21 de Septiembre de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (116) III
Año: 1993

LA EDUCACIÓN DE LOS NEGROS Y MESTIZOS EN BAHÍA (BRASIL)

Jaci Maria Ferraz de Menezes
 
La elección del tema del trabajo tuvo como origen la constatación, en los resultados del Censo Demográfico de 1980, del escaso acceso a la educación de la población en Bahía, uno de los Estados de Brasil. Esto era verificable en los diversos indicadores tomados por el Censo de alfabetización: número de años de estudio, y acceso a niveles superiores de enseñanza. La situación de Bahía mostraba que, además, era más baja que las medias nacionales y de los Estados del Centro-Sur del País. Al profundizar en el estudio, en la búsqueda de identificar qué contingentes de la población eran afectados por el fenómeno descripto (que en aquel momento significaba no poder votar, pues hasta 1986 los analfabetos no podían ser electores), nos encontramos con el hecho de que estos eran justamente los más pobres y, no coincidentemente, negros y mestizos, lo que se puede verificar, teniendo en cuenta que el Censo de 1980 reintroduce el color de piel en la caracterización de la población.

Buscamos, entonces, las explicaciones para estos hechos, tomando como punto de partida la constatación de que se trataba de brasileños descendientes de esclavos, pertenecientes a una etnia determinada y no a meros inmigrantes. Al grupo segregado de esclavos se le suman personas sometidas a una migración compulsiva, orientada a un trabajo también compulsivo que, en el caso brasilero, tiene una gigantesca dimensión (entre 4 y 5 millones de personas transferidas desde África, durante todo el tráfico), y toma formas peculiares (como la poca reproducción del negro cautivo, la casi inexistencia de familias esclavas, etc). Este es un período de larga duración —se mantiene hasta 1888— y de profundo arraigo en la sociedad brasilera. Pasamos a preguntarnos entonces si los bajos niveles de escolarización serían resultantes de políticas educacionales que no han considerado la complejidad de la cuestión de la integración del ex-esclavo. Los indicadores estudiados hasta ahora parecieran confirmar que se trata del proceso de integración de toda una población (considerada como mercancía durante siglos, inferior y peligrosa, por lo tanto destinada a la esclavitud, al trabajo y a la obediencia bajo azote) a una nacionalidad brasileña en construcción. Buscamos, así, acompañar el proceso de transformación del esclavo en ciudadano, a través de políticas educativas, en tres momentos históricos: la esclavitud, la transición para la libertad y la post-abolición. Trabajamos con los datos de los Censos Demográficos de 1872 a 1980, así como con el análisis de documentos parlamentarios y educacionales, y en especial la justificación construida para la exclusión de los analfabetos del derecho al voto.