25 de Septiembre de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección: La Educación
Número: (120) I
Año: 1995

PREMIO INTERAMERICANO DE EDUCACIÓN “ANDRÉS BELLO” 1994
 
El educador mexicano Carlos Muñoz Izquierdo fue distinguido por la Organización de los Estados Americanos (OEA) con el premio “Andrés Bello” correspondiente a 1994, como reconocimiento “a su prolongada, diversa y destacada trayectoria académica y profesional dedicada al mejoramiento de la educación y, en particular, a su valiosa contribución en el campo de la investigación educativa”. Un jurado internacional resolvió por unanimidad otorgar al especialista mexicano el principal galardón interamericano, el cual conlleva la suma de US$ 30.000. Se dedicó, asimismo, una Mención Honorífica al educador chileno Patricio Cariola Barroilhet “como un reconocimiento a su destacada labor educativa en el campo social”. En 1989, Carlos Muñoz Izquierdo fundó el Programa Institucional de Investigación sobre Problemas Educativos en la Universidad Iberoamericana, y ha sido coordinador del mismo desde entonces. Licenciado en Economía del Instituto Tecnológico Autónomo de México, obtuvo su doctorado en planificación educativa en la Universidad de Stanford, California. Al proponer su candidatura, el Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE), de México, destacó que el Dr. Muñoz Izquierdo se propuso, a través de la combinación de metodologías cuantitativas y cualitativas,
abrir la caja negra del sistema escolar. Esto le permitió descubrir que los agentes educativos no sólo no contrarrestan los efectos generados por variables de naturaleza exógena al sistema educativo en los resultados académicos del mismo, sino que, además, los refuerzan. Este hallazgo —agrega el CONAFE— tuvo dos repercusiones inmediatas. En primer lugar, proporcionó las bases teóricas en que se apoyaron varios programas desarrolladas por la Secretaría de educación Pública, con el fin de disminuir el rezago educativo. En segundo lugar, el hallazgo contribuyó al diseño de algunos experimentos encaminados a mejorar la calidad de la educación que reciben los sectores sociales de menores ingresos, especialmente los que residen en zonas rurales.
Patricio Cariola Barroilhet fundó hace treinta años, junto con otros intelectuales chilenos, el centro de Investigación y Desarrollo de la Educación (CIDE), organismo no gubernamental destinado a realizar investigaciones educacionales y a elaborar modelos de educación no formal de la Red Latinoamericana de Información y Documentación en Educación (REDUC). En 1990, fue portavoz latinoamericano en la Conferencia Mundial de Educación para todos, en Tailandia, y se ha distinguido también por sus contribuciones a la educación para los sectores más pobres de la población. Profesor titulado de la Universidad Católica de Valparaíso, Patricio Cariola tiene una maestría en educación de la Universidad de Harvard, y ha sido gestor de una corriente de investigaciones y reflexiones que han permitido enfrentar mejor los efectos de la crisis en la educación de la población más pobre, no sólo en Chile, sino en otros países del continente.

El jurado que otorgó el premio correspondiente se constituyó bajo la presencia del Dr. Luis Gámez Jiménez, de México, miembro del Comité Interamericano de Educación. Los otros integrantes fueron la Dra. Berta Perelstein de Braslavsky, de Argentina, representante en el Jurado del Secretario General de la OEA; el Profesor Boris Edimigio Ruíz Medina, nominado por el Gobierno de Venezuela y la Profesora María Laura Bettencourt Pires, nominada por el Gobierno de Portugal, país observador de la OEA.

FOTO 3

El jurado que otorgó el premio correspondiente se constituyó bajo la presencia del Dr. Luis Gámez Jiménez, de México, miembro del Comité Interamericano de Educación. Los otros integrantes fueron la Dra. Berta Perelstein de Braslavsky, de Argentina, representante en el Jurado del Secretario General de la OEA; el Profesor Boris Edimigio Ruíz Medina, nominado por el Gobierno de Venezuela y la Profesora María Laura Bettencourt Pires, nominada por el Gobierno de Portugal, país observador de la OEA.