10 de Diciembre de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección: La Educación
Número: (119) III
Año: 1994

Introducción

En 1977, se realizó en Argelia el “Congreso sobre Imperialismo Cultural”, con un temario que daba especial importancia a la educación. Allí concurrieron intelectuales críticos como Armand Mattelard, Ariel Dorfman, Pablo González Casanova, Agustín Cueva, José Luis Balcarcel, entre otros, y el debate estuvo signado por los enunciados del discurso anti-imperialista de la época. La expresión de ese discurso sobre educación tenía un fuerte acento reproductivista, la relación entre la educación y la sociedad se reducía a las determinaciones económicas de los sujetos de clase y las alternativas tendían a ser maximalistas. Se pensaba que el cambio en las relaciones de producción de las sociedades era causa eficiente de la transformación de la educación y costaba trabajo pasar más allá de la denuncia.1 Pero la pobreza de Argelia contrastaba con la denominación socialista de su gobierno y la presencia de delegaciones de un sujeto entonces muy activo, el Tercer Mundo, dejaba abierta una brecha entre lo que entonces se hubiera enunciado como la relación entre la teoría y la práctica.

Este congreso fue típico de los eventos y de la producción intelectual alternativa de aquella época. En los dieciséis años transcurridos, muchos de los intelectuales que participaron en el Congreso de Argelia innovaron sus posturas, pero la discusión de fondo aún no quedó saldada.

Entre el 6 y el 9 de diciembre de 1993, la Universidad Sains Malaysia reunió a cuarenta personas en torno a una temática en común: Comunicación y desarrollo en una era postmoderna: Re-evaluando el legado “freiriano”. En un clima de tranquila reflexión, cuatro grandes temas fueron analizados durante las mañanas en las ponencias de quince especialistas extranjeros invitados y debatidos por las tardes en una discusión abierta a todos los presentes. Se llegó a niveles avanzados de reflexión en torno a: i) Análisis retrospectivo de la relación entre comunicación y concientización; ii) La acción cultural y los límites de la solidaridad y la participación; iii) Comunicación, cultura y el desafío capitalista; iv) ¿Más allá de la dependencia? Comunicación y cultura en un orden internacional transformado.
El temario era bastante parecido al del Congreso de Argelia y el espectro de intelectuales concurrentes, provenían también del espacio progresista, pero la discusión fue distinta. Analizarla puede importar para comprender el estado actual del debate sobre alternativas educativas y culturales a la globalización uniformizante y los programas de “ajuste” económico y social.