Página Inicial

 








I. Entrevista a Rodolfo Uribe Uribe
Por Diego Cardona (Colombia)


Experto internacional en aplicación estratégica de tecnología. Oficial de estado mayor del Ejército Colombiano, se graduó en Economía Industrial en la Universidad de los Andes (Colombia) y como master en Investigación Operacional en la Ohio State University (EE.UU). Asesoró a varios gobiernos latinoamericanos. En Colombia fue Subsecretario General de la Presidencia de la República, Director General del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas y primer Director de la Unidad de Información y Análisis Financiero. Fue consultor de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de las Drogas (CICAD) de la OEA en la aplicación de tecnología en las Unidades de Inteligencia Financiera para todo el hemisferio

1. ¿Cómo se encuadran los procesos de planeación en la incorporación de la tecnología en el gobierno? ¿Cuáles son los principales factores sociales y culturales del contexto y del sistema administrativo-organizacional público a tener en cuenta?

Como académico entiendo la planeación como un elemento fundamental para el éxito de los proyectos e iniciativas de incorporación de tecnología en el gobierno, como directivo y consultor he apreciado los beneficios de un juicioso proceso de planeación en los más diversos proyectos. Cuando fui Subsecretario General de la Presidencia de la República hacia fines de la década de los noventa, se impulsó y consolidó la generación de la política gubernamental que luego se denominó Agenda de Conectividad, que fue paradigma de aplicación en todo el hemisferio, erigiéndose en una buena práctica en lo relativo a la planeación de tecnología en los gobiernos, si bien son muchos los aspectos que aún están por desarrollarse. Lo importante es lograr tener clara la estrategia y la táctica por aplicar; es decir, la visión, la misión, los objetivos, las metas y las actividades por desarrollar. Con esa base, durante la implementación pueden identificarse los eventuales desfases y corregirse el rumbo de acuerdo con las necesidades que plantea el entorno, mas aún en un entorno tan cambiante como es el de la tecnología. En relación con los factores sociales y culturales, debe ser claro, para todos los responsables, que la realidad de los países de nuestro hemisferio es muy distinta de la de los países desarrollados, debiendo adecuarse las expectativas de los habitantes y de los dirigentes de manera acorde con nuestras propias necesidades, expectativas, actitudes, aptitudes, niveles de confianza, etc. Asimismo, nuestros gobiernos tienen particularidades que deben tenerse en cuenta en el proceso de planeación. En los estudios internacionales referidos a niveles de corrupción, Colombia aparece tristemente en puestos de vanguardia. Las entidades estatales se caracterizan por la paquidermia propia de la burocracia mal entendida, los políticos manejan cuotas de poder mezquinas que dificultan la implantación de proyectos de tecnología que buscan la eficiencia y la transparencia de los servicios y funciones gubernamentales. No lo planteo como una amenaza, sino como una oportunidad de mejora que deben asumir los responsables de tomar las decisiones.

2. ¿Cómo percibe a los países de América Latina en cuanto a rigor, continuidad y consistencia en la planeación de la incorporación de la tecnología en el gobierno? ¿Qué países destacaría por el rigor, continuidad y consistencia de los procesos en relación a sus modelos de Sociedad de la Información y de Reforma y Modernización Administrativa?

En mi función como consultor de la CICAD en los procesos de consolidación de las Unidades de Inteligencia Financiera en el hemisferio, pude constatar la disparidad que encontramos entre nuestros vecinos. Independientemente de que hablemos el mismo idioma, somos muy diferentes en materia de tecnología. Hay un claro liderazgo de Colombia en los temas de planificación, con serios problemas en los procesos de implantación. Argentina tuvo un excelente avance en la última década del siglo pasado, pero se ha rezagado notoriamente durante esta década. Chile es un ejemplo a seguir, consistencia en la formulación, coherencia en la implantación, continuidad en las políticas. Brasil, en su condición de gigante latinoamericano, dispone de ingentes recursos que facilitan la tarea, pero manifiesta notorias disparidades entre sus estados. México ha hecho esfuerzos muy interesantes en el nivel federal que no logran generar eco en el nivel regional. Valdría la pena generar un modelo explicativo de estos diferentes comportamientos.

3. ¿Podrían distinguirse ciertas categorías estratégicas en los distintos países en relación con sus pautas y modalidades de planeación de la incorporación de la tecnología en el gobierno?

Me atrevería a categorizar las estrategias de acuerdo con el sistema político de cada país. Colombia tiene un sistema político centralizado que le permite generar políticas desde el más alto nivel estatal que son de cumplimiento obligatorio por parte de todas las ramas y niveles del Estado. Sin perjuicio de ello, percibo que esta normativa se asume de manera autónoma por parte de los diferentes niveles, dados los procesos de conciliación que ha tenido la política y los claros beneficios que le reporta a quienes la asumen. Otro buen ejemplo de sistema político unitario central es el de Chile. En otra categoría me atrevería a clasificar a Brasil y México que, con sistemas políticos federales, deben generar políticas para el nivel superior de la jerarquía gubernamental, pero deben consensuar su aplicabilidad en los niveles de los estados, que son independientes y autónomos para la aplicación de sus normativas y sus proyectos. Esta situación puede ser beneficiosa para aquellos estados que son pioneros en estos temas, pero puede generar grandes disparidades y brechas con aquellos estados que no quieren, o no pueden aplicar los lineamientos en igual medida. Aquí el consenso es fundamental y la habilidad política de los gobernantes se pone a prueba para impulsar los proyectos de interés para toda la sociedad.


