, autoritarismo en la escuela, etc.

“Nicanor Parra hablará en apertura del Festival”. El Mercurio 23 abril 1993: C16. Nicanor Parra será el orador principal en la inauguración del Festival Mundial del Teatro de las naciones a efectuarse esta tarde. El acto contará con la presencia del Presidente de la República, Patricio Aylwin. Con su traducción de El rey Lear de Shakespeare, Nicanor Parra ya pertenece al mundo del teatro. En su discurso abordará tópicos como Shakespeare, Neruda y la palabra y el arte.

“Nicanor Parra: Incluido el que habla, nadie sabe quién es Violeta Parra”. El Mercurio, Supl., 2 mayo 1993: 2. La revista rinde un homenaje a la poeta y folklorista, Violeta Parra, hermana de Nicanor. El fue tutor de Violeta y la impulsó a escribir sus Décimas autobiográficas. Al entrevistársele, el poeta declara “la Violeta Parra soy yo”, comentario análogo al de Flaubert que dijo lo mismo de Madame Bovary. Entre los dos hermanos, declara Nicanor Parra, había una comunicación inalámbrica. Todo lo que estudiaba y aprendía el poeta se lo transmitía a ella “practicamente de una manera invisible: campos morfogenéticos llama Parra a este fenómeno”.

“Las seducciones de Nicanor Parra”. La Época, Supl., 13 junio 1993: 13. Parra declara que no publica, pues ha decidido “no seguir regalando su trabajo . . .” Además no hay mercado para la poesía. Pasando a política, afirma que en un tiempo fue simpatizante del partido comunista. Luego cita a alguien que dijo: “No ser comunista a los 20 años es no tener corazón. Y seguir siéndolo a los 40, es no tener cabeza”. Practica frecuentemente la filosofía desconfiada del chillanejo. La frase que se repite en Chillán es “creo de que sí, pero me parece que no”.

“Fue presentado el video documental La Pichanga. El trabajo autovisual respaldará la obra que reúne la antipoesía de Nicanor Parra, la música del congreso y la pintura de Bororo en favor de los derechos del niño”. El Mercurio 24 junio 1993: C17. Este proyecto de arte integral surgió para llamar la atención sobre los derechos del niño por medio del arte. El video “Pichangas, profecías a falta de ecuaciones” será difundido por el Ministerio de Educación por medio de una cartilla entregada a profesores, padres, y alumnos.

Cabrera, Manuel. “Comentario literario. Poemas y Antipoemas de Nicanor Parra, 1972”. El Día, La Serena, 30 junio 1993: 2. Con Poemas y Antipoemas Nicanor Parra communicó lo incomunicable por medio de la sátira, el humor y la burla, afirma Cabrera. Parra representa la realidad con un lenguaje nuevo a fuerza de ser antiguo: el de la calle, la oralidad, el uso doméstico, el del periódico, la radio, la propaganda, el refrán, las frases hechas, la clase, la conferencia, el chiste político, la crítica, el rumor de la clandestinidad, etc”.

“Nicanor Parra en el Bellavista 0990”. El Siglo 13 oct. 1993: 9. A las 23:00 la televisión Nacional de Chile presentará un programa dedicado al poeta Nicanor Parra. El poeta hablará de su antipoesía y su significado, de sus experiencias poéticas y creación, de sus fuentes de inspiración, de su familia, de la educación, de sus hijos, y de sus amores.

Aranguez, Carlos. “Vacas sagradas, Nicanor Parra”. El diario de Aysén, Supl., Cohayque, 20 Oct 1993: 3. Se entrega una velada diatriba en torno a Nicanor Parra y su Premio Juan Rulfo. Aranguez declara que a Parra no le gustaría ni en broma ser considerado vaca sagrada. Considera inexacto el que se le crea el creador de la antipoesía en la literatura chilena. Por último declara que en la antipoesía como en la pintura moderna “pueden infiltrarse algunos mamarrachos”. Aranguez pone al pie de página como ejemplo, un fragmento de un poema de Parra llamado: “Yo pecador”.

robando flores a la luz de la luna
pido perdón a
diestra y
siniestra. . .

