17 de Enero de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (134-135) I,II
Año: 2000

Fortalecimiento de las acciones sociales

Almuerzo por Bandejas

Buscando mejorar la calidad, eficiencia e impacto social la A.N.E.P. ha hecho hincapié en brindar a los niños que asisten a los comedores escolares una alimentación balanceada desde el punto de vista proteíno-calórico. El Programa de Alimentación Escolar P.A.E. cuya coordinación técnica estuvo a cargo de la C.E.P.A.L. y el Programa de Fortalecimiento del Área Social (ANEP, FAS, OPP, BID) fue evaluado minuciosamente. La evaluación de carácter longitudinal que duró tres años (1994-1996), implicó analizar la evolución de peso y talla de una muestra representativa de alumnos asistentes a escuelas públicas de Montevideo. Luego del estudio se llegó a las siguientes conclusiones:

a) La focalización de los beneficiarios fue dada por los indicadores socio-económicos, N.B.I. y Línea de Pobreza. Desde el punto de vista antropométrico el mismo no es adecuado. Asisten a los comedores niños que no presentan carencias nutricionales leves o crónicas, al tiempo que otros que sí lo necesitarían no concurren al servicio.

b) No se presentó un impacto significativo sobre el estado nutricional de los niños; el hecho de que un niño asistiera al P.A.E. no le garantizaba mejoras en su peso y talla.

c) Problemas en la cuota del aporte calórico-proteico. El 88% de las escuelas definidas como críticas, presentaban un aporte calórico promedio de 538 calorías, un 30% inferior al mínimo necesario (750 cal.)

d) Datos falsos en el número de comensales. Algunas escuelas sobredeclaran y reciben más dinero con lo que pueden mejorar las dietas.

e) Las escuelas más críticas presentaban problemas de infraestructura y equipamiento para brindar el servicio.

Tomando datos del Cuaderno de Trabajo Nª1. “Serie Estudios Sociales sobre la Educación” (A.N.E.P. 1998) en lo que se refiere al análisis de la incidencia de los factores socio culturales en la repetición escolar —en todas las escuelas del interior y de Montevideo— se percibe que las variables sociales son diferentes en ambas áreas. Las variables comunes son: a) escuelas con bajo porcentaje de alumnos con asistencia suficiente (promedio 150 días/clase/año); b) hogares hacinados (más de dos personas por habitación); c) madres con nivel educativo bajo; y d) hogares con equipamiento insuficiente.

De lo expuesto se concluye que:

a) Las variables educativas (asistencia) sociales y tasa de repetición se verifica con mayor fuerza en primer grado, para ir descendiendo y perder capacidad explicativa en sexto grado.

b) Esta relación aparece con mayor fuerza en Montevideo que en el interior.

c) El contexto socio cultural está fuertemente asociado a las tasas de repetición.

d) El hacinamiento, el nivel educativo de las madres y el grado de asistencia explican en gran medida la repetición en Montevideo para el primer grado, no así para el segundo, ni para el resto del país.

e) La repetición en sexto grado en Montevideo e interior parecen tener otras explicaciones, tales como factores de corte educativo, relación docente-alumno, alumno-Centro Educativo, etc.

f) La repetición en primer grado está fuertemente determinada por el contexto social, por lo que las políticas destinadas a abatir los índices deben estar orientadas social, cultural y económicamente.

g) El aporte de los comedores (P.A.E.) en términos kilocalóricos en Montevideo, es mayor en las escuelas que presentan bajos niveles de repetición. Haciendo la salvedad de la existencia de sobredeclaración5 de comensales en la mayoría de éstas, las escuelas que presentan menores índices de repetición también presentan contextos menos críticos, tanto desde el punto de vista educativo como social. Esta consideración hace pensar que si no se revierten ciertas características de gestión no se podrá evaluar claramente el impacto del servicio en los centros educativos.

Institucionalización de las bandejas

Frente a las dudas en la eficacia del P.A.E. - A.N.E.P. encara la tercerización del servicio a través de la modalidad de almuerzos por bandejas con el objetivo de brindar un aporte nutricional que supere el mínimo necesario de 750 calorías para lograr efectivamente un impacto, en términos de compensar problemas de talla y peso. Se busca aumentar la cantidad del gasto en alimentación mejorando su calidad y eficacia. Bajo esta premisa se han establecido dos tipos de bandeja: a) 750 a 800 calorías para niños de 4 a 7 años; y b) 850 a 900 calorías para niños de 8 y más años. El servicio se establece a partir de setiembre de 1998, en 77 centros educativos de Montevideo (119 escuelas) que cubren zonas de altas carencias sociales, incluyendo escuelas del Programa “Todos los niños pueden aprender”.6

Paralelamente a estos servicios de alimentación, a través de convenios, la A.N.E.P. brinda asistencia médica de emergencia a los centros educativos y a 10.000 escolares que forman parte del programa. Se busca con esto detectar elementos de riesgo desde el punto de vista biológico y psicosocial con la derivación correspondiente en caso de ser necesario. En el rubro vestimenta, calzados, túnicas, capas de lluvia y botas. En el rubro materiales didácticos para ser llevados al ámbito del hogar en un esfuerzo socializador y multiplicador dentro del núcleo familiar.