25 de Septiembre de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección: La Educación
Número: (115) II
Año: 1993

12. Delia LERNER de ZUNINO y Alicia PALACIOS de PIZANI. El aprendizaje de la lengua escrita en la escuela. Reflexiones sobre la propuesta pedagógica constructivista. Caracas: Kapelusz Venezolana, 1990, 162 p., notas, bibliografía, índice.

Este libro tiene por finalidad presentar los resultados de experiencias realizadas a lo largo de varios años por la Dirección de Educación Especial del Misterio de Educación de Venezuela cuando asume en 1983 la necesidad de profundizar y sistematizar el trabajo investigativo en el área de la lectura —iniciado en 1975— con el fin de contribuir a generar respuestas al problema de la alfabetización en niños de educación básica. El problema se había convertido en fuente de preocupación a nivel de diversos sectores comprometidos con la educación. Para dicha Dirección era prioritario contribuir a la resolución de este problema elaborando propuestas que hicieran posible evitar la aparición de dificultades en el aprendizaje de la lecto-escritura: por una parte, resultaba evidente que la masividad de los fracasos en esta área no podía explicarse atribuyendo toda la responsabilidad a dificultades propias de los niños; por otra parte, diversas investigaciones habían demostrado la incidencia de factores pedagógicos en la producción de estos fracasos; finalmente, el incremento progresivo de los servicios de educación especial en la escuela común no parecía contribuir en la forma esperada a la superación del grave problema planteado.

Son estas consideraciones las que llevaron a la Dirección a emprender trabajos de investigación desde una nueva perspectiva: los factores metodológicos tienen una cuota importante de responsabilidad en la producción de dificultades en el aprendizaje, por lo que es necesario modificar el enfoque pedagógico vigente en la escuela, es necesario cambiar las condiciones en que se desarrolla el aprendizaje, orientando todos los esfuerzos a favorecerlo en lugar de obstaculizarlo. Impulsados por esta realidad y teniendo como objetivo final la construcción de opciones pedagógicas que permitan ofrecer a los niños, dentro del contexto escolar, situaciones didácticas apropiadas tanto a sus posibilidades cognoscitivas como al carácter social de aprendizaje, y que respondan a las características de la lengua escrita como objeto cultural, se iniciaron en 1983 una serie de proyectos conjuntos entre la Dirección de Educación Especial del Ministerio de Educación de Venezuela y la Organización de Estados Americanos, encuadrados en una concepción constructivista del aprendizaje y de la lectura.

El trabajo de investigación se inicia con un primer estudio dirigido a profundizar en el conocimiento del proceso de construcción de la comprensión lectora y la expresión escrita en niños de segundo a sexto grado de educación básica. Tomando como punto de partida los resultados de esta primera investigación y los principios pedagógicos derivados de la concepción teórica adoptada, se diseñó una propuesta pedagógica para el desarrollo de la lectura y la escritura en niños de segundo a sexto grado. Esta propuesta fue inicialmente llevada a la práctica con un grupo de 20 niños y la experiencia realizada —en aula especial y durante un período de cuatro meses— permitió validar las situaciones de aprendizaje propuestas, así como enriquecerlas y formular otras nuevas que surgieron gracias a la interacción con los niños. Posteriormente fue posible extender la propuesta, aplicándola a lo largo del año escolar 1987-88, tanto en aula regular como en aula especial: se trabajó con 920 niños de segundo a quinto grado, 120 de los cuales pertenecían a grupos que fueron directamente coordinados por los miembros del equipo de investigación, en tanto que los otros 600 niños asistían a 14 escuelas donde la coordinación del trabajo estuvo a cargo de maestros especialistas y psicólogos que participaron en talleres de capacitación y mantuvieron un contacto permanente con el equipo.

Simultáneamente al inicio de los proyectos, se emprendió un programa de capacitación que en la actualidad ya ha involucrado a la mayoría de los maestros especialistas y psicólogos del Programa de Dificultades de Aprendizaje de la Dirección de Educación Especial, en casi todo Venezuela. También han participado, aunque en menor proporción, maestros de educación básica. La incorporación de estos profesionales a las actividades desarrolladas por el equipo de investigación ha generado la puesta en marcha de numerosas experiencias dirigidas a introducir modificaciones en la práctica pedagógica. Como es de esperar, quienes intentan llevar a la práctica una propuesta pedagógica a partir de una concepción diferente del sujeto y de su proceso de apropiación del conocimiento, atraviesan por un período de acomodación durante el cual se generan legítimas dudas y múltiples interrogantes surgidos de los esfuerzos por insertar los nuevos conocimientos teóricos y pedagógicos en la realidad del aula. Tales esfuerzos tienen su origen en la toma de conciencia por parte del docente acerca del rol protagónico que le corresponde desempeñar en los cambios educativos necesarios para contribuir a evitar que en el seno de la institución escolar se profundicen las diferencias sociales y para lograr, en cambio, que la escuela ofrezca a todos los niños las oportunidades que necesitan para apropiarse del conocimiento. En otros casos, las dudas asumen la forma de críticas que reflejan una interpretación incompleta o deformante de la propuesta, y ya sea porque las oportunidades de acercarse a ella han sido insuficientes o porque se ha adoptado una postura de espectador —más que de activo participante— ante los avances científicos en el terreno de la Psicología y la Pedagogía.

En este libro las autoras se proponen dar respuestas a estas inquietudes y despejar algunos malentendidos sobre la postura adoptada en relación con aspectos que son fundamentales en cualquier propuesta educativa. Por eso temas como la planificación y la evaluación constituyen en esta oportunidad el eje de la discusión. Además, algunas preguntas o afirmaciones que se escuchan en el contacto permanente con los maestros, sirven de título a la discusión de los siguientes tópicos: el rol del maestro dentro de una concepción constructivista del aprendizaje; la aplicación de la propuesta pedagógica en el trabajo con grupos numerosos; la propuesta pedagógica: una alternativa comprobada en la práctica; los principios generales de la propuesta: una concepción generalizable a cualquier área del conocimiento; el aporte de información del maestro hacia el niño: ¿está vedado en una propuesta constructivista?; la propuesta pedagógica y las dificultades de aprendizaje; la inconveniencia de combinar en la acción escolar actividades que respondan a diferentes concepciones del aprendizaje.

“¿Qué hay de nuevo y qué hay de viejo en el nuevo enfoque?” es el interrogante que inaugura uno de los capítulos de la obra y que sirve de marco a un análisis retrospectivo útil para hacer observables los hilos relacionantes entre posiciones pedagógicas del pasado y la actual propuesta pedagógica. Este análisis cobra una especial importancia por cuanto despeja dudas de quienes no han podido advertir nada nuevo en el “nuevo enfoque”, y además constituye un valioso instrumento para hacer que vuelvan la mirada al pasado aquéllos que desconocen las ideas de las “antiguas” concepciones que se reencuentran en los planteamientos más recientes. La lectura de este libro permite confirmar que sí hay algo (o mucho) de “viejo” en el “nuevo enfoque”, lo suficientemente viejo como para haber sido condenado al olvido y desterrado de la institución escolar durante unas cuantas décadas en que las posiciones psicológicas asociacionistas impregnaron (no siempre de manera explícita y consciente) la actividad del aula. Sin embargo, gracias a que la ciencia no detiene su marcha a pesar de los desequilibrios que suscita, un nuevo panorama se abre ante el lector. Además de un reto, constituye un compromiso superar esos desequilibrios y seleccionar entre las novedades que aporta la investigación aquéllas que han demostrado su utilidad para enfrentar los desafíos que ofrece la realidad.

Magaly Muñoz de Pimentel