Llanos, Eduardo. “Nicanor Parra en sintonía con su público”, El Mercurio, Supl., 28 noviembre 1993: F. Nicanor Parra leyó en la Estación Mapocho algunos poemas de su nueva antología Poemas para acombatir la calvicie editada por el Fondo de Cultura Económica. Parra declara en la entrevista que Dante afirmaba la existencia de cuatro niveles en el texto poético: el literal, el alegórico, el moral y el teológico. El poeta se conforma con la comunicación instantánea con su público, o con una lectura inmediata, seguida de una segunda lectura.

Carrasco, Iván. Universidad Austral. “Parra para todos. Poemas para combatir la calvicie”. La Época 9 enero 1994: 5 Se acaba de publicar en México por el Fondo de Cultura Económica un nuevo libro de Nicanor Parra con selección y prólogo de Julio Ortega: Poemas para combatir la calvicie. La obra incluye una selección de los antipoemas una serie de facsímiles del autor, una bibliografía completa de la obra de Parra y referencias a fuentes secundarias. Se incluyen: Poemas y antipoemas (1954) y La cueca larga (1958) en su totalidad. Termina con el “Discurso de Guadalajara, Mai Peña”. Son 40 años de escritura canonizada. La selección se concentra en Versos de salón y Prédicas y sermones del Cristo de Elqui. También se incluyen muestras de Artefactos y chistes y poemas inéditos.

Carrasco, Iván. “Parra para todos”. La Época 9 enero 1994: 5. Carrasco, de la Universidad Austral, anuncia la aparición de Poemas para combatir la calvicie de Nicanor Parra.

Carrasco inicia su ensayo declarando que “la escritura plural, innovadora, variable y multiforme de Parra ha sido traducida a muy diferentes idiomas, ha sido reconocida con premios y distinciones nacionales e internacionales y es estudiada en forma continua por los críticos e investigadores de mayor relevancia, en Chile y en el extranjero. Pese a ello, todavía permanece parcialmente inédita. Parra se ha ido convirtiendo en un poeta más escuchado que leído, más reconocido por informaciones periodísticas y apariciones en medios de comunicación social de variada índole, que por la lectura y valorización de la antipoesía propiamente tal. . .” Esto se debe a la deficiente divulgación de los libros editados por Parra y “al misterio que circunda gran parte de nuestros proyectos y relizaciones culturales”. Luego comenta la publicación de Poemas para combatir la clavicie. Poemas ha sido editado por el fondo de Cultura Económica, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y la Universidad de Guadalajara de México. El libro fue compilado por Julio Ortega y es una selección de antipoemas del poeta desde 1954.

Carrasco, Iván, “Parra para todos”. La Época 9 enero 1994: 5. Carrasco reseña Poemas para combatir la calvicie (México, fondo de Cultura Económica, 1993), antología de poemas de Parra con un prólogo de Julio Ortega. Considera que en la selección hay omisiones de monta, especialmente en la sección dedicada a “Artefactos” y “Chistes”. En relación a las poemas inéditos informa que en realidad son semi-inéditos en su mayoría, pues ya habían sido publicados. Afirma que Parra es un poeta “más escuchado que leído, más reconocido por informaciones periodísticas y aparición en medios de comunicación social . . ., que por la lectura y valorización de la antipoesía propiamente tal”.

“Cultura: Nicanor Parra”. La Prensa 24 enero de 1994: 6. Se repite que Parra es un poeta más escuchado que leído, “poeta vendido”, más reconocido por “informaciones periodísticas y apariciones en medios de comunicación social de variada índole, que por lectura y valorización de la antipoesía, propiamente tal”.

