19 de Septiembre de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección: La Educación
Número: (119) III
Año: 1994

Introducción

La importancia de la educación en relación con el cambio tecnológico y la productividad es al mismo tiempo obvia y difusa. Tendríamos bastante dificultad en encontrar alguien en el mundo en desarrollo, o en el mundo industrializado, que negara la importancia de la educación o de la acumulación del capital humano con respecto a la salud económica de cualquier país. Pero, por debajo de esta aparente unanimidad, se esconden profundos interrogantes y desacuerdos. ¿Cuánta educación se necesita?, ¿quién debe recibirla?, ¿quién debe impartirla?, ¿cómo se debe organizar ese proceso?, ¿quién debe pagar?, ¿quién se va a beneficiar? y ¿cómo se relaciona la educación con otros tipos de política social y económica?

En el pasado ha sido difícil contestar estos interrogantes porque, sorprendentemente, los analistas han tenido dificultad en explicar por qué y cómo se relaciona la educación con el crecimiento y la capacidad competitiva. ¿Promueve la educación la productividad y el crecimiento debido a que prepara a un grupo intelectual y técnico selecto o fortalece la economía al reducir la fertilidad y mejorar la salud? Algunos analistas en los EE.UU. sostienen que la educación promueve el crecimiento en una economía capitalista, creando una fuerza de trabajo obediente y dócil.

Sin embargo en la última década se han observado nuevos progresos en el trabajo empírico y teórico sobre la educación y el crecimiento. Una de las conclusiones fundamentales de esa investigación es que, la relación entre educación y crecimiento, no puede ser considerada en forma abstracta. La educación no es algo que se pueda insertar en la sociedad y a la economía, sin tener en cuenta las condiciones circundantes. Diferentes condiciones requieren diferentes estrategias educativas. Esta visión, por simple que parezca, ha tenido implicaciones profundas en las estrategias educativas, tanto de los países industrializados como de aquellos en desarrollo. En estos últimos se ha puesto en evidencia la insensatez de los sistemas educativos copiados de los EE.UU. o de Europa. En los países en desarrollo parece indicarse que un sistema educativo que era apropiado para la economía posterior a la segunda guerra mundial tal vez no sea el adecuado para las condiciones tecnológicas, políticas y económicas actuales. En los EE.UU., el problema no es que las escuelas se hayan deteriorado, como sostienen muchos políticos, sino más bien que la economía ha cambiado, dejando atrás a las escuelas.

Y en un nivel aún más complejo, las nuevas ideas sobre educación y crecimiento en economía parecen indicar que las condiciones económicas y tecnológicas de por sí pueden influir sobre la adquisición de habilidades y la acumulación de capital humano (el capital humano es endógeno en alguno de estos modelos). Por lo tanto, aquellos que formulan políticas no pueden considerar a la educación sólo como un instrumento que pueden usar para promover el crecimiento. Más bien, el intercambio y la política comercial pueden influir en la acumulación del capital humano, lo cual a su vez puede influir sobre el crecimiento y la productividad. Este criterio parece indicar que el libre comercio —que la mayoría de los economistas en el mundo desarrollado creen que beneficiaría a los países en desarrollo— podría, en algunos casos, reducir la velocidad de acumulación de conocimiento y de capital humano.

El propósito de este estudio es utilizar las ideas económicas actuales sobre la relación entre educación, desarrollo y crecimiento para analizar la política educativa en países en desarrollo. En primer lugar discutimos adelantos recientes en la teoría económica, los cuales relacionan el crecimiento y la capacidad competitiva con la educación. Luego presentamos las observaciones derivadas de la teoría para la política económica y educativa en los países en desarrollo. La siguiente sección del trabajo analiza los cambios educativos y económicos relevantes, que están teniendo lugar actualmente en los EE.UU. El estudio termina con un resumen y conclusiones.