20 de Junio de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (115) II
Año: 1993

Introducción

Escuelas primarias, secundarias, universitarias, y bibliotecas— al igual que hospitales, oficinas de gobierno, y centros de comunicación, etc.— son instalaciones estratégicas, cuyas estructuras deben ser capaces de resistir solicitaciones sísmicas probables con mejor comportamiento que otras instalaciones comunes. De la preservación y buen funcionamiento de las mismas, luego de los sismos, dependerá salvar muchas vidas y, en gran medida, el éxito de las acciones de emergencia.

El Código de la Construcción del Ecuador, al igual que en otros países de América sujetos a peligros sísmicos, especifica un incremento del 25% al 50% en la solicitación para el diseño sismo-resistente de este tipo de estructuras. Sin embargo, siendo ésta y otras normas generales un tanto antiguas y de efectividad incierta, cabe estudiar si tales provisiones son suficientes o si han sido adecuadamente consideradas en el diseño a través de la ejecución de estudios de vulnerabilidad sísmica.

El Ecuador, localizado en una zona sísmicamente muy activa, posee alta probabilidad de experimentar durante el período 1989 - 2009 un terremoto catastrófico, pronóstico que por su probabilidad (90%) y severidad (magnitud Richter 7.7), es el más crítico que país alguno en América tenga actualmente (Cuadro No. 1).

CUADRO 1

En Guayaquil el Instituto de Investigaciones de la Universidad Católica (IIFI-UC) en atención a lo anterior, ha desarrollado “El Plan General para la Definición del Riesgo Sísmico de la Ciudad”, contando con la asesoría de la Universidad de La Calabria (Italia). El Plan posee diversas fases y varias líneas de investigación,1 donde los estudios de vulnerabilidad son un componente del Plan.

Para el estudio integral de la vulnerabilidad de Guayaquil, la evaluación se ejecuta en forma sectorial. La investigación del casco comercial de la ciudad se lleva a cabo con el auspicio de la Oficina del Coordinador de Las Naciones Unidas para el Socorro en Casos de Desastre (UNDRO) y la Junta Provincial de la Defensa Civil. Esta unidad geográfica representa el 3.75% del área urbano total, concentra el 7.5% de la población y alrededor del 20% del valor comercial de las edificaciones de la ciudad.

El proyecto UNDRO propone evaluar la vulnerabilidad de edificaciones importantes (por su valor estratégico: hospitales, oficinas de gobierno, etc.; o bien comercial y financiero: edificios altos, etc.), las mismas que predominantemente están localizadas en la unidad geográfica considerada.

El enfoque de estudiar la vulnerabilidad de estructuras en forma sectorial es acertado porque existen variables estructurales fácilmente discriminables (es muy poco probable encontrar, por ejemplo, escuelas de más de cuatro pisos y muy probable encontrar bancos de más de seis pisos). Adicionalmente, la realización de un estudio único escapa frecuentemente de toda posibilidad de financiación, cuando se trata de evaluar áreas geográficas o universos de gran extensión.

Mas la principal ventaja radica en que parte de la información, metodología, resultados, etc., obtenida a través de diversos proyectos, puede ser compartida y dar apoyo a otros.

Por ejemplo, al procesar la información de variables estructurales del casco comercial,2 se identifican escuelas potencialmente vulnerables, se analizan las causas de sus posibles colapsos y las acciones de mitigación. La ponencia propuesta, por consiguiente, tiene el perfil de un proyecto sectorial destinado a “La Reducción de la Vulnerabilidad Sísmica de Escuelas y Bibliotecas”.