El artículo también informa de la aparición de sus Poemas para Combatir la calvicie (Fondo de Cultura Económica). La obra consta de una selección de la antipoesía de Parra y una selección de escritos semi-inéditos a lo largo de 40 años de carrera. El prólogo es del profesor escritor y crítico peruano Julio Ortega.

Pulgar L., Leopoldo. “Parranda, un día de libertad”. La Tercera, Supl., 18 marzo 1994: 9. Pulgar afirma que “parranda” significa que “las cosas andan fuera de control debido a la intervención de Baco”. También “Parranda” es una obra de teatro basada en textos de Nicanor Parra presentada por La Mancha Theatre Company y dirigida por la inglesa Ellie Nixon. En la obra se cuentan historias no en forma cronológica: las historias se saltan unas a otras. Los temas son: vida y muerte; naturaleza y hombre; Dios y la cultura desechable; la sobrevivencia del planeta y el holocausto nuclear.

“Realizan en Temuco Encuentro de Literatura Mapuche”. El Mercurio, Supl., 30 abril 1994: 6. El Primer Encuentro de Literatura Mapuche, en varias sesiones de conversación, tiene por objeto establecer puntos de vista “de la producción poético narrativa, de la etnia araucana y su relación con la literatura nacional en lengua castellana”. Conocidos escritores chilenos discutirán estos tópicos con autores locales. Entre ellos se encuentran Gonzalo Rojas, José Donoso Y Nicanor Parra.

“Mañana estrenan obra basada en textos de Parra”. El Mercurio 25 mayo 1994: C27. “Parranda” será interpretada por quince bufones de la compañía dirigida por Rodrigo Malbrán, “La Mancha Theatre Company”. Los ejes de la obra son vida y muerte, naturaleza y hambre, dios y la cultura Huachaca, supervivencia del planeta y holocausto nuclear. La obra intentará “echar a andar a Parra dramaturgo, conjurando las voces de los distintos personajes que habitan su universo”.

“Congreso literario en Temuco: Encuentro en la palabra”. El Mercurio, Supl., 15 mayo de 1994: 2 El encuentro fue entre escritores mapuches y chilenos. Participaron Gonzalo Rojas, Nicanor Parra, Jorge Teillier, Gonzalo Millán, Jaime Huenún, Leonel Lienlaf y Bernardo Colipán entre otros. Nicanor Parra se declaró “mapuche por derecho propio” y entregó un poema inédito:

No sé no sé
Yo pertenezco a un mundo que se fue
Yo todavía creo en el socialismo
Yo todavía creo en Dios y en el diablo
Yo soy uno de esos vejetes malas pulgas
Que confundieron el Ser con el Ente.

Reuter, Sabine. “Nicanor Parra en su casa”. La Época, Supl., 28 mayo 1994: 7+. El artículo es un reportaje sobre la casa de Parra en la Reina. Se define la casa como un trasunto del mismo Parra. La idea central es un laberinto. Se la describe colmada de antigüedades y compuesta de 3 casas. Parra vive allí desde hace más de 30 años. Empezó contruyendo su mundo de madera con materiales de demolición.

Hay también instrumentos de música repartidos por toda la casa, y objetos y obras de Violeta Parra — la hermana — y muchos libros “en mil idiomas y sobre mil temas”. Sus amigos la definen como “una población callampa de lujo”.

Guzmán Errázuriz, Rosario. “Nicanor Parra: ¿Al Premio Novel? Master Club, 31 mayo 1994, 36+. El poeta concede esta entrevista en que se determinarán los rasgos que más lo identifican. Son “aquéllos que atraviesan su propia historia”. Después de entregar una breve biografía y bibliografía de su obra, declara que es de ideas políticas de izquierda y pertenece al partido ecológico. Se ha casado cinco veces y tiene cinco hijos. Su religión es taoísta. En su juventud le atraía la rebeldía, el desorden, el amor libre, simbolizados en el poeta Rimbaud. Ahora le atrae Juan Sebastian Bach, orden, el sentido de familia. Otras preguntas las contesta por escrito y en verso. Por ejemplo: ¿Dónde irá su alma después de la muerte? Al cielo, al infierno o al purgatorio?