II.- La Planificación del Gobierno Electrónico: El Caso Colombiano
Por Ing. Diego Cardona MSc PhD


Objetivos

La Agenda de Conectividad es la política colombiana para llevar al país a la Sociedad del Conocimiento mediante el uso intensivo de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC). Fue aprobada por el Consejo Nacional de Política Social y Económica (CONPES) mediante el documento 3072 de 8/02/2000.

Los objetivos de esta política están distribuidos en cuatro grandes ámbitos:
· Transparencia
· Participación ciudadana
· Efectividad
· Eficiencia

En materia de transparencia, la Agenda intenta incrementar la visibilidad de los asuntos públicos, la confianza en la administración pública y mejorar el control sobre ella. En lo atinente a participación ciudadana, la Agenda trabaja para mejorar el acceso de los ciudadanos a la información pública, los trámites y los servicios, además de obtener su retroalimentación en el proceso de toma de decisiones. En relación con la efectividad, busca mejorar la calidad de los resultados de la interacción de la administración pública con sus clientes internos y externos, así como simplificar los procesos que los ciudadanos deben desarrollar con la administración pública. En cuanto a eficiencia, se espera mejorar la calidad y la accesibilidad en tiempo real a la información para la toma de decisiones, reducir los costos operativos de la administración y optimizar las inversiones gubernamentales en tecnología.

Estrategias

La Agenda concreta los anteriores objetivos en seis estrategias:
· Acceso a la infraestructura
· Educación
· Empresas en línea
· Inversiones en tecnología
· Contenidos
· Gobierno en línea




Figura 1: Agenda de Conectividad



Beneficios propuestos

Los beneficios propuestos por la Agenda pueden clasificarse en tres grandes ámbitos:
-Ciudadanos
-Empresas
-Gobierno

El gobierno colombiano estableció la Agenda como una política de largo plazo para lograr la masiva penetración de las TIC como herramienta de desarrollo social y económico del país. Las TIC han experimentado una interesante evolución en los últimos años en Colombia, habiendo sido incorporadas a la mayor parte de las actividades de la sociedad, la economía y el sector público.

Las estrategias de la Agenda están densamente interrelacionadas. Para el sector público, los lineamientos estratégicos buscan modernizar la administración y sustentar la política de seguridad democrática. En el sector privado y con la comunidad, los lineamientos buscan incrementar la productividad y la competitividad y facilitar el acceso de los ciudadanos a las TIC. Finalmente en el ámbito educativo, los lineamientos se dirigen a sustentar el desarrollo del sector.


Figura 2: Plan de Acción

En el ámbito gubernamental, la Comisión Intersectorial de Políticas y Gestión de la Información para la Administración Pública (COINFO) delegó en la Agenda la función de proveer la conectividad necesaria para administrar las instituciones gubernamentales y soportar la función de servicio al ciudadano. La Agenda formula proyectos de alto impacto aprobados por la COINFO que buscan optimizar los recursos asignados a la estrategia de Gobierno en Línea.

En el ámbito de los negocios, la Agenda promueve un patrón de negocios basados en el comercio electrónico, de manera que el país ingrese competitivamente en la nueva economía de nivel internacional. En este tópico, el proyecto PRYMEROS[i] se dirige a mejorar la competitividad de las PYMES mediante la aplicación de las TIC como herramienta para la gestión y el desarrollo del comercio electrónico, impulsado por la Confederación Colombiana de Cámaras de Comercio (CONFECAMARAS), la Cámara de Comercio de Bogotá, y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Las PYMES generan cerca de 4.500.000 empleos que representan el 62% del producto interno bruto y tienen una participación del 31% de las exportaciones del país (Forero, 2004).

Para la articulación de las acciones, la Agenda definió una arquitectura de trabajo fundada en tres componentes principales: a) el entorno político, de direccionamiento y control, b) el entorno del direccionamiento tecnológico, y c) el desarrollo tecnológico. Dichos componentes se sustentan, a su vez, en un proyecto de Gestión del Conocimiento.



Figura 3 – Arquitectura de Trabajo


Beneficios logrados

Con base en lo expuesto por Maria Paula Duque, Viceministra de Comunicaciones de Colombia en una conferencia en Oracle (Duque, 2005), la evolución de la Agenda de Conectividad responde al siguiente esquema:


Figura 4 - Evolución de la Agenda de Conectividad


Como resultado de la aplicación de la política iniciada en el 2000, Colombia se halla hoy en un nivel de interacción multicanal y evoluciona hacia un nivel de transformación e integración. En otro orden, el portal de gobierno http://www.gobiernoenlinea.gov.co (lanzado el 15/04/2005) recibe mas de 550 mil ingresos mensuales, ubicándose entre los diez mas consultados en Colombia (López, 2004). En estos términos, la Agenda de Conectividad se ha constituido en un elemento clave en el desarrollo de las comunicaciones.

