18 de Enero de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (114) I
Año: 1993

Cursos obligatorios

En ambos liceos se amplió el sistema de Listas de Honor y Asignación a Clases Avanzadas (Advanced Placement, AP), como los de Literatura y Composición en Inglés, Química y Geometría Analítica. Tan sólo en el año lectivo de 1983-84, sólo 18 alumnos del distrito escolar donde está Northern High se inscribieron en cursos de Clases Avanzadas. Tres años después el número había aumentado hasta llegar a 174, y 130 obtuvieron calificaciones suficientes para lograr créditos para la universidad. Según un administrador educativo de distrito, la posibilidad de ofrecer cursos avanzados ha sido beneficiosa tanto para los docentes como para los alumnos. Un profesor de Ciencias manifestó así su coincidencia: “Cuando la ciencia obligatoria era sólo Biología y teníamos que enseñar todo sobre ella, no podíamos dar el mismo grado de material. Ahora que se requiere más ciencias, podemos dar cursos de mejor nivel”.

También se introdujeron, principalmente en Southern High, los fundamentos de Biología, Conocimientos Básicos de Inglés, Ciencias Físicas, Matemáticas para el Consumidor y muchos otros cursos de menor nivel. Más tarde, cuando se creó en Northern High un programa de prevención de deserciones, se establecieron algunos cursos de nivel bajo. De un total de 541 secciones de cursos de artes lingüísticas, Matemáticas, estudios sociales y ciencias ofrecidos en ambos liceos, el 29% correspondían a un nivel académico bajo, el 57% a alumnos ordinarios o promedio, y el 14% a cursos avanzados o de alto nivel. No obstante, casi la mitad de las secciones de artes lingüísticas y Matemáticas de Southern High eran de nivel bajo: principalmente cursos de aptitudes básicas y preparación para la segunda parte del Examen Estadual de Evaluación Estudiantil (SSAT II), para alumnos que ya habían perdido el examen o se preveía que lo perderían debido a las bajas calificaciones obtenidas en las pruebas normalizadas. La mayoría de esos cursos fueron creados simplemente para cumplir los nuevos requisitos de graduación. No sólo se introdujeron cursos de nivel bajo, sino que se “aguaron” algunos cursos, porque, según los docentes y los administradores, muchos alumnos no querían o no podían alcanzar un buen rendimiento. Lo señalaron, en especial, los profesores de algebra:

Me temo que hemos tolerado un deterioro de la enseñanza del Álgebra debido a que muchos alumnos, como consecuencia del programa RAISE, han sido introducidos a paladas en Álgebra y Geometría. Algunos alumnos que toman esos cursos tienen escasas aptitudes y conocimientos básicos. Estamos bajando el nivel de los cursos a un extremo sobrecogedor.
Antes de la introducción del programa RAISE las artes representativas o prácticas eran obligatorias para la graduación. En 1983, en ambos liceos se produjo un pronunciado incremento de la inscripción de alumnos en esos cursos. Un docente de Northern High señaló: “Pasamos de una clase de teatro a toda una carga docente de teatro al año siguiente —cinco clases— y al año siguiente había dos profesores de dedicación total”. Como sólo se requería medio crédito de cada una, en Northern High se experimentó con nuevos cursos de medio crédito, aunque los docentes afirmaban que los cursos de medio crédito no permitían a los alumnos alcanzar suficiencia en una materia, y los apartaban de los cursos que abarcaban todo el año. Como se señaló, la inscripción en artes prácticas bajó tras el aumento inicial. Un profesor de administración de empresas dijo: “Ahora tenemos un curso semestral en teclado de computadora. Para llenar un año de esa materia se requiere el doble de alumnos que para mecanografía. Equivale a un semestre de mecanografía, pero como no toman mecanografía, la inscripción en ésta ha bajado”.  En Southern High, en que no existen cursos de medio crédito, los alumnos se vieron obligados a tomar un curso de un año entero en artes representativas y prácticas. Un alumno del último año de Northern High señaló que se inscriben más alumnos en teatro y oratoria que en cursos tales como bandas musicales o coros:
Los que sólo se interesan por cumplir los requisitos de graduación se inscriben en teatro u oratoria... Muchos nunca habían aprendido a tocar un instrumento, y cuando llegan aquí es demasiado tarde. Los que han tomado el curso de canto coral se dicen: “¡Oh, si no sé cantar!”; los que toman el de arte piensan: “¡Oh, si no sé dibujar!”.
La reforma del régimen de cursos obligatorios influyó más que ninguna otra disposición del programa RAISE sobre la contratación y el despido de docentes. Se necesitaron más docentes para Ciencias y Artes Representativas, y menos para cursos de educación física. Antes del programa RAISE se requerían dos créditos en educación física para la graduación, pero el nivel bajó a medio crédito de Destreza Personal. Las autoridades del distrito educativo donde está Northern High decidieron exigir un crédito adicional de educación física sosteniendo: “Tenemos muchas personas en régimen de contratación continua y no hay donde ponerlos, y sin la Educación Física adicionales, tendríamos muchos enseñando fuera de su campo”. Algunos profesores perdieron el cargo de todas maneras, lo que afectó al desempeño deportivo de los colegios. Así lo comentó un entrenador:
Como educación física era obligatoria durante dos años, había más profesores que actuaban como entrenadores, pero ahora hay que conseguir los entrenadores en otro lado... Cuando uno va a solicitar un cargo docente, lo primero que se le pregunta es si puede actuar como entrenador. Esto muestra la importancia que tiene el deporte para las instituciones de enseñanza.