23 de Julio de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (132-133) I,II
Año: 1999
RESUMEN

Las organizaciones intergubernamentales y los gobiernos en América Latina coincidieron en que, a pesar de la importancia del desarrollo rural para la región, el proceso para que suceda un cambio positivo en las áreas rurales es lento. La falta de desarrollo rural crea un ciclo de pobreza, déficits en el comercio y deterioro en el medio ambiente. Este ciclo puede romperse más efectivamente a través de la educación formal, la cual permitirá a los campesinos ser más innovativos y flexibles.  La Segunda Cumbre de las Américas también designó la educación como gran prioridad para reducir la pobreza e incrementar la productividad de la región. Desafortunadamente, la presión fiscal sobre los gobiernos no permite nuevas y grandes inversiones en educación rural, la cual es una iniciativa muy costosa. No obstante, las tecnologías de información y comunicación (ICTs) que se utilizan para capacitar a los profesores en las áreas rurales son una gran inversión que resultarían en un amplio y positivo impacto. Sin embargo, cualquier programa de entrenamiento para profesores que usen tecnologías de información y comunicación (ICTs), debe ser muy cuidadosamente señalado y enfocado en los más atractivos e imaginativos aspectos de la capacidad de la tecnología. Los programas no deberían usar la tecnología simplemente para reproducir manualmente los estilos didácticos que son los más apropiados para el aprendizaje directamente entre el profesor y el alumno. Por supuesto, los logros, el despliegue, el uso y el mantenimiento requerirán un planeamiento sistemático y a largo plazo, como también un extendido apoyo financiero de los ministerios de educación nacional para las escuelas en áreas rurales.