Al ataúd
a la fosa común
No me hago ninguna ilusión al respecto.
¿Y si se encontrara con Jesús?
Le preguntaría con todo respeto:
¿Quién es Ud. mi estimado señor?
Muéstreme su carnet de identidad
Yo le encuentro más cara de Marx
que de Cristo.

El bien más preciado que llevaría a la tumba sería su computadora. Ha tenido amores incontables y se ha casado 5 veces. A lo único que no se ha atrevido en su vida es a pegarse un tiro.

Gajardo, Alejandra. “Una plaza móvil para Nicanor Parra”. La Época 25 agosto 1994: B14. La Escuela de Arquitectura de la Unversidad de Chile ha organizado una plaza móvil para celebrar los 80 años de Nicanor Parra. La ceremonia a efectuarse se llamará “Nicanor, Nicanor, saca tus cachitos al sol”. Grupos artísticos bailarán, recitarán y ofrecerán obras de teatro. Se instalarán esculturas hechas para la ocasión. Habrá también colaboración espontánea del público. El profesor Fernando Meza considera a Parra “uno de los intelectuales con más carisma de Chile”.

X.P. “Homenajes comienzan este martes. Gran fiesta para celebrar 80 años de Nicanor Parra”. La Época 28 agosto 1994: B7 Éste ha sido un año de celebraciones para Nicanor Parra con motivo de cumplir 80 años. Se han realizado y se realizarán diversas ceremonias y homenajes a través de todo el país. En Santiago han participado artistas, científicos, políticos y escritores como Alejandro Jodorowski que vino de París; Antonio Skármeta, Roberto Matta, Roberto Parra, Jorge Díaz, Federico Schopf y Enrique Lafourcade.

“Preparan celebración de 80 años de Nicanor Parra”. El Mercurio 29 agosto 1994: C15. El programa de actividades incluirá muestras de teatro, música, videos y seminarios. El ciclo lo organiza el grupo Machitún ‘94 auspiciado por el Ministerio Secretaría General de Gobierno. Los seminarios de poesía, se efectuarán en Santiago, Valparaíso y Concepción. Durante los festejos se darán a conocer las bases del Segundo Concurso de Poesía Joven Nicanor Parra. Las celebraciones culminarán el 5 de noviembre con la presentación en la estación Mapocho de El rey Lear con textos de Parra.

“Un ataúd con hélice aterrizó ayer en la Plaza portátil La Época 2 septiembre 1994: B14. Estudiantes de Arquitectura decidieron celebrar el anticumpleaños del poeta. Presentaron un rosado ataúd con hélice que simboliza su ironía hacia la muerte, una maqueta de torta de cumpleaños, un séquito de estudiantes disfrazados de sacerdotes y monjas y bufones de la obra Parranda. La función empezó con una entrevista de niños de escuela al poeta. En esta entrevista Parra declaró que Gabriela Mistral y Pablo Neruda son nuestros primeros padres y que Vicente Huidobro y Pezoa Véliz lo estimularon a escribir.

Cárdenas, María Teresa. “Nicanor Parra. Parresía: Hablar francamente pan pan vino vino”. El Mercurio, Supl., 4 sept. 1994: 4+ Cárdenas entrevista al poeta con motivo de cumplir 80 años. Ya han empezado varias actividades en su honor: actos oficiales, inauguración de una plaza móvil con su nombre y diversos homenajes. Este invierno, Parra no ha viajado a Las Cruces adonde escapa del smog y proteje su asma crónica. Se encuentra corrigiendo 800 manuscritos del concurso de poesía de El Mercurio. A la entrevista entregó sus respuestas manuscritas, “pues me distorsionan todo lo que digo”. Las respuestas a las preguntas son comentarios secos, lacónicos y versificados, del tipo:

