25 de Abril de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (122) III
Año: 1995

Contenido textual en los libros gubernamentales

Una comparación de temas sobresalientes en los libros de CENALTEX y los de PRONEBI reveló varias diferencias impresionantes y muchos aspectos comunales. Tanto los libros de PRONEBI como los de la serie Texto básico enfatizaron en particular los valores cívicos de respeto para el prójimo, atención al aseo personal, la obediencia a la autoridad de los adultos y la responsabilidad. Aunque ambas series emplearon cuentos como el vehículo para adiestrar los valores, una distinción se notó en cuanto a las imágenes de los indígenas proyectadas por las diferentes series. Por ejemplo, en el Texto básico para el quinto grado el niño lector aprende el respeto a la autoridad a través de una historia de un hombre indígena en estado de embriaguez quien intenta interrumpir la boda de una joven a quien él amaba. El alcalde y la policía lo arrestaron. Esta imagen negativa presentada en este cuento refuerza para los niños lectores el estereotipo y creencia todavía predominante en el sector ladino que los indígenas andan siempre borrachos y ha de controlarlos por la fuerza policiaca. Por otro lado, las historias en los libros PRONEBI se enfocaron más en el comportamiento deseable a través de lo cual los niños demuestran su respeto a otros. También los libros PRONEBI emplearon leyendas indígenas para adiestrar el respeto para la naturaleza y las costumbres de otros grupos.

Un análisis de ambas series en cuanto a las imágenes relacionadas a la identidad nacional reveló que ambas series refieren a los mayas como “nuestros antepasados”. Como se notó en la Tabla 1, la serie PRONEBI proyectó casi en su totalidad imágenes positivas del grupo indígena. Muchos términos positivos describieron a los mayas antiguos. Una serie de imágenes especialmente significativas aparecieron en varios cuentos del libro PRONEBI para tercer grado. En este libro se describieron a los mayas de la siguiente manera, “Los mayas eran personas acostumbradas a vivir en paz. . . cuando tenían alguna necesidad que afectaba a todas las ciudades, se juntaban todos los Halach Uinic con sus consejeros, los ancianos y sacerdotes. Entre todos resolvían el problema pacíficamente” (Rije’ jantape xc’oje’ ruxlanib’al cánima pa quitinamit. . .Tok jun chique ri tinamit xc’oje’ pa c’ayew conojel ri Halach Winic xquimolola’ qui’ quiq’uin ri rijitak chuka quiq’uin ri aj k’ija’ chu solic ri c’ayewal) (PRONEBI 1989). Según un cuento en este libro, los mayas mantuvieron respeto por la naturaleza como resultado de su creencia en la “ley de la compensación” que declaraba, “Si hago bien, bien espero. Si hago mal, mal espero. Por esa razón no les gustaba pelear”. (Wi yin ninb’än jun utzil, ja ri utzil nika’ pa nuwi’. Wi ninb’än wetzelal chuka etzelal nika’ pa nuwi’) (PRONEBI 1989, 49). En el capítulo del libro en que se trata de las ceremonias mayas, se notó la siguiente descripción del comportamiento del pueblo en preparación para una ceremonia solemne, “Durante estos días de preparación tenían el espíritu tranquilo, nadie se enojaba, se prohibía provocar discusiones o cualquier bulla” (Chupan re ca’i’, oxi k’ij re’; xc’oje’ ruxlanib’al quic’ux, man jun ayowal ta chi quiwäch chuka man jun wolaj xquib’anala’) (PRONEBI 1989, 51).

Ha de notar que estas imágenes se crearon y fueron promovidas a los alumnos mayas durante un período de conflicto social reciente (1978-1984) en el cual unas 400 comunidades mayas fueron destruidas en la campaña de tierra arrasada del régimen de Ríos Montt (Manz 1988). Ignoraron o, mejor dicho, omitieron la historia de violentos conflictos entre los pueblos mayas en el período precolombino, las rebeliones indígenas contra los españoles y después contra los criollos y ladinos y el reciente envolvimiento de los pueblos mayas en la guerrilla (véase González Orellana, 1960). Esta imagen pacífica de los mayas como pueblo podría ser interpretado un comentario o crítica indirecta hecha por los especialistas de currículum de PRONEBI al grupo dominante por la manera violenta en que ha intentado resolver los problemas sociales del país. En hacerlo, los autores mayas promovieron a los alumnos mayas un modelo de cómo sus antepasados resolvieron sus conflictos sociales a través de un proceso no violento.

Estas imágenes pacíficas de los mayas eran distinguidas claramente de aquellas proyectadas en otras discusiones en este mismo libro acerca de los españoles y los criollos. Empezando con los viajes de Colón y continuando por toda la época de la conquista y el período colonial y terminando con el período de la posindependencia, el libro presentó una serie de imágenes negativas de los españoles. De los viajes de Colón, el texto decía de los marinos, “Surgieron luchas entre ellos mismos, llegando a la muerte o al robo” (Chiri’ xquib’anala’ ka oyowal, roma ri’, xquicamisala’ qui’) (PRONEBI 1989, 67). Las descripciones de la conquista y los períodos colonial y posindependencia enfatizaron las rivalidades violentas que se desarrollaron entre los conquistadores y años después entre los criollos y caudillos ladinos de los partidos Liberal y Conservador.

Los libros publicados por PRONEBI enfatizaron claramente un orgullo en y el origen común de la cultura indígena. En especial, el libro del tercer grado avanzó una identidad indígena unificada a través de una comparación de los mayas y sus descendientes con su árbol sagrado y el símbolo nacional de Guatemala, la ceiba (ceiba petandra). Según el texto:
Los mayas comparaban a las generaciones de su pueblo con una ceiba, el árbol sagrado. Las raíces y el tronco de la ceiba representan a nuestros antepasados. Nosotros venimos de las raíces y del tronco maya, por eso también somos mayas.

