19 de Septiembre de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (117) I
Año: 1994

El maestro: Limitación o intervención

A partir de estas conclusiones, Vigotsky establece las diferencias entre la interpretación conductista sobre el rol del maestro en la educación y la suya propia.

Consecuente con sus ideas, Vigotsky dice que “en todas las épocas”, “toda educación ha sido siempre una función del régimen social” (Vigotsky 1991, 159) y de ahí surge “la enorme importancia, excesivamente grande del maestro (que) en la escuela estaba condicionada precisamente por ser el motor principal, la parte fundamental del medio educativo”. En la “nueva psicología”, (refiriéndose al conductismo) el niño ya no puede considerarse como “el recipiente vacío que el maestro debe llenar con el agua o con el vino de sus lecciones”. Si a la vez se tiene presente el mecanismo básico del comportamiento como reacción al medio, parecería que la educación fuera sólo un proceso de “adaptación de los componentes heredados a las condiciones del medio” y “de acumulación y elaboración de reflejos condicionados del medio” (Vigotsky 1991, 159). Así, considera que el maestro ha dejado de ejercer una acción educadora directa a menos que actúe como parte del medio.

Toda la reforma norteamericana, dice, “gira alrededor de este tema: cómo lograr que el maestro sea un organizador del medio social”: hasta que su papel “se aproxime lo más posible a cero”. De conformidad con esa reforma, Thorndike “reduce también el papel del maestro al de regulador del los estímulos de las reacciones del niño” (Vigotsky 1991, 160) y “limita fundamentalmente el proceso educativo del maestro” (Vigotsky 1991, 161) si bien, paradójicamente, lo mantiene como simple instructor... Las objeciones fundamentales de Vigotsky consisten en que: los conductistas y reflexólogos no se plantean la necesidad de producir transformaciones serias en la escuela y en las funciones del maestro; en que “la fórmula exacta de la educación” está en los objetivos, que el maestro debe conocer para saber a qué canales debe dirigir él mismo las tendencias naturales del niño y conocer “qué ruedas debe hacer girar” con ese propósito. Teniendo en cuenta la complejidad del comportamiento humano, el proceso educativo debe presentarse como una ardua lucha en el interior de la persona, y el maestro debe desempeñar un papel en esa lucha. Esta idea embrionaria parece anticiparse a su concepción de la “zona de desarrollo próximo”.

[INDICE] [ RESUMEN] [ INTRODUCCIÓN] [ ADAPTACIÓN AL MUNDO O LUCHA ENTRE EL HOMBRE, EL MUNDO Y CONSIGO MISMO] [ EL MAESTRO: LIMITACIÓN O INTERVENCIÓN] [ EL MEDIO, EL ALUMNO, EL MAESTRO: CONTRADICCIONES PENDIENTES] [ ALUMNO Y MAESTRO EN EL APRENDIZAJE CONSCIENTE Y AUTORREGULADO] [ LOS NEOVIGOTSKIANOS Y LAS CARACTERÍSTICAS ESPECÍFICAS DEL MICROMEDIO ESCOLAR] [ LA ESCRITURA COMO INSTRUMENTO DE MEDIACIÓN EN LA ESCUELA] [ FUNCIÓN SIMBÓLICA DEL COMPLEJO SISTEMA DE SIGNOS DE LA ESCRITURA] [ EVOLUCIÓN DE LA FUNCIÓN SIMBÓLICA DEL SISTEMA DE SIGNOS DE LA ESCRITURA] [ LA COMPRENSIÓN INTERNA DE LA LENGUA ESCRITA] [ALFABETIZACIÓN "EMERGENTE" Y "ALFABETIZACIÓN ESCOLAR"] [ HETEROGENEIDAD EN EL PUNTO DE PARTIDA] [ ACCESO A LA SIGNIFICACIÓN A PESAR DE LA HETEROGENEIDAD EN EL PUNTO DE PARTIDA] [ SUMMARY] [ RÉSUMÉ] [ RESUMO] [ NOTAS] [ BIBLIOGRAFÍA]