19 de Abril de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (116) III
Año: 1993

4. Con referencia a esa carencia de conocimiento acumulado, que pudiera expresarse en una pobreza de medios tecnológicos para enfrentar el problema de la enseñanza y el aprendizaje, ¿considera usted que se trata de un problema característico de los países en vías de desarrollo, o podría ser un problema generalizado incluso a nivel mundial?
Curiosamente, creo que es un problema generalizado. La creencia de que el profesor debe resolver todos los problemas procede de toda una tradición pedagógica que resulta limitante. Es como si Christian Barnard, cuando inició sus experiencias de cirugía cardiovascular, no las hubiese descrito, y no hubieran quedado registradas sus técnicas, a fin de que otros fueran aprendiendo a partir de esas experiencias. O como si Beethoven, cuando creó su concierto para violín y orquesta, después de interpretarlo, lo hubiera quemado para no interferir en la creatividad de otros violinistas. Creo que esta forma de pensamiento es absolutamente irracional. Proviene de una tradición que no ha sido examinada a fondo ni sometida a discusión. A pesar de ello se sigue aceptando sin una adecuada crítica.

Creo que cualquier tema puede ser tratado en forma tal que pueda ser comprendido por los estudiantes, que pueda ser puesto en términos que ellos puedan comprender. En eso estoy absolutamente de acuerdo con Brunner, quien decía lo mismo hace muchos años. Sin embargo existe un problema real. Si, por poner un ejemplo, un profesor quiere promover un proceso de aprendizaje sobre los puntos cardinales, resulta que no encuentra una guía que pueda entregar a sus alumnos, para que ellos pasen por ese proceso. No tiene acceso, como tiene un médico o un violinista, a una presentación de las cinco o diez formas en que los mejores pedagogos del mundo han presentado este tema. No existe un banco de datos donde se puedan encontrar modelos de las mejores formas de presentar el tema de los puntos cardinales. Y lo mismo puede afirmarse sobre cualquiera de los temas que uno pueda imaginar. Es decir, que un profesor que quiera usar la mejor tecnología que se ha empleado hasta ahora en el mundo, por más que sea creativo, simplemente carece de modelos para orientar su práctica.
En el campo de la cirugía hay Manuales de Procedimientos Quirúrgicos, que se van renovando periódicamente. En esos manuales se van sistematizando todas las técnicas disponibles. No hay un equivalente a esos manuales de referencia en educación. La situación me parece algo absurda. Hoy día, casi en el siglo XXI, no existen Manuales de Procedimientos Pedagógicos en los que los docentes puedan consultar modelos específicos de actuación para su trabajo concreto en la escuela. Los únicos modelos a los que puede recurrir un docente son los que experimentó, a veces muchos años atrás, en la Escuela Normal y que, en infinidad de casos, se siguen utilizando, por desgracia, muchos años después.
[INDICE]