19 de Diciembre de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (114) I
Año: 1993

Examen Estadual de Evaluación Estudiantil, parte II (SSAT II)

A partir de los cursos de 1983, los alumnos tenían que aprobar el SSAT II para graduarse. Aunque el dominio de los conocimientos mínimos medidos mediante ese examen era sólo el primer paso para poseer otras aptitudes y el contenido del curso (A Guide to Statewide Assessment Results 1987, 22), los docentes de inglés de Southern High, en gran medida, ejercicieron una autopresión para concentrar sus esfuerzos en dichos cursos en desmedro de otros elementos docentes. Los profesores de Inglés admiten que preferirían enseñar literatura y redacción creativa en lugar de proponer a sus alumnos ejercicios de gramática y ortografía, pero les resulta difícil hacerlo, aún en pequeña medida. En contraste, a los alumnos de 10º grado de Northern High, los consejeros docentes y los profesores les dijeron que se les tomaría el SSAT II, pero casi no se los preparó. Como señaló el Jefe del Departamento de Matemáticas:

Enseñar para el examen no es problema en este condado. Tenemos recuperación, pero no hacemos nada preventivo. No puedo quitarle tiempo a Álgebra I para enseñarles los conocimientos básicos si no los poseen.
Enseñar para el examen es algo que ocurre cuando el principal objetivo didáctico, para el educador, deja de ser el impartir conocimientos a los alumnos y lo que le interesa es lograr mejores resultados en los exámenes.
En Southern High, cursos enteros se dedicaban específicamente a enseñar las aptitudes medidas por los exámenes. En el catálogo de los cursos de 1989-90 se describía en estos términos el siguiente curso para la obtención de un crédito en inglés:
Aptitudes básicas funcionales en Comunicación I. Este curso está destinado especialmente a ayudar a los alumnos a dominar los Estándares de Desempeño Estudiantil Mínimos del Estado de la Florida en Comunicación, Partes I y II del SSAT. Su contenido abarca, sin carácter taxativo, las aptitudes incluídas en los Estándares de Desempeño Estudiantil Mínimos del Estado de la Florida... Satisface los requisitos de graduación en inglés.
Los alumnos que no aprobaron la parte de comunicaciones del SSAT II, a pesar de tomar ese curso, pudieron también tomar Aptitudes Básicas Funcionales en Comunicación II.

En Northern High, los alumnos que reprobaron la parte de Matemáticas o Comunicación del SSAT fueron alejados de sus cursos regulares de Inglés y/o Matemáticas por varios meses para asistir a cursos de recuperación. En definitiva obtuvieron grados en la clase en que estaban inscriptos oficialmente, a pesar de que no habían asistido a ella. Los profesores de Matemáticas se quejaban de que repentinamente se les devolvía alumnos que estaban retrasados con respecto al resto del grupo. El profesor de educación compensatoria defendía su sistema de “extracción” porque de lo contrario pocos alumnos asistirían a sus clases; la ley del Estado no concede créditos por cursos de recuperación. Todos los profesores de Inglés del décimo grado de Southern High comenzaron en octubre el repaso para el SSAT II de marzo. Usaron Florida SSAT II (Falletta, 1989) para evaluar las necesidades de los alumnos y preparar a éstos para el examen. Antes de que se publicara la guía, usaban material preparado localmente, el cual, según un docente, “estaba plagado de errores”.

De los 107 profesores que emitieron su opinión sobre el SSAT II como requisito de graduación, 73 (el 68%) lo respaldaron, 11 (el 10%) se manifestaron contrarios, y 19 (el 18%) le reconocieron virtudes y defectos. De 13 administradores, siete (el 54%) lo respaldaron, 2 (el 15%) se manifestaron contrarios, y 4 (el 31%) le reconocieron virtudes y defectos. Los partidarios del examen creían que el mismo mide las aptitudes básicas que deben tener los alumnos para recibir un diploma secundario. Un profesor de istoria manifestó su categórico respaldo:
En definitiva, el objetivo de este edificio y de todo lo que contiene, incluído yo mismo, es hacer que [los estudiantes] alcancen el nivel mínimo. Si no lo alcanzan, no deberían estar en las calles. El SSAT nos dice si nos equivocamos nosotros, o los muchachos.
A quienes se oponen al SSAT II les preocupa el hecho de que promueve el “enseñar para el examen”. Así lo sostenía un profesor de inglés: “Tan pronto como me entero de lo que tiene que saber mi alumno para aprobar el SSAT, me convierto en un profesor mediocre que se limita a enseñar para el examen”. A los docentes que reconocían virtudes y fallas al SSAT II les agradaba el concepto de un examen final de Secundaria, pero creían que es tan fácil que es un insulto a los alumnos. Desean que sea más exigente o que sea eliminado. La Asamblea Legislativa y el Departamento de Educación del Estado de la Florida intentaron eliminar gradualmente el SSAT para 1992 e introducir un nuevo examen en el que se hiciera hincapié en mejores conocimientos, en lugar de un mínimo de aptitudes (Castor Tests Press, 11 de junio de 1990).