22 de Julio de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (116) III
Año: 1993

Concepto de la cultura: Eje central de la investigación cualitativa

Dentro de las características más comunes de la investigación cualitativa se encuentra el concepto de la cultura. Como no existe una sola definición, sino muchas, es importante señalar varios niveles de definición. En su sentido más amplio, el concepto de la cultura, no es de una sola, sino de múltiples culturas. En los años 50, Kroeber y Kluchohn (1952) intentaron dar forma al concepto de cultura identificando las definiciones que existían sobre el concepto.  Encontraron más de 163 definiciones, demostrando que no existe una sola perspectiva. Evelyn Jacob (1989), al describir las diversas tradiciones que se definen la investigación cualitativa, señala que la cultura puede ser vista desde dos perspectivas: a) la cultura que los seres humanos aprenden, descrita por Keesing y Keesing y b) la cultura que se aprende y se divide en patrones de comportamiento y patrones para el comportamiento. Los patrones del comportamiento son observables y en su totalidad se definen como la organización o estructura social. Los patrones para el comportamiento abarcan las decisiones que se toman para saber que es lo apropiado. Es decir, cómo es que debe de comportarse un sujeto como miembro de un grupo cultural; es una de las preguntas claves que se trata de contestar. Conocer lo que son las reglas de dicha pertenencia, adquiridas de una generación a otras, es lo que define a la cultura según Ward Goodenough (1971). Así que el concepto de la cultura en síntesis —acerta Evelyn Jacob— se compone de aquellos patrones de y para el comportamiento.

También se usa el concepto de cultura para describir grupos específicos como han sido las descripciones de la cultura japonesa o mexicana. De tal manera, los patrones de comportamiento nacional pueden llegar a emplearse en forma descriptiva y analítica. A su vez, se entiende que dicho concepto supone la noción de transmisión de una generación a otra. Por lo tanto, la definición de cultura de Ralph Linton y de Robert Keesing, nos sirve para caracterizarla como: “la suma total del conocimiento de las actitudes y patrones de los comportamientos compartidos y transmitidos por miembros de una sociedad particular”.

En otro nivel, el concepto de cultura conjunta uno de cultura verbal y no verbal, atribuyéndosele los procesos implícitos de la comunicación (Hall 1969). Esta caracterización nos sirve como reflejo del currículum oculto, o de la cultura implícita descrita a través de la documentación de valores (Henry 1963).

El concepto de cultura está estrechamente vinculado con el significado del contexto. Es decir, el contexto no sólo consiste en cierta ubicación física o temporal, sino que también nace de la misma interacción social. Frederick Erickson y Jeffrey Shultz sugieren que el contexto se refiere a “lo que la gente hace, dónde, cuándo y cómo lo hace.” Por consiguiente, una de las metas de la investigación cualitativa de acuerdo con Erickson es describir y analizar parcial o totalmente lo que es una cultura, al demostrar lo cotidiano y “haciendo lo familiar extraño” sin delimitar la descripción por completo. El fin de la investigación cualitativa consecuentemente es llegar a representar e interpretar la cultura tal y como es vista por los participantes de esa cultura. Sin dicha perspectiva, la interpretación del contexto y las situaciones en las que se encuentran los participantes, no podrían ser factibles.