20 de Julio de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (115) II
Año: 1993

Introducción


Durante el transcurso del tiempo, y en la medida en que el hombre ha ido aprehendiendo su realidad a partir de la apropiación del conocimiento y, por ende del desarrollo de la ciencia y de la tecnología; los problemas ambientales se han venido agudizando, al mismo tiempo se han generado situaciones cada vez más críticas, que conflictúan la relación dinámica Hombre-Naturaleza, motor de la evolución social y garante del desarrollo armónico de toda sociedad.

En la actualidad, el mundo entero tiene los ojos puestos en la búsqueda de soluciones alternativas para esta crisis ambiental. Es por esto que se viene desarrollando una serie de eventos —a nivel nacional e internacional—tendientes a aunar esfuerzos en el diseño de políticas y estrategias universales y particulares que permitan rescatar el equilibrio en las relaciones del hombre con la naturaleza. Al entender quienes en mayor o menor grado han venido trabajando en esta problemática, no será posible fuera de una política para el desarrollo sostenible.

Colombia no ha sido ajena a esta preocupación mundial; y es por eso que el gobierno nacional ha venido delineando una política en materia de manejo de recursos naturales e identificación de una problemática ambiental particular (Constitución Nacional - 1991); señalando a la educación ambiental como una de las estrategias para reducir las tendencias actuales de destrucción y para el desarrollo de una nueva concepción de la relación Sociedad-Naturaleza (Documento CONPES 1991).

Esta estrategia debe ser componente fundamental de todos los planes y programas que propendan a la formación integral del individuo, tanto a nivel formal como a nivel no formal.

A nivel formal se han venido buscando espacios de reflexión que permitan esclarecer el como desarrollar esta estrategia a partir de los instrumentos de política con que cuenta en la actualidad el sistema educativo y la generación de otros que enriquezcan conceptual y metodológicamente el quehacer de la escuela en el campo de la educación ambiental.

Esta reflexión ha estado orientada, no a la estructuración de una cátedra más, sino a la posibilidad de permear conceptualmente, en la dimensión ambiental, todos los niveles de escolaridad, todas las áreas de conocimiento y, en general, todas las actividades escolares que propendan a los cambios de actitudes y valoración del medio; dado el carácter interdisciplinario de la educación ambiental.