La totalidad de las agencias gubernamentales de nivel nacional ofrecen la posibilidad de realizar trámites electrónicos, ofreciéndose más de 1.000 trámites vía Internet. Ello implica ahorro de tiempo a los ciudadanos, mejora del proceso de recepción, disminución de la atención presencial, evitando demoras y desplazamientos, así como la transferencia del control del proceso al ciudadano.

La Agenda de Conectividad logró un importante avance con la creación en el 2005 de la Red Nacional de Alta Velocidad, interconectada con el proyecto de Cooperación Latinoamericana de Redes Avanzadas (CLARA) (Utreras, 2005). Los Instituciones de educación superior y los centros de investigación conectados pueden usar servicios y herramientas de última tecnología en procesos educativos y de investigación; por ejemplo laboratorios y bibliotecas virtuales, videoconferencias de alta definición, centros de súper computación no existentes en el país, participación en equipos de investigación avanzados y otras opciones adicionales. Este proyecto está conectado a la European Advanced Network (GEANT) gracias a su interfaz con el proyecto América Latina Interconectada con Europa (ALICE).

El programa de telecomunicación social COMPARTEL[ii] es un claro ejemplo del uso eficiente de este tipo de recursos. Con este programa, Colombia usa las TIC para el desarrollo económico y para mejorar su competitividad, introduciendo un nuevo concepto en el diseño e implementación de este tipo de programas en países en desarrollo, no solo porque se focaliza en los aspectos técnicos y sociales, si no porque busca la activa participación del sector privado como operador y prestador de servicios.

Conclusión

Al revisar los objetivos planteados por el gobierno a través de la agenda y los logros obtenidos, se observa una gran cercanía gracias a un excelente documento de política como el definido por la Agenda de Conectividad. Una reciente investigación (Cardona, 2004)[iii] muestra que los colombianos confían en los servicios electrónicos y que adicionalmente perciben que los servicios prestados electrónicamente son relevantes, pertinentes y de fácil uso. Concluimos señalando que la Agenda de Conectividad puede considerarse un proyecto exitoso y, en esos términos, puede adoptarse como una buena práctica de planeamiento en el entorno latinoamericano.

Referencias

Agenda de Conectividad. (2004) Agenda de Conectividad, Informe de Avance 2003-2004 [Web Page]. URL http://www.directiva02.gov.co/ [2004].

ANDESCO. (2005) Promoción de la Banda Ancha – Experiencias Regulatorias Exitosas [Web Page]. URL http://www.andesco.com/c4evento.php [2005].

Cardona, D. (2004). Las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones - TIC, en la Relación Administración Pública - Ciudadano. La declaración electrónica de impuestos en una evaluación comparativa del caso colombiano y peruano. ESADE - URL, 265.

Duque, M. P. (Viceministra de Comunicaciones). (2005) Política de gobierno electrónico del gobierno nacional [Web Page]. URL http://www.agenda.gov.co/documents/files/eGov%20-%20ViceMinistra%20VD.ppt [2005].

Forero, F. (Director Mercadeo ACOPI). (2004). El perfil de la PYME Colombiana. (p. 123). Bogotá: ACOPI.

ITU. (2003) Perfiles por países - Colombia [Web Page]. URL http://www.itu.int/ITU-D/CDS/Country_Data.asp?Country=COL [2003].

López, A. (2004) Lineamientos de Gobierno Digital [Web Page]. URL http://www.agenda.gov.co/eventos/articulos/97/ [2005].

Mincomunicaciones. (2000). Agenda para la conectividad - documento CONPES 3072. (p. 23). Bogotá: Departamento Nacional de Planeación.

Mincomunicaciones. (2003). Decreto 3816/2003. (p. 15). Bogotá: Congreso Nacional.

Pinto, M. E. (Ministra de Comunicaciones). (2004) Palabras de apertura, V Encuentro de Ciudades Digitales [Web Page]. URL http://www.iberomunicipios.org/docs/col_06_04.pdf [2004].

Utreras, F. (Secretario General). (2005) Red CLARA [Web Page]. URL http://www.redclara.net/contenido.php?ncategoria1=101&ncategoria2=108&ncategoria3=126 [2005].

[i] http://www.prymeros.com (Julio, 2005)

[ii] http://www.COMPARTEL.gov.co (Julio, 2005)
 
[iii] La investigación muestra que las percepciones y expectativas ciudadanas de su relación con la administración pública mediante el uso de los TIC se puede evaluar mediante 5 constructos independientes; Actitud, Aptitud, Confianza, Relevancia y Satisfacción bajo el efecto de variables ilustrativas relacionadas con los ciudadanos, las instituciones y el entorno. Para los lectores interesados, los resultados específicos se pueden consultar en http://dsi.esade.edu/dcardona/tesis (julio, 2005).