19 de Julio de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
Revista Interamericana de Bibliografía (RIB)
Número: 1-4
Título: 1996
ELIO*
Humberto Mata


Elio es un estudiante y, como todo estudiante, tiene algo de autodidacta. Sin embargo, Elio no es un buen estudiante; por lo tanto, Elio no es un buen autodidacta. Y a pesar de todo, Elio es un muchacho brillantísimo en sus ideas, un joven loco para la mayoría. En un desesperado esfuerzo por salvar a Elio —no podría ahora decir de qué—, el pueblo resuelve enviarlo a la ciudad. Todas las esperanzas del pueblo se cifran entonces en Elio, en una ciudad amarilla e indiferente. Cada hombre del pueblo trabaja por Elio, y lo hace gustosamente.

Aquí llego a pensar que Elio es para el pueblo una necesidad absoluta, un motivo para la realización de algo. Me equivoco. Elio no es más que un símbolo, y estoy seguro que nadie en el pueblo lo conoce. Pero tú, que eres componente del pueblo, trabajas por él, y en tus momentos de descanso —que dudo los tengas— piensas en él, y lo ves en la ciudad cargado de libros y libretas, atravesando calles envueltas en niebla y escuchando clases en salones infinitos.

 

* Humberto Mata, Imágenes y conductos (Caracas: Monte Avila Editores, 1970): 43.