Revoluciones

Las idean los idealistas
Las llevan a la práctica los fanáticos
y se aprovechan de ella los pícaros
Los linces
Los sinvergüenzas

X.P “Mesa redonda en la Casa Colorada. Concluye análisis de obra de Nicanor Parra”. La Época 28 septiembre 1994: B14. En cuatro mesas redondas se analizará el trabajo de Nicanor Parra entre los años 50 y 70 para festejar sus 80 años. En “Parra y los cincuenta” participarán Jorge Edwards, Premio Nacional de Literatura, 1994, Claudio Giaconi escritor de la generación del 50 y el poeta y crítico literario Federico Schopf. En “Parra y los 60”, participarán Gonzalo Millas, Mario Rodríguez, María Nieves Alonso y Adriana Valdés. En “Parra y los 70” Eduardo Llanos, Elvira Hernández y otros. Otros destacados participantes son: John Coleman, profesor de castellano en la Universidad de Nueva York y crítico literario del New York Times, Marlene Gottlieb de la misma universidad y el escritor mexicano Homero Aridjis con el tema “Presencia Internacional de la Anti-poesía”.

“Nicanor Parra: Yo soy un ‘business man’”. Cosas, número especial, 11 oct. 1994: 49+. En la entrevista Parra recuerda como en sus mocedades se propuso salir de Chillán y venir a estudiar al liceo en Santiago para apropiarse “de ese otro mundo que no era el mío”. Nunca ha logrado apropiarse totalmente de ese mundo pues ése viene de muy atrás: de Grecia y Roma. Parra luego pasa a discutir la cultura griega y como su momento culminante es el siglo VI, específicamente Esquilo. Se detiene a comentar el monólogo de Casandra de la Orestíada. Casandra es una sibila, un oráculo. Esquilo es la culminación de la espiritualidad griega. Su madre era también una Casandra en estado natural y permanente. De continuo estaba previendo el futuro. Era una sibila que operaba en dos mundos: el de la naturaleza donde era el oráculo y el de la convención que era su máquina de coser. Su hijo predilecto fue Roberto.

Reconoce que en entrevistas usa muchas frases ingeniosas “para salir del paso” y no quedar con nadie mal: “yo diría que todo lo que he dicho hasta el momento es una sucesión de frases”.

Gónzalez, Mónica. “Nicanor Parra, segunda parte. La palabra amor me pone los pelos de punta”. Cosas, 472, 25 octubre 1994: 49+. En esta entrevista, Parra reafirma su pasión por el taoísmo y se explaya sobre la esencia del lenguaje en Hispanoamérica. Declara con los teóricos franceses que los intelectuales hispanoamericanos manejan un lenguaje que no les es propio. Nos hace falta un nuevo discurso, el que propuso en el discurso de Guadalajara, el de Campolicán, el nativo, no producto del genio europeo. Él ha ido perdiendo el idioma patria. En cambio, Roberto, su hermano lo dominaba totalmente. Habla de su familia, de sus comienzos en el Internado Barros Arana donde fue estudiante, inspector y profesor. Respecto a su hermana Violeta Parra declara que todas las influencias que se observan en su arte, le llegaban a ella a través de él. En la obra de Violeta se funden lo artesanal y lo sofistificado. En sus arpilleras y pinturas se observan incluso influencias de Picasso. Con respecto a sus amores, afirma que gracias al taoísmo ha podido despojarse del amor celoso y posesivo y ha podido alcanzar “Articulaciones mas satisfactorias con el sexo opuesto”.