(Rije’ xquijunamaj ri quiwinakil riq’uin ruxajanil ri nimaläj inup. Romari’, ri ruxe’ riq’uin ri ruche’el ri inup; oj aj roj). (PRONEBI 1989, 40)
Unas declaraciones en otros libros de PRONEBI animaron a los estudiantes que fueran orgullosos de su etnicidad y cultura y que respetaran el idioma, estilo de vestirse y las diferentes religiones de otros grupos.

Por otro lado, la serie Texto básico presentó una mezcla de imágenes indígenas y occidentales relacionadas al concepto de la identidad nacional. Discusiones de las fiestas locales en el Texto básico para segundo grado incluyó descripciones del “baile de la conquista” y del “palo volador”. Ambas ceremonias representaron elementos de la cultura indígena en Guatemala. Por contraste, el Texto básico del tercer grado dio énfasis en mantener orgullo para una “cultura común”. Una discusión de las cofradías (una institución nétamente indígena) en los pueblos de Santo Domingo Xenacoj y Chinautla se encontró en el Texto básico para quinto grado. Y en el de sexto grado los niños lectores recibieron palabras animadoras para que respetaran las diferentes creencias, ideas y tradiciones.

El Texto básico para quinto grado merece atención especial por la manera de incluir imágenes de ambos grupos. Sin embargo, la discusión de las cofradías fue escrito en un lenguaje escolar mucho mas avanzado que el nivel de comprensión de los niños observados en las siete escuelas visitadas. La discusión textual incluyó descripciones de la celebración del día del santo de una cofradía y de un “baile de los gigantes” por otra cofradía. En este mismo libro también se encontraron descripciones de costumbres familiares y de relaciones sociales, tales como fiestas de cumpleaños, bautismos, matrimonios y primera comunión. Muchas de estas costumbres evidenciaron la influencia de la dominante religión católica y parecían más relacionadas con el estilo de vida de ladinos urbanos de la clase media, quienes podían sostener los gastos económicos que acompañan los ritos religiosos.

Otras diferencias significativas se notaron entre libros de PRONEBI y los de CENALTEX. Por ejemplo, el legendario guerrero del pueblo K’iche’, Tecún Umán, jugó un rol importante en las imágenes nacionales en los libros de la serie Texto básico. Los libros en esta serie promovieron que los estudiantes mostraran honor a la memoria del héroe nacional, “Tecún Umán era un príncipe quiché, valiente guerrero. Luchó por la libertad de su raza y su territorio” (Aguilar de Avalos 1989, 221). Por otro lado, el libro de PRONEBI para el tercer grado en particular presentó a varios otros lideres indígenas.

Otra diferencia entre ambas series se relacionaba a la llegada de los españoles al hemisferio occidental. El libro de PRONEBI para cuarto grado hizo distinción entre los conceptos “conquista” e “invasión” de la siguiente manera:
A la llegada de los españoles a tierras centroamericanas se le ha llamado conquista; sin embargo, lo que sucedió fue una verdadera invasión. Estas tierras ya estaban habitadas por aborígenes (Ri coquen ri caxlan winaki’ chupan re karuwach’ulew ch’acon oyowal xb’ixchire’. Po man que ta ri’, roma ri kitzij xb’anatäj xa jun talunic. Roma chupan rekaruwachúlew can e c’o wi pe ri kawinak). (PRONEBI n.d., 62)
La distinción que se promovió en este párrafo consistió en que el término “conquista” se refirió a la acción de tomar posesión pacíficamente de un territorio no habitado; mientras el término “invasión” se refirió a la acción violenta de subyugar a una civilización para ganar control de sus territorios y riquezas.

Que esta distinción llegó a formar parte del conocimiento preferido en este libro del programa bilingüe constituyó un hecho significativo. El énfasis en el concepto “invasión” aparentemente era un esfuerzo por algunos intelectuales indígenas (los especialistas en currículum de PRONEBI) para rectificar la historia de las relaciones sociales entre los españoles y sus descendientes y los mayas y sus descendientes. Esta revisión de conceptos pareció un intento de apoderamiento cultural y representó además un ejemplo claro de la posibilidad en una experiencia escolarizante para establecer una resistencia a la ideología dominante de la sociedad.

Otra diferencia importante entre ambas series envolvió la descripción de las relaciones sociales entre los criollos y los indígenas durante los períodos colonial y posindependencia. El libro de PRONEBI para cuarto grado ofreció una explicación para el movimiento independentista muy diferente a la encontrado en los libros de CENALTEX:
Después de muchos años de vida colonial, surgió el descontento entre los habitantes de las provincias centroamericanas, especialmente los criollos quienes proclamaron la independencia temerosos que lo hiciera el mismo pueblo (Tok xk’ax yan q’uiy juna’, riwinaki’ xic’o’ quic’ux chire’ ri c’aslen pa quik’a’ ri k’atoy tak tzij e c’o pa quiwi’. (PRONEBI n.d., 73)
Esta sección del libro también anunció algunas causas para el movimiento independentista, entre ellas, “Alzamientos de los indígenas por el mal trato recibido de los españoles y de los criollos mismos (Ri kawinak xyacatäj coyowal roma ri itzel c’aslen niquic’ul pa quik’a’ ri caxlan winaki’) (PRONEBI n.d., 73 ). Esas imágenes establecieron para los niños lectores mayas que las raíces de las relaciones sociales actuales se formaron en el temor de la élite criollo a la mayoritaria población indígena. Tales imágenes subrayaron y reforzaron la tensión temerosa presente todavía en muchas de las interacciones sociales entre los indígenas y la élite criollo-ladino.