26 de Abril de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (122) III
Año: 1995

2. Henry A. GIROUX. La escuela y la lucha por la ciudadanía. México: Siglo XXI editores, 1993, 333p., índice.

Los valores éticos de la vida están indivisiblemente asociados con la realidad del lugar donde vivimos. El entorno nos condiciona, nos modifica y nos imprime marcas de diferenciación. En este contexto existen instituciones, como la escuela, que poseen una importancia central en la formación de los valores individuales y las responsabilidades colectivas.

Las escuelas son casi los únicos espacios en los que, personas de todas las edades, pueden aprender los códigos de la comunidad y reproducir las prácticas democráticas. Es innegable que ellas son el terreno donde se inculcan los valores fundamentales y se trabaja para mejorar la calidad de los mismos.

La teoría radical de la educación propone apropiarse de aquellos conceptos o ideas de la historia que generan un nuevo lenguaje y permiten visualizar los problemas del pasado, ver sus huellas en el presente y evaluar lo contemporáneo con proyección a modificar el futuro. Existe una estrecha relación entre la pedagogía radical y la lucha por la democracia.

A lo largo de los seis capítulos que conforman el volumen se desarrollan las siguientes temáticas: formación del ciudadano de los años ochenta, educación ciudadana, la filosofía posmoderna y el abandono de la ética, los maestros como intelectuales transformadores, la pedagogía critica como forma de política cultural, la alfabetización y la reforma educativa.

Este libro presenta y desarrolla cada uno de los conceptos anteriormente mencionados donde la política y la pedagogía radical han transformado ostensiblemente la historia de los Estados Unidos. Es un discurso que se centra, a su vez, en la unidad nacional y en el fundamentalismo social como temas puntuales que han atomizado la vida democrática, aquí el autor propone una teoría y una práctica de la educación que transforme tanto la enseñanza como la vida pública.

El objetivo de estas páginas es recuperar las tradiciones radicales y democráticas para asociarlas con todos aquellos que tratan de reformar las escuelas públicas para adaptarlas a los nuevos cambios que se están operando en el mundo.