Piña, Juan Andrés. “80 años de Parra y 40 de antipoesía”: Mensaje 435, Dic. 1994: 593+. Piña hace una minuciosa reseña de la obra del poeta concentrándose principalmente en Poemas y Antipoemas, publicada 17 años después de Cancionero sin nombre (1937), su primera obra con influencia garcilor orqueana. Piña afirma que la poesía contemporánea chilena y la de habla hispana arranca de Poemas y antipoemas. Su visión descarnada de la realidad en que se percibe que “todo se está viniendo abajo”, contrasta con la “visión idealizadora y altisonante de la poesía anterior a él”. Aunque Neruda usó un lenguaje simple y llano en Odas elementales “nunca se dejaba de lado la visión idealizadora y altisonante”. Parra la satirizó en “Oda a una paloma”. Píña también repasa la línea política de Parra. Fue opositor al gobierno de Allende en 1972. Más adelante fue acusado de “estrecho colaboracionismo con los militares” por los intelectuales de dentro y fuera del país. En 1877 quedó clara su “independencia del gobierno” cuando quemaron la carpa donde se presentaba una obra basada en sus textos. Después de haber sido marginado por la izquierda internacional por el episodio de la taza de té en la casa Blanca, declaró su independencia de todo movimiento político.

Cortés, H.R. “Poemas para combatir la calvicie. Obra de N. Parra”. El Mercurio, Valparaíso, 28 enero 1995: A6. El libro consiste de su poesía de ayer y otra reciente y recoge versos de Poemas y antipoemas (1954); La cueca larga (1958); Versos de Salón (1962); Canciones rusas (1967); La camisa de fuerza (1968); Artefactos (1970); Sermones y Prédicas del Cristo de Elqui (1977); Chistes para desorientar a la poesía (1983); Cachureo, Ecopoemas, Guatapiques, Últimas Prédicas (1983); Hojas de Parra (1985); Inéditos (sin fecha) y “Peñi, discurso de Guadalajara” (1991).

“Nicanor Parra saca la voz en Buenos Aires”. Últimas Noticias 8 abril 1995: 39. El presidente argentino Carlos Menem, acaba de inaugurar la XXI Feria Internacional del Libro de Buenos Aires con el tema: “El libro y el diálogo de las culturas”. Numerosos países participarán en la feria y cada país tendrá una jornada especial de festejos. En el caso de Chile, la embajada organizó una ceremonia en que el único orador será Nicanor Parra. Su conferencia se llamará: “Entonces habló Altazor”.

“Parra defiende a Huidobro”. Últimas Noticias 13 abril 1995: 35. Nicanor Parra fue el invitado estelar de la XXI Feria Internacional del libro de Buenos Aires. Su discurso fue una defensa de Vicente Huidobro y se refirió a la “guerrilla literaria” entre Huidobro, Neruda y de Rokha con alusiones humorísticas. Declaró que no cree que Huidobro es “el hoyo del queque”, sin embargo lo considera lectura imprescindible para un poeta joven. Prefiere escribir sobre el Martín Fierro que sobre Huidobro. Agrega que no tiene fe en los beneficios del tipo de actos culturales como la Feria del Libro de Buenos aires. Desde hace cinco años trabaja a fondo a Shakespeare. Empezó con El rey Lear. Tradujo la obra y ésta se representó 114 veces. Ahora trabaja en Hamlet y en Otelo.

Fue invitado a la Feria por la Embajada de nuestro país en Argentina.

“Nicanor Parra recuerda a su hermano Roberto”, El Mercurio, Supl., 7 mayo 1995: 3+. Nicanor Parra entrega en forma exclusiva a la revista unas líneas escritas pocos días después de la muerte de su hermano Roberto. Uno de los poemas, entre varios otros es el siguiente:

Yo tenía un compañero
otro igual no encontraré.
El poeta de la familia según Manuel Rojas:
“Yo creía que el genio de la familia era Nicanor
Hasta que conocí a la Violeta
Claro que ahora me queda el tío Roberto”.

“Poesía políica de N. Parra”. La Segunda 18 Oct. 1988: 5 El poeta arremete contra los escritores americanos que recientemente visitaron Chile- Arthur Miller y William Styron.

