22 de Enero de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (118) II
Año: 1994

Los intercambios internacionales y la calidad

La multiplicación de los intercambios internacionales plantea problemas especiales en la educación superior. En los países industrializados los programas que hacen posible la movilidad, como ERASMUS, han traído consigo el desarrollo de relaciones bilaterales entre las universidades participantes, la elaboración de programas especiales con etapas que tienen lugar en las diferentes universidades y la generalización de los sistemas de convalidación de estudios. Esos programas de movilidad, descritos ampliamente durante la Conferencia, plantean problemas especiales de calidad que deben examinarse a fondo.

La internacionalización de las pautas es otra consecuencia de la multiplicación de los intercambios. Esta internacionalización se lleva a cabo de muchas maneras y con consecuencias diversas. Como se indicó anteriormente, en el campo profesional, las pautas frecuentemente se generalizan mediante acuerdos entre las agrupaciones profesionales y los organismos de aprobación asociados a ellas. Esto puede tener consecuencias importantes para los programas de formación profesional. Por otra parte, donde no existen estos organismos, o si existen no han celebrado acuerdos, las universidades, generalmente las mejores, han juzgado deseable obtener el reconocimiento de organismos reconocidos de otros países. Como lo señalaron algunos participantes, existe el peligro de que las evaluaciones de tales organismos sean menos aptas para las circunstancias locales o lleven a cierta forma de imperialismo cultural, aunque a corto plazo parezcan tener efectos benéficos en los niveles de la enseñanza.

Algunas universidades de países industrializados han abierto sucursales en países en desarrollo. Otras tienen “concesiones” de sus programas al asociarse con otras universidades locales. Tanto en un caso como en el otro, se trata de responder a una demanda de programas de gran envergadura que satisfagan las pautas internacionales. Estas son las mismas inquietudes que se mencionaron anteriormente. Pero además, algunos participantes anotaron que las sucursales o los concesionarios no siempre tienen vínculos muy estrechos con la universidad matriz y que los niveles de los programas tampoco responden siempre a lo que se espera. No obstante, se estudió un caso interesante de concesión que indicó las medidas necesarias para que se pueda garantizar la calidad.