17 de Julio de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección: INTERAMER
Número: 69
Año: 2000
Autor: Ramón López and Juan Carlos Jordán, Editores
Título: Desarrollo Sostenible en América Latina: La Sinergía entre el Financiamento y las Políticas

Posibles beneficios de la participación en un mercado de comercio mundial de emisiones de carbono: Un ejemplo para Perú

Las emisiones de carbono de Perú por combustibles fósiles ascienden a 30 millones de toneladas por año. Las emisiones de carbono por deforestación se calculan en niveles aproximadamente similares (WRI, 1998).  Se calcula que Perú pierde por año cerca de 200.000 ha de bosques primarios.  La mayor parte de los bosques son muy densos y el contenido de carbono por ha se calcula en cerca de las 200 toneladas métricas.  Si suponemos que la deforestación provoca una liberación del 75% del total de CO2 contenido en los bosques, ello significa que las emisiones anuales totales por deforestación alcanzan a cerca de 30 millones de toneladas (150 toneladas x 200.000 ha).

Perú también ha emprendido un ambicioso proyecto de reforestación en la sierra.  Se vienen forestando cerca de 100.000 ha por año en la zona serrana.  Utilizando un cálculo muy conservador, de cerca de 22,5 toneladas de CO2 por ha de los aproximadamente 1.000 árboles por ha plantados.  Encontramos que el programa de reforestación emprendido obtiene una retención de CO2 equivalente a 2,25 millones de toneladas.

Si se fijaran las cuotas de emisión de CO2 anuales de acuerdo con esta referencia histórica, el permiso de emisión total de carbono de Perú sería de 62,25 millones de toneladas por año (30 millones de toneladas por las emisiones industriales actuales más otros 30 millones de toneladas por las emisiones por deforestación y 2,25 millones de toneladas por su contribución a la retención de CO2 a través del programa de reforestación). De acuerdo con estudios recientes, una vez que se inicie el sistema de permisos de emisión de carbono con los países desarrollados, se espera que su valor ascienda aproximadamente a US$125 por tonelada de CO2. De acuerdo con el mismo estudio, el precio de la cuota por tonelada de CO2 disminuye acerca de US$25 una vez que se incorporen al sistema la mayoría de los países menos desarrollados.

Si Perú consiguiera reducir las pérdidas de bosques en un 50%, contaría aproximadamente con 17,25 millones de toneladas en derechos de emisión de CO2 que podría vender en el primer año. De manera que, si decidiera participar en este mercado y que el resto de los países del Sur no participaran, Perú recibiría US$3,9 mil millones en ingresos por la cuota el primer año (Cuadro 5).  En los años siguientes, al continuar el crecimiento económico, se reducirían gradualmente los ingresos de Perú por las cuotas de CO2 vendibles.  Suponiendo una elasticidad de la demanda de CO2 con respecto al PIB de 0,50, Perú podría seguir creciendo el 5% por año durante más de 25 años, sin enfrentar ninguna restricción obligatoria de las emisiones de CO2 para su industria (Figura 3).  Entretanto, el país obtendría miles de millones de dólares de la venta de la parte no utilizada de sus cuotas de emisiones de CO2.

Inclusive bajo la hipótesis de que la mayoría de los países menos desarrollados participen de un sistema de comercio de las emisiones de carbono y el precio de las cuotas disminuya a US$25 por tonelada de CO2, Perú seguiría obteniendo un gran volumen de rentas durante este período.  En este caso, los ingresos de las cuotas llegarían a US$439 millones en el primer año, para disminuir progresivamente con el tiempo, en forma similar.

¿Qué ocurre con los costos para Perú de reducir la deforestación en un 50%?  Esto implica que 100.000 ha de tierra por año no se incorporarían a la agricultura ni a otros usos. Utilizando los valores de la tierra cultivable estimados para la Amazonia, elaborados por Schneider (1993a), una posible gama de valores oscilaría entre los US$100 y los US$500 por ha.  Esto significa que el costo anual para Perú de la conversión no realizada de 100.000 ha oscila entre US$10 millones y US$50 millones. Llevaría 23 años para que los ingresos anuales por la venta de la cuota se redujeran a sólo US$50 millones. De manera que el comercio de las emisiones de CO2 beneficiaría a Perú en más de US$17 mil millones en valor actualizado neto si los demás países menos desarrollados no participan y cerca de US$3 mil millones si la mayoría de estos países deciden participar.

CUADRO 5

FIGURA 3