19 de Diciembre de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (134-135) I,II
Año: 2000

Resumen y conclusiones

La anemia ferropénica afecta a más de 3.5 billones de personas en el mundo en proceso de desarrollo. Aproximadamente el 53% de los niños de edad escolar y el 42% de los niños preescolares están afectados en estos países. La disponibilidad biológica (biodisponibilidad) del hierro, la cual está determinada por su composición química, define el potencial que tiene el hierro en la dieta para ser absorbido por el organismo. El hierro hemínico (orgánico), que se encuentra principalmente en la carne, el pollo y el pescado como parte de la hemoglobina y la mioglobina, tiene la mayor disponibilidad biológica. Por otro lado, hay menor absorción del hierro no-hemínico (inorgánico), el cual se encuentra en las leguminosas de grano, cereales, varias verduras y frutas, y productos lácteos. Los efectos de la anemia ferropénica son sugestivos pero no son datos definitivos para concluir que esta deficiencia de un micronutriente, en particular, deja alteraciones funcionales cognitivas permanentes. La anemia ferropénica está asociada a un rezago comparativo en el rendimiento en las Escalas de Desarrollo Mental y Motor de los niños hasta los 36 meses de edad. Pero dentro de todos los estudios que aumentaron el consumo de hierro de niños con anemia ferropénica, sólo uno de ellos mostró la desaparición del rezago en el desarrollo. Los otros estudios no mostraron esta respuesta terapéutica; sin embargo, estos estudios no estuvieron basados en un diseño experimental sólido como fue el caso del estudio que sí mostró la desaparición del rezago. Por otro lado, los estudios con escolares ofrecen una visión más clara sobre la interferencia de la anemia ferropénica en el funcionamiento cognitivo y en el rendimiento en la escuela. Esto se debe a que hay varios estudios experimentales con resultados terapéuticos consistentes. Por último, el problema que todavía no ha sido científicamente resuelto es si es que la deficiencia de hierro, durante los primeros meses de la vida, interfiere con el desarrollo intelectual y el progreso escolar años más tarde. La información actual lleva a la conclusión de que el sistema educativo de los países mejorará substantivamente con suplementaciones de hierro dirigidas a los escolares que tengan signos bioquímicos de deficiencia de hierro y de anemia.