21 de Junio de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (116) III
Año: 1993

RESUMEN

Durante las dos décadas pasadas los países de la región del Caribe han experimentado un alto grado de desequilibrio económico. Algunos de estos países han adoptado programas de ajuste macroeconómico bajo la supervisión del Fondo Monetario Internacional (FMI). En los países del Caribe anglófono, Barbados, Dominica, Grenada, Guyana, Jamaica y Trinidad y Tobago se ha procurado la asistencia del FMI y del Banco Mundial (BM) para superar las dificultades económicas. Las medidas de política macroeconómica han incluido la reducción del gasto público, el aumento tributario y de las tasas de interés, la devaluación, el aumento o introducción del sistema del pago por parte del usuario de muchos servicios sociales, la restricción de los salarios y la privatización. Estas políticas macroeconómicas han afectado adversamente el sector de la educación a través de la escasez de personal y útiles, la carencia de motivación de los docentes debido a la caída del nivel de vida y a una mayor carga de trabajo, menos oportunidades de capacitación para los docentes, un mayor ausentismo, el deterioro de las aulas y su entorno, una menor disponibilidad de materiales y equipo didáctico y una relación cada vez mayor de la relación entre el personal docente y los alumnos. Debido a que la educación juega un papel vital en el desarrollo de los recursos humanos en los países de la región del Caribe, en este documento se presentan varias recomendaciones para asistir en el manejo de los efectos adversos que el ajuste estructural tiene sobre el sistema educativo.