21 de Junio de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (123-125) I,III
Año: 1996

4. ¿Hacia dónde se orientarán las nuevas actividades de cooperación?
Las acciones previstas son las que están contenidas en el Plan Estratégico del CIDI y constituyen una especie de carta de navegación para sus labores. Las acciones previstas en el Plan permitirán que la OEA pueda proyectarse con eficacia como un instrumento adecuado para dar seguimiento a los acuerdos que se adopten en las reuniones cumbres de Presidentes y Jefes de Gobierno. De igual manera, las normas para el funcionamiento del CIDI, que están progresivamente adquiriendo perfiles definidos, le permitirán funcionar como foro de nivel ministerial, con la flexibilidad necesaria para que los Estados miembros designen su representación de una manera que se adapte a los diversos temas de reuniones interamericanas que se han venido realizando y que de seguro se realizarán en el futuro por mandato de las cumbres presidenciales. Le permitirán también movilizar recursos humanos, técnicos y financieros en relación con los distintos temas especializados.

En este contexto la OEA podrá, si así lo deciden los países miembros, asumir una parte de los mecanismos de diálogo ad hoc creados por la Cumbre de las Américas, dirigidos al intercambio de experiencias, a la definición de instrumentos normativos para encauzar las relaciones hemisféricas y a otros asuntos de acción colectiva. Es en gran medida en la búsqueda de su modernización y de cumplir los mandatos de la Cumbre, como la OEA ha ido evolucionando de ser una institución básicamente orientada a proyectos, a una orientada más a la comparación y concertación de políticas hemisféricas, retomando así su papel de principal foro para el diálogo continental.

De igual manera y en el marco del Plan Estratégico del CIDI, el Programa Interamericano para el Desarrollo Sostenible y el Programa Interamericano de Combate a la Pobreza y la Discriminación —los dos primeros programas interamericanos a los que le seguirán otros en un futuro muy próximo— definen los lineamientos básicos para orientar el desarrollo del diálogo interamericano y la cooperación solidaria en el ámbito de la OEA. Quiero destacar también que las actividades de cooperación que impulsará el CIDI deberán atender de manera especial las necesidades de los Estados miembros con economías más pequeñas o de menor nivel de desarrollo relativo. Es por esa razón que para alcanzar los objetivos que nos hemos propuesto y para hacer de la solidaridad una realidad actuante, son necesarias ciertas decisiones, sin las cuales estos postulados perderán parte importante de su fuerza innovadora.