23 de Enero de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (121) II
Año: 1995

Situación actual

En un cuarto momento, que sería el actual, REDUC se prepara para ampliar su demanda en nuevas comunidades académicas y diseminar información que ilumine la elaboración de políticas educativas. Para lograrlo REDUC requiere:
  • Aumentar su visibilidad y su accesibilidad, tanto de sus actividades como de su acervo a más usuarios potenciales, principalmente entre las comunidades universitarias.
  • Complementar la noción del saber educativo introduciendo actividades y productos que le permitan participar más pertinentemente en la solución de los problemas educativos.
De esta forma, REDUC se está preparado para dejar de ser sólo memoria documental para insertarse en los mecanismos de inteligencia del saber educativo latinoamericano, apoyando agendas específicas, colaborando en la clarificación de problemas, colocando información que enriquezca las conversaciones sobre política educativa, simulando soluciones y cooperando en la promoción de una tradición de análisis de políticas educativas.

Asimismo, la intervención de REDUC en el plano de las políticas educativas es un instrumento importante para fortalecer la capacidad analítica de los Ministerios de Educación. Así lo han reconocido los Ministros de Educación Latinoamericanos reunidos en Quito en abril de 1991. En lo que se refiere al papel estratégico que desempeñarán este tipo de servicios en un futuro inmediato baste recordar la importancia que le asignó la XXVIª Reunión de Ministros de Educación convocada por la OEA (Bs. As., 1994) y las referencias sobre la importancia de los sistemas y redes de información formuladas durante la Cumbre de Presidentes y Jefes de Estado realizada en Miami a fines de 1994.

Los servicios de REDUC pueden ser particularmente relevantes para planificadores, diseñadores de curriculum, ejecutores de programas y analistas de información estadística ya que de su acervo se pueden obtener orientaciones sobre qué es valioso como meta educativa, qué funciona para mejorar la calidad y cómo llevar a cabo programas específicos. Ese conocimiento sustentativo complementado con habilidades de diseminación potencializará la capacidad analítica de los propios Ministerios de la región.

Las Facultades de Educación, por su parte, no suelen estar enfocadas a preparar profesionales especializados en el análisis de políticas. Sus programas de estudio suelen estar enfocados a temáticas demasiado teóricas. De manera que sus egresados no están preparados para apoyar a los que toman decisiones en los Ministerios, fijar prioridades, determinar opciones de acción o ejecutar proyectos. Es más, su preparación tiende a estar basada en una literatura poco relevante para los sistemas educativos de la región. De ahí la importancia de contar con un acervo importante de investigaciones realizadas en Latinoamérica, descripciones de políticas y programas exitosos, reflexiones sobre metas deseables y análisis de costo-beneficio que definan opciones optimizadoras de recursos escasos. Con información relevante para el análisis de políticas y profesores capacitados para utilizarla en sus cursos, se tendrán egresados más preparados para el quehacer de los Ministerios de Educación.

REDUC tiene el desarrollo institucional necesario para realizar un esfuerzo organizado a fin de difundir más efectivamente sus productos y diseminar estratégicamente su sistema de información a políticos educativos claves. Si bien REDUC llega a las universidades, los recursos documentales se deben hacer accesibles a más estudiantes todavía, a profesores e investigadores, acercándoles físicamente el acervo documental disponible. La mayoría de los Centros REDUC están en las capitales y es necesario conformar más redes nacionales, apoyando a universidades seleccionadas estratégicamente al interior de cada país para que incluyan sus materiales en centros documentales y bibliotecas.

Asimismo, su cuerpo de conocimiento debe ser facilitado a quienes toman decisiones claves en los Ministerios de Educación en Latinoamérica. La diseminación se haría con las características que la literatura especializada señala como idóneas para estos procesos: originándose en un contacto personal al que se tiene confianza, usando múltiples formatos diseñados para usuarios específicos, respondiendo a problemas concretos dónde la documentación existente puede ser ilustrativa, siendo realista y sensible a las limitaciones del contexto, produciendo documentos claros, breves, atractivos y a tiempo. Al capacitar a profesores de las Facultades de Educación como analistas de políticas se tendría como efecto paralelo la promoción de una orientación de análisis de políticas públicas, que está ausente en el curriculum de las Universidades Latinoamericanas.