17 de Diciembre de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (116) III
Año: 1993

Administración del sistema educativo

El Ministerio de Educación se encuentra en un enorme edificio de 20 pisos en el centro de la ciudad de Caracas, tal vez simbolizando el alto grado de centralización y burocratización de la educación en Venezuela. Este edificio es el santuario de la planificación, investigación, presupuestación educativa, diseño de currículum, selección de textos escolares, formalización de nombramientos, administración y mantenimiento de archivos educativos, establecer el sistema de exámenes y evaluación, reparación y mantenimiento de escuelas nacionales. Las escuelas privadas también deben enseñar el currículum oficial y están registradas y son supervisadas por el Ministerio de Educación.

Sólo 7 de cada 10 empleados del Ministerio de Educación son maestros, más aún mientras el número de maestros ha disminuido en 6,000 entre 1987 y 1991, el número de administradores aumentó en 3,129 y el de obreros en 3,888 en el mismo período. Una cantidad desproporcionada del presupuesto educativo se destina a administración, en 1991, 55% del presupuesto se destinaba a administración y planificación, aún si se excluye la proporción destinada a los programas sociales (beca alimentaria) 30% del presupuesto no está asignado a ningún nivel educativo específico sino a administración general.

La ineficiencia de un sistema tan altamente centralizado ha sido reconocida en Venezuela por mucho tiempo. Sin embargo, varios esfuerzos de reforma administrativa para descentralizar han fracasado debido a la falta de continuidad con cada cambio de Ministro.

Las construcciones escolares están administradas por el Ministerio de Desarrollo Urbano (MINDUR). La reparación y mantenimiento de escuelas está administrada por la Fundación de Edificaciones Escolares del Ministerio de Educación (FEDE).

El currículum es diseñado a nivel nacional. El Ministerio de Educación también aprueba los libros de texto de acuerdo con el programa oficial.

Los 3.541 supervisores nacionales están organizados en 23 zonas nacionales en el país (una en cada Estado). Las zonas nacionales son pequeñas “sucursales” del Ministerio de Educación que actúan como intermediarios entre el Ministerio y las escuelas de cada zona. No tienen mayor papel en la formulación y diseño de políticas educativas y tienen poca discreción administrativa.

Recopilan las estadísticas educativas —las cuales son procesadas en el Ministerio en Caracas—, nominan candidatos para maestros, establecen prioridades para reparación de escuelas y preparan listas de solicitudes para mejoramiento educativo que son enviadas al Ministerio en Caracas para estudio y aprobación.

Los supervisores típicamente han sido directores de escuela. La supervisión se enfoca en inspección administrativa, con poca guiatura o asesoría pedagógica a los maestros.

Las escuelas municipales y estatales están bajo la jurisdicción de las Secretarías de Educación. Hay una secretaría de Educación en cada Estado, y están organizados con una estructura semejante a las de las zonas educativas. Los secretarios de estado tienen mayor poder administrativo y más flexibilidad que los supervisores de zona porque responden directamente a los Gobernadores de Estado y tienen comunicación directa con las oficinas del estado que colaboran con programas educativos, por ejemplo las oficinas de obras públicas que construyen escuelas estatales.

Las universidades están administradas por el Consejo Nacional de Universidades, el cual distribuye el presupuesto para todos los institutos de educación superior. Este Consejo es presidido por el Ministro de Educación. Todas las decisiones del Consejo se someten a voto, cada presidente de universidad autónoma tiene un voto, las universidades privadas y experimentales tienen un total de 3 votos. Los representantes de los profesores y de los estudiantes, el Congreso y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología tienen 6 votos adicionales.