22 de Enero de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (121) II
Año: 1995

4. ¿Podríamos decir entonces que las estrategias y acciones a profundizar estarían en el ámbito de la investigación pedagógica y el curriculum?
Efectivamente. Por fin estamos en condiciones de pensar y desarrollar curriculum y de diseñar formas de gestión escolar adecuadas para nuestra realidad latinoamericana con su diversidad, sus exclusiones, sus abismantes diferencias socio-económicas. Vivimos simultáneamente en el siglo pasado y en el que viene. Las condiciones han sido dadas por la investigación socioeducativa de las décadas anteriores y a las que hice mención más arriba.

Tenemos más o menos ubicado el problema. Están los parámetros. Nos falta los que los norteamericanos saben hacer tan bien: “R&D, Research and Development”, el proceso con que se produce tecnología. Esta tradición se ha aplicado a la educación en los EE.UU en los últimos 20 años. Hay que adaptarla en lo que tiene de mejor y entroncarla en nuestra tradición de educación popular. Hemos sido extraordinariamente creativos, sobre todo las ONG (Organismos no Gubernamentales) en educación de adultos en el mundo popular en América Latina. Las ideas de Paulo Freire han sido fecundas y se ha operacionalizado en forma muy original. Hoy día están entrando a la escuela. Yo diría que uno de los aspectos originales de las reformas que hoy se hacen en Chile, las 900 escuelas y el MECE (Programa de Mejoramiento de la Calidad de Educación) es la irrupción del estilo, metodología, materiales y agentes de la educación popular.