Acúsome padre de no haber leído a Miller y Styron.
Esto no se puede perdonar fácilmente.
me consuelo pensando
que ellos tampoco me han leído a mí
................................................
Gracias por acordarse de este país.
no se vayan, escriban, manden fruta.

Parra, además dispara contra Claudio Arrau, tocante a libertad y derechos humanos.

.....................................
Usted no sabe lo que pasa aquí
infórmese, Maestro
O se van con la música a otra parte

Ramos, Marcela. “Nicanor Parra, poeta, guatete con los hijos bastardos”. La Nación 15 julio 1995: 64+. La entrevista versa sobre lecturas, familia, e incluso hijos bastardos. Últimamente, Parra ha estado leyendo y estudiando el Poema del Cid y se ha enterado que el Cid fue bastardo. España desciende de un hijo bastardo, “igual que nosotros”. La muerte de Roberto Parra ha sido un duro golpe para él, Recita: “yo tenía un compañero/ otro igual no encontraré”. Empezará a cobrar dinero por entrevistas a grandes corporaciones tal como García Márquez. Un escritor debe ser pagado. Se lo enseñó Pablo Neruda cuando dijo: “el trabajo literario debe ser respetado y remunerado”.

M.E.M. “Homenaje a Nicanor Parra. Los primeros 81 años con Periolibro”. La Nación 2 septiembre 1995: 30+ La publicación de Periolibro es una iniciativa de la Unesco. El lanzamiento “Periolibro” 35 está dedicado a la anti-obra de Nicanor Parra y a la antología Poemas para combatir la calvicie, en 3a edición, por el Fondo de Cultura Económica. En el lanzamiento oficial en la Biblioteca Nacional, junto a Parra, se encontraban invitados extranjeros de la Unesco y del Fondo de Cultura Económica. Se anunció que en Nueva York hay un “Comité por Parra al Nobel”.

“Poemas para combatir la calvicie”. El Sur, Concepción, 15 Sept. 1995: 19. El texto, publicado en Chile, es una selección de su poesía desde Poemas y Antipoemas (1954). Este libro ya había sido editado por el Fondo de Cultura Económica en México en 1993. Es un compendio de Poemas y antipoemas, La cueca larga, Versos de Salón, Sermones y prédicas del Cristo de Elqui y de Hojas de Parra. En Nueva York, más de 360 profesores de la literatura apoyaron su candidatura al Premio Nobel e hicieron público el documento de apoyo.

“Periolibro”. Es en un programa patrocinado por la Unesco y el Fondo de Cultura Económica, publicará otra selección de sus poemas en periódicos de 23 países iberoamericanos. Serán complementados con ilustraciones de Rosa María Valenzuela y apreciados por unos 25 millones de lectores hispanoamericanos.

Méndez Rojas, Adán. “Parra abrió el camino”. El Mercurio 3 octubre 1995: C14. Méndez Rojas comparte sus reflexiones sobre el poeta a propósito del lanzamiento de la tercera edición de la antología Poemas para combatir la calvicie con inclusión de sus últimos trabajos. Méndez piensa que los antipoemas sacudieron y espabilaron a generaciones de poetas y que Nicanor “nos abrió el camino a todos”, como lo afirmó Juan Luis Martínez. Con Nicanor, además hay un reciclaje “de territorios dejados en barbecho desde fines de la Edad Media . . . y de la poesía de los lares del Siglo de Oro”. Parra ha mantenido su poética a lo largo de cuarenta años.

“Nicanor Parra, un año después de cumplir los 80 años: Estoy como rifle”. Caras 16 octubre 1995: 32+. Es asmático y arterioesclerótico. “Felizmente, sin mis enfermedades no soy nada”, afirma el poeta.

Sus antigrabados unen palabra e imagen en una dimensión y serán presentados en el Museo de Bellas Artes. Él aportó la poesía y los grabados son el producto de 4 pintores.

