19 de Junio de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (126-128) I,III
Año: 1997

Primeros resultados

Como se recordará el objetivo general del trabajo era ver la relación que existía entre la actitud de los padres hacia la educación y el rendimiento escolar de sus hijos como alumnos de escolaridad primaria. Por los resultados de estudios anteriores en que se trataba el tema, se esperaba encontrar relaciones altas y positivas entre los indicadores de la variable actitud y de la variable rendimiento académico; y negativas y también altas en relación con las inasistencias. Por esa razón, la primera comparación que se impone es entre los puntajes de la escala actitudinal y los resultados escolares expresados en calificaciones y en niveles de asistencia a la escuela. El Cuadro 2 muestra los coeficientes de correlación entre estas variables para el total de casos considerados.

CUADRO 1

Como puede apreciarse los resultados obtenidos distan mucho de las expectativas que se tenían con respecto a ellos; en general son decididamente bajos, (inferiores a 0.37) y muy cercanos a un valor de correlación nulo.

CUADRO 2
 
Si bien lo expresado en el párrafo anterior como conclusión de un rápido análisis de los datos del Cuadro 2, se calcularon además, relaciones para los subgrupos de la muestra divididos por sexo y por escuelas. Los coeficientes obtenidos, con pequeñas modificaciones, responden a la configuración general expresada, esto es: valores bajos, próximos a una relación nula.

Ante estas muy bajas correlaciones cabe preguntarse si la actitud de los padres es diferente en relación al sexo de sus hijos; esto es, si se dan diferencias estadísticamente significativas en las respuestas actitudinales de los padres ante la educación de sus hijas y de sus hijos. Los datos para este análisis se presentan en el Cuadro 3 y corresponden a un análisis de varianza.

CUADRO 3

La simple observación de los puntajes promedios muestra claramente que estos padres no tienen actitudes verbalizadas distintas en cuanto a la educación de sus hijos, ya sean estos varones o mujeres en edad de escolaridad primaria, en abierta oposición a la creencia generalizada expresada como que es preferible que vayan a la escuela los chicos; para las chicas no es tan importante.

También cabe preguntarse si los padres de niños que concurren a distintas escuelas guardan actitudes diferentes en cuanto a la educación de sus hijos. En este caso la situación es diferente a la planteada con referencia al sexo de los alumnos. El Cuadro 4 presenta los valores necesarios para este análisis.

Como puede apreciarse aquí la actitud de los padres está asociada con la concurrencia de sus hijos a una u otra de las escuelas. Las diferencias se dan entre las dos escuelas periféricas; entre cada una de ellas (Periférica 1 y 2) y la rural y también con la céntrica. Paradójicamente, en este estudio, no aparecen como significativamente distintas en el aspecto considerado de las respuestas actitudinales de los padres de niños que concurren a la escuela rural versus la escuela céntrica.

Veamos ahora cuál es la influencia de terceras variables asociadas a la actitud en relación con el rendimiento. A tal fin se recurre nuevamente a un análisis de varianza y se hacen jugar en sucesivas oportunidades al sexo, escuela, clase social, e instrucción del padre. En esta situación, para esperar diferencias significativas cuando actúan asociadas, entre los pares considerados de variables independientes con relación a cuatro aspectos de rendimiento en su asociación con la Actitud, deben darse previamente claras diferencias entre cada una de ellas y también respecto de la variable dependiente. El Cuadro 5 resume la información de las variables mencionadas con cuatro categorías de Actitud y su incidencia en el rendimiento en lenguaje, en matemática, en apreciación sintética y con las inasistencias.

CUADRO 4
CUADRO 5

Nuestros resultados muestran diferencias muy claras entre varones y mujeres en los tres aspectos del rendimiento escolar y en la actitud, no así en inasistencias y en actitud. Los valores de p reflejan esa situación. En tanto que con clase social las diferencias son netas en cuanto a su consideración individual; la combinación de ambas variables independientes en su relación con rendimiento da valores de p muy altos para que pueda considerarse la posibilidad de diferencias aceptables. Asociación similar ocurre con la variable instrucción, aunque los valores de p para algunos pares de datos son menores. Algo particular ocurre con Escuela, en donde la variable de Actitud sólo ocupa las dos posiciones más altas de las cuatro posibles, con todos los valores superiores a la mediana, en la escuela rural y céntrica; en tanto que las dos escuelas periféricas se ubican en las tres posiciones inferiores con valores correspondientes del cuartil tercero hacia abajo. La razón apuntada invalida este tipo de análisis poniendo en todos los casos valores de cero, situación apuntada al pie del Cuadro 5.

Hasta ahora hemos presentado las siguientes relaciones entre variables: correlaciones entre la actitud de los padres hacia la educación y cuatro indicadores de rendimiento; el mismo análisis también se presentó para las categorías de la variable de sexo y de escuela. Además se lo complementó con ANOVA para los tres indicadores de Actitud y las distintas posiciones de sexo y de escuela. También se presentaron los valores de ANOVA para las variables de sexo, escuela, clase social, e instrucción del padre, con las cuatro categorías cuartiles de actitud y su incidencia en rendimiento en lenguaje; matemática y en apreciación sintética; y con las inasistencias. En síntesis, los resultados muestran que las asociaciones que pudieron establecerse son moderadas o bajas y están más acordes a los hallazgos de trabajos más recientes, para los cuales la igualdad y desigualdad educacional son el resultado de múltiples factores concurrentes, que actúan interrelacionados o en forma independiente para el logro de una meta u objetivo. Sin embargo, en la suposición de que había claras diferencias en la posición de los padres en la consideración de la educación de sus hijos, que no habían sido captadas por los tipos de análisis realizados, explicitamos a continuación alguna de sus propuestas.