21 de Junio de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (134-135) I,II
Año: 2000

Relación de la desnutrición y el aprendizaje

La desnutrición calórico proteica lleva a una fuerte disminución de macronutrientes en la constitución corporal. Puede ser primaria, por menos ingesta, o secundaria a distintos tipos de enfermedades. En los niños, un factor importante de desnutrición secundaria es la frecuencia de infecciones; hoy se sabe la relación de la deficiencia del retinol con estas infecciones. Y como hay gran disminución de la inmunidad celular y local, es frecuente la aparición de complicaciones de estas infecciones.

Hay en el mundo mil millones de personas en estado de indigencia. Nuestro país no tenía hasta hace poco tiempo un problema en este aspecto. Pero desde 1995 aumentó mucho la desocupación. El 14 por ciento de la población no tiene trabajo y le es imposible conseguirlo. Hay numerosos pobres nuevos, que son procedentes de la clase media pauperizada: perdieron su casa, su auto, su cobertura médica y debieron migrar hacia lugares alejados de Buenos Aires, para radicarse en villas precarias, con grandes dificultades en el transporte, en la higiene, en la salud y en la enseñanza.

Un estudio epidemiológico realizado entre 1986 y 1988 en una muestra de 1522 niños de hasta cinco años de edad, en la población urbanomarginal del Gran La Plata y el Gran Buenos Aires mostró que el 40% de los niños de la pobreza urbana tenían algún déficit en su desarrollo psicológico (Rodrigo 1999).  La mayor deficiencia se encontraba en el área del lenguaje.

Otro estudio epidemiológico de CESNI se realizó en la ciudad de Ushuaia en 1994 y, a los 6 meses de edad, el 26 % de los niños demostró menor desarrollo motor; a los 24 años había 51% con desarrollo mental lento y, a los cinco años, el 28% muestra menor cociente intelectual.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) estableció que el 84,4% de los niños de seis años ingresa a la escuela pero que, a los 13 años, sólo el 52,2% está escolarizado. Algunos no disponen de ropa para presentarse en la escuela; otros tienen dificultad para disponer de útiles escolares, también hay numerosas ausencias por las enfermedades de la infancia y necesidad en las familias de utilizarlos como mano de obra laboral. El grado de deserción escolar no es mayor porque la escuela es una manera de atraer alumnos porque ofrece comedores escolares, incluso en períodos de vacaciones. Además, en muchas escuelas se tiene una gran tolerancia a alumnos no muy eficientes, para evitar que se conviertan en niños de la calle.

La forma clínica de desnutrición calórico proteica en nuestro medio es principalmente el marasmo: facies de enfermos, pérdida de tejido adiposo subcutáneo, atrofia muscular, pronunciado adelgazamiento.

Ha habido un gran progreso en los tratamientos de la desnutrición. La Unicef informó que la rehidratación por vía bucal salva de la muerte a 600.000 niños por año en el mundo (Sack, et al. 1994).

La alimentación enteral mejora el peso corporal, el estado funcional del yeyuno y se logran aumentos de hasta 7,8 kg./día (Sack, et al. 1994; Reeves 1987).

Según la Unicef, en 1988 murieron medio millón de niños de las naciones en desarrollo por desaceleración o suspensión de los programas de salud.

En Chile estudiaron la permanencia en el sistema educacional de 75.138 escolares. Doce años después, 57% había egresado, 32% experimentó retraso escolar y 11% egresó. 86,3% de los desertores tenía bajo estado de nutrición y menos recursos socioeconómicos. Las mayores diferencias se han observado en la circunferencia craneana (Rodríguez, et al. 1999).

En ese mismo país se observó la calidad de la alimentación de los escolares y se advierte que la calidad de la dieta va disminuyendo significativamente con la edad y, especialmente, en la adolescencia. Es un dato de importancia, consecuencia de la presión cultural (Ivanovic 1999).

En un trabajo conjunto de la Universidad Adventista de Chile y la de Loma Linda en California, se destaca la importancia del nivel de conocimientos sobre alimentos y nutrición para la dieta de los adolescentes (Inzunza 1999).

[INDICE] [RESUMEN] [RELACIÓN DE LA DESNUTRICIÓN Y EL APRENDIZAJE] [DEPLECIÓN CEREBRAL DE HIERRO] [CRETINISMO] [CARENCIA DE RETINOL] [SUMMARY] [BIBLIOGRAFÍA]