20 de Septiembre de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (122) III
Año: 1995

1. Alicia W. de CAMILLONI, Marcelo Leonardo LEVINAS. Pensar, descubrir y aprender. Propuesta didáctica y actividades para las ciencias sociales. Buenos Aires: Aique, 1994, 245p., índice.

Las Ciencias Sociales plantean, para su enseñanza, múltiples problemas debido a la complejidad y la peculiar estructura epistemológica de sus contenidos. En su intento por alcanzar la comprensión y explicación de procesos y fenómenos sociales, cada una lo hace desde una perspectiva particular.

El manejo de terminología específica es indispensable, pero en la mayoría de los casos enfrenta al alumno con un registro de ideas que no había tenido hasta el momento. Aquí radica uno de los problemas principales con los que se enfrentan los docentes, tanto de la enseñanza primaria como de la secundaria y que los autores proponen resolver a través de las 15 actividades que se enuncian en estas páginas. Cada una de ellas está pensada para desarrollar la capacidad creativa de los alumnos, para estimular métodos de aprendizaje y discernimiento y para asociar los conocimientos incorporados con los aprendidos anteriormente.

Otra dificultad, de orden pedagógico, tiene su origen en las diferentes operaciones cognocitivas que los alumnos deben realizar en sus tareas de aprendizaje, para construir sistemas de conceptos y generalizaciones que tengan valor para facilitar la construcción de nuevos sistemas de ideas, y, a través de ellos, comprender y explicar un número creciente de procesos sociales.

Cada una de la Ciencias Sociales tiene sus propios esquemas de investigación, el alumno deberá incorporarlos de forma asociativa evitando la memorización automática que no posee ninguna utilidad. La diversión y la aventura no están divorciadas del conocimiento y a través de las vivencias y el juego, la fijación de ideas y conceptos surgen con naturalidad.

La metodología que proponen los autores podría denominarse situacional, ya que la estrategia consiste en plantear dificultades y desafíos para que el alumno ordene toda la información que posee sobre el tema, investigue para ampliar su panorama y proponga soluciones viables que pueda fundamentar y evaluar.

El docente tiene, entre tantos otros deberes, el objetivo de lograr que sus clases estimulen la curiosidad y por ende inculcar la investigación como método y sistema de aprendizaje. Es por ello que este libro es una propuesta abierta, que intenta aportar ideas y recursos, para introducir al alumno a las innumerables áreas que forman las Ciencias Sociales, prometiendo estimular a los docentes a ser dinámicos e imaginativos en la planificación de sus tareas diarias.