20 de Agosto de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (115) II
Año: 1993

Definición de un plan de emergencia post-desastre

La gran concentración de escolares en pocos edificios, amerita la definición de un “Plan de Emergencia Post-Desastre”.

La asistencia post-desastre se administra desde Centros de Emergencia y Ayuda a Damnificados, los que deben cumplir con requisitos, algunos de los cuales se citan a continuación:

1. Estructura y líneas vitales de abastecimiento de muy baja vulnerabilidad.

2. Disponibilidad de espacio físico, incluyendo áreas no construidas para operación e instalación de campamentos.

3. Sistemas de seguridad y emergencia: guardianía, sistemas contra incendios, cisternas de agua, generadores de energía, unidad de primeros auxilios, etc.

Hospitales y centros de salud son requeridos para estos fines; mas, cuando ocurre un desastre, frecuentemente resultan insuficientes para atender a la totalidad de los damnificados.

La infraestructura educativa debe participar de la logística de emergencia post-desastre. No obstante, son pocas las instalaciones que cuentan con los recursos apropiados para la atención de emergencias.

Por ejemplo, en el sector “Plan Piloto”, Parroquia Febres Cordero de Guayaquil,16 hay 33 instalaciones escolares, y de ellas, solamente cuatro calificarían como posibles centros de emergencia aunque requieren significativas mejoras.

La zona del casco comercial de Guayaquil es más crítica. Algunos centros de operaciones funcionan en edificios vetustos— tal es el caso de la antigua “Casona Universitaria”. No es posible identificar instalaciones totalmente idóneas para los fines propuestos, por lo que surgen las siguientes interrogantes:

¿Qué instalaciones deberían participar durante una emergencia para atender a la población damnificada?

¿Qué tipo de inversión sería requerida para dotar a estas instalaciones escolares de los recursos necesarios para funcionar eficientemente durante una emergencia?