Esta presentación continúa una línea de 1992 cuando presentó con Brossa poemas-objetos en la Universidad de Valencia y Chicago. El poeta contestó sólo parte de la entrevista a un cuestionario que le fue dado con anticipación.

“Antigrabados: una nueva versión para los textos de Nicanor Parra”. La Segunda 17 octubre 1995: 34. Cuatro litografías inspiradas en textos poéticos de Nicanor Parra serán expuestas en el Museo de Bellas Artes. Parra escribió de su puño y letra 14 poemas en cartulina y los cuatro pintores eligieron cuatro. Se venden en carpetas numeradas del uno al cien.

Las carpetas también se enviarán a Madrid donde representarán a Chile en la exposición mundial de grabados. Luego irán a una galería de Nueva York.

Aravena, Mario. “Nicanor Parra, al recibir distinción Honoris Causa: De poeta, doctor y loco, todos tenemos un poco”. La Tercera 26 enero 1996: s/p. La Universidad de Concepción le acaba de otorgar a Nicanor Parra un Doctor Honoris Causa. El rector de dicha universidad considera a Parra “como uno de los más altos exponentes de la poesía contemporánea”. El año pasado, la Universidad le otorgó el premio a Octavio Paz.

Aravena, Mario. Nicanor Parra, al recibir distinción Honori’s Causa: “De poeta, doctor y loco, todos tenemos un poco”. La Tercera 26 enero 1996: 42. La Universidad de Concepción acaba de otorgar a Nicanor Parra la distinción Doctor Honoris Causa. El rector de dicha universidad, Augusto Parra Muñoz, destacó la obra del poeta, considerándolo “como uno de los más altos exponentes de la poesía contemporánea”.

“Todo Nicanor Parra: antipoeta, energúmeno, irreverente, franco tirador, monje taoísta, físico, ex-macrobiótico. . .” APSI Dic. 1996: 44 páginas.  Diversas personalidades del mundo periodístico y literario comentan la personalidad del poeta, del hombre, su obra y su vida en esta edición especial de APSI. Jaime Collyer entrega un perfil del poeta y lo define como “un arquero invisible que siempre da en el blanco” (9-12); Inés Llambrás incursiona en la labor teatral de Nicanor Parra (29-30); Cecilia Vargas comenta a Parra y sus intervenciones en la política (41-43) y declara que su poética se explica “por la vía del análisis político” (42).

El desplazamiento de la jerga literaria hacia el habla es un intento de democratización en el poeta, declara Vargas. Luego cita comentarios de Parra en que se perfila su política: “cuando yo me refiero al estado de crisis en que está el planeta, pienso en el colapso ecológico y en el derrumbre nuclear . . . el universo entero está en tela de juicio. Está es mi postura política y literaria. Cuando se me pregunta de qué tendencia política soy hablo del medio ambiente. En mi juventud fui anarquista. Jamás he sido marxista. No podría serlo. Ni capitalista. . .”. (42). Vargas también discute a Parra y su taoísmo con el que logró el equilibrio entre dos fuerzas que se contraponían. Cita al poeta: “el taoísmo es la autoregulación del mundo interior y la ecología la autoregulación del medio ambiente” 42). Marcela Coruzzi, en otro artículo, declara que Parra invita “al mecanismo de la narración, de la crónica, de la epístola, del reportaje, del habla simplemente coloquial. Es un revolucionario” (36). Skármeta admira su velocidad mental y verbal (37).

[INDEX] [1. INTRODUCCIÓN] [2. BIBLIOGRAFÍA SELECTA Y ANOTADA SOBRE NICANOR PARRA Y LA PRENSA CHILENA 1969-1996] [3. BIBLIOGRAFÍA SELECTA DE OBRAS DE NICANOR PARRA Y SOBRE NICANOR PARRA] [NOTAS]