20 de Abril de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (116) III
Año: 1993

Financiamiento educativo

El Estado Venezolano ha asignado una porción creciente de recursos a la educación. La educación como porcentaje del gasto de gobierno aumentó del 18% en 1965 al 21% en 1988. En 1983 el gasto educativo comenzó a declinar en términos reales. Como porcentaje del Producto Nacional Bruto, el gasto educativo aumentó del 3,3% en 1970 al 4.5% en 1988.

El 80% del gasto público en educación proviene del Gobierno Central y el resto de los Gobiernos Estatales, Municipales y de Entidades Autónomas. El Ministerio de Educación administra directamente 58% de todo el gasto público en educación, las instituciones de educación superior administran 28% y las entidades autónomas (p.ej. Biblioteca Nacional, INCE) administran otro 10%, 6% es destinado a construcciones escolares por MINDUR y FEDE.

Una tercera parte de todo el gasto del Ministerio de Educación se destina a planificación y soporte administrativo y las dos terceras partes restantes se asignan directamente a niveles específicos educativos.

En 1988, el gasto corriente en educación se distribuía así: 24% para educación pre-primaria y básica, 5% para secundaria y 36% para educación superior. Esto subestima el gasto para educación superior puesto que excluye los gastos de Fundayacucho y del Consejo de Investigaciones Científicas y Tecnológicas, que financia investigación y formación de post-grado.

El financiamiento de escuelas estatales y municipales es a través de transferencias del gobierno central al gobierno estatal. El Ministerio de Educación subsidia escuelas que matriculan estudiantes pobres (por ejemplo las escuelas Fe y Alegría).

El financiamiento privado de la educación consiste en pago de matrícula por parte de los alumnos. Hay mucha variación en la cantidad pagada por matrícula. Algunas escuelas como Fe y Alegría no cobran matrícula pues son subsidiadas por el Estado. Universidades públicas tienen matrículas nominales, universidades privadas cobran matrículas, que varían de institución a institución.

Las universidades públicas generan sólo 3% de sus ingresos con matrícula y ventas de servicios, el resto es financiamiento público.