22 de Abril de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (134-135) I,II
Año: 2000

Cómo surge y se consolida una institución

Al finalizar la última década del siglo pasado aparecen en el contexto académico venezolano, las primeras manifestaciones formales de preocupación por el fenómeno nutricional a través de dos publicaciones tituladas: Tratado de alimentación (Dr. Manuel A. Díez, 1890 y Dr. Augusto Ortega, 1895).

Llama la atención esta preocupación temprana sobre el tema ya que el verdadero despertar social, político y científico en el mundo sobre la valoración de la alimentación en la salud del ser humano, irrumpe como consecuencia de la dramática visión tras la liberación de los presos de los campos de concentración nazi, al finalizar la segunda guerra mundial.

La creación de la FAO en Springfield motiva y encauza en todos los países una nueva conciencia que se manifiesta en estadística y censos poblacionales; investigación sobre el valor nutricional de la alimentación; búsqueda de alternativas y suplementos alimenticios enriquecedores; investigación aplicada para mejorar la calidad de siembra y manejo del suelo: fertilizantes, control de plagas para combatir el flagelo del hambre en el mundo. Se desplaza la concepción Maltusiana del crecimiento geométrico de la población, que justificaba las guerras como control necesario de la explosión demográfica, por una visión de buscar mejores rendimientos de las siembras; recuperación de terrenos no aptos; así como un naciente sentido de solidaridad y justicia social hacia los sectores más desposeídos.

La primera guerra mundial de 1914 así como la crisis económica financiera de los años 30, motiva en los Estados Unidos de Norteamérica y en los países de América Latina, la aparición de los comedores que repartían sopa gratuita. El Dr. Fernando Bolet funda en el barrio Petare de Caracas el primer comedor de Sopa Popular a principios del siglo 20.

En 1936 con ocasión de la primera cruzada sanitaria, el Dr. Francisco Rízquez y el Dr. Armando González Puccini instauran un servicio más avanzado de Sopa Popular. Esto sentó las bases para el surgimiento de más comedores gratuitos en diversos barrios pobres de Caracas sostenidos en el marco de la caridad como misión de las congregaciones religiosas y como manifestación de altruismo de los sectores pudientes de la sociedad. Es finalmente en 1938 cuando el Ejecutivo Federal dicta medidas para la creación del servicio de alimentación nacional financiando Comedores Populares en el Puerto de la Güaira y en Caracas.

Con estos antecedentes, los gobiernos que suceden a la larga dictadura del General Juan Vicente Gómez, muerto en 1936, inician un recorrido de avance y retroceso en el proceso de consolidación de un organismo que se ocupe, exclusivamente, del tema nutricional pasando por creación de secciones y comisiones de nutrición adscrito al Ministerio de Sanidad y Asistencia Social, absorbidas luego por la División de Bromatología y Farmacia, para independizarse posteriormente, en 1949, en un Instituto Nacional de Nutrición que asume todas las iniciativas anteriores, Comedores Populares, Patronatos Nacionales de Comedores Escolares, en un sólo organismo.

Resaltan entre sus logros, la creación de la Escuela de Nutricionistas y Dietistas en 1960 así como la instauración, en 1961, del día 18 de noviembre como Día de la Alimentación. En 1962 inician la construcción del Edificio Sede, que ahora luce pequeño y desgastado luego de 40 años de funcionamiento, teniendo Unidades Regionales de Nutrición en cada uno de los 23 estados de la Nación.