15 de Julio de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (118) II
Año: 1994

El nuevo interés por la calidad en la enseñanza

Varios conferenciantes se detuvieron en examinar las razones que dieron lugar a esta preocupación sobre la calidad. Observaron como causa principal la necesidad de fortalecer los sistemas de enseñanza superior a raíz de la rápida expansión de las últimas décadas; expansión que se hizo a un ritmo muy acelerado, creando programas nuevos y establecimientos nuevos. Muchos, dentro de los círculos académicos y fuera de ellos, se preguntan cuál es el valor de la instrucción y consideran que se hace necesario preocuparse al presente por asegurar la calidad. Los costos, cada vez más elevados de la enseñanza superior, explican también el interés en la calidad de los servicios manifestado por quienes han de sufragarlos: su preocupación actual es asegurarse de que los fondos se inviertan en actividades de calidad y, además, de que las sumas asignadas se utilicen de manera eficiente.

A esos factores, que se podrían calificar de inherentes a cada sistema, se agregan ahora presiones externas relacionadas con el papel más importante que desempeñan los establecimientos de enseñanza superior en el desarrollo de una economía nacional competitiva y con la creciente internacionalización de la educación superior misma. En el primer caso, las naciones son las que exigen a sus establecimientos que produzcan diplomados que puedan formar una fuerza laboral competente y bien equipada para enfrentar los retos de una economía basada en el conocimiento y la tecnología. En el segundo caso, la necesidad cada vez mayor de personas que puedan demostrar su competencia fuera de su país de origen, así como la internacionalización de las pautas de formación para varias profesiones, representan nuevos objetivos de calidad.

Según los participantes de la Conferencia, estos factores constituyen otras tantas razones para interesarse en la calidad de la enseñanza superior; y representan al mismo tiempo otros tantos hitos para los sistemas de esta enseñanza. ¿Cómo garantizar la calidad de sistemas que deben servir a un número de estudiantes siempre en aumento? ¿Cómo garantizar que los fondos que se inviertan lo sean en la forma más eficiente posible? ¿Cómo garantizar que los programas de formación profesional respondan a las pautas internacionales? ¿Cómo garantizar que los establecimientos docentes produzcan el tipo de diplomados que necesita la sociedad? Estos son interrogantes que estuvieron en la sustancia de los debates de la Conferencia y que están también en el meollo de los esfuerzos, que se ven en todas partes, por encontrar la manera de controlar y garantizar la calidad en la educación superior.