16 de Diciembre de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección:
La Educación
Número: (114) I
Año: 1993

De la pretensión de enciclopedismo a la globalización de los contenidos

Los participantes de los cinco países concordaron en que la diversificación de contenidos que caracterizó la educación media en nuestra Región —con demasiadas materias y profesores— es una barrera para actualizar los currículos y darles relevancia e interés. Aun cuando todos ellos coincidieron en que el nivel académico promedio estaba muy por debajo de lo aceptable y requerido por la sociedad, no olvidaron que cada vez que se trató de actualizar conocimientos, regresa la tentación del enciclopedismo; y así continúa la multiplicación de disciplinas encerradas en horarios insuficientes. Identificado esto como un problema serio, en los cinco países se están ensayando experiencias tendientes a enfrentarlo mediante la globalización de contenidos.

No puede decirse que se aspire a la interdisciplinariedad, lo que por otra parte no es realista en este nivel medio básico, pero sí que se busca relacionar y globalizar los conocimientos impartidos en las distintas cátedras. Estas experiencias son disímiles e incluyen la organización de departamentos docentes por áreas (ciencias sociales, ciencias naturales, etc.), intentos de dictado de ciertos temas en común por parte de los profesores de las diferentes materias “afines”, elaboración conjunta de materiales que sirven de base al tratamiento de los temas, organización de “talleres” a cargo de profesores de varias asignaturas, los que tratan temas especialmente aptos para mostrar esbozos de conocimiento interdisciplinario.

Las iniciativas de globalización que se consideraron más desarrolladas fueron analizadas críticamente en el Intercambio y de ello surgieron ciertos condicionantes que impiden que aquellas puedan afirmarse en la experiencia y expandirse en el sistema y que, en menor o mayor medida, están presentes en los sistemas educativos de los cinco países participantes. Las limitaciones destacadas fueron:
  • El horario de trabajo escolar en todos los países es insuficiente, aunque parece que en Uruguay el problema es de mayor gravedad, dada la grave falta de infraestructura.  Con horarios tan estrechos, no es posible afrontar técnicas como los talleres, que requieren más duración que las clases tradicionales. Por otra parte, para llegar al tratamiento conjunto de ciertos temas “de frontera” es indispensable que los estudiantes hayan logrado los conocimientos básicos de cada disciplina, sin los cuales el trabajo conjunto puede quedar en lo superficial.
  • La falta de locales adecuados o simplemente de las aulas indispensables, imposibilita el trabajo de talleres, la mayor permanencia de los estudiantes en los colegios, el uso de las bibliotecas fuera del horario de clases, etc., todo lo cual es necesario para llegar al conocimiento globalizado.
  • La falta de bibliotecas y/o centros de recursos en número suficiente imposibilita el acceso al material sin el cual no pueden verificarse investigaciones, búsqueda de información, elaboración de trabajos grupales, por citar algunos ejemplos.
  • La débil capacitación del personal docente en temas menos tradicionales sumada a la dificultad de acceder a materiales más modernos por falta de tiempo y dinero, dificultan hasta casi imposibilitar que aquellos cuenten con los conocimientos necesarios para afrontar temas y técnicas nuevas.
  • La estrechez de recursos financieros en que se desenvuelve la educación pública hace que no se creen los cargos o las horas de cátedra necesarias para que nuevas técnicas, como los talleres, puedan funcionar razonablemente bien. Asimismo, sin tales condiciones económicas, los profesores deben ocupar todo el tiempo disponible para dictar cátedra sin disponer de tiempo para prepararse para nuevos enfoques.
  • La inestabilidad de las políticas educativas que impide afirmarse a las iniciativas nuevas antes de cambiarlas por otras, lo cual sigue siendo una característica de los sistemas escolarizados de la Región.