October 23, 2017
Educational Portal of the Americas
 Language:
 Printer Friendly Version  E-mail this Page  Rate this Page  Add this Page to My Favorites  Home Page 
New User? - Forgot your Password? - Registered User:     

Site Search



Collection:
INTERAMER
Number: 67
Year: 1999
Author: Eloísa Trellez Solís y Gustavo Wilches Chaux
Title: Educación para un futuro sostenible en América Latina y el Caribe

CAPITULO V
IMPLEMENTACIÓN DE LA EDUCACIÓN PARA LA SOSTENIBILIDAD EN LAS AMÉRICAS

Metas y lineamientos generales sugeridos para el programa

Aunque hasta la fecha muchas naciones ya han aceptado la necesidad de la educación en la búsqueda de la sostenibilidad, el progreso alcanzado ha sido relativamente limitado. Las razones para esta situación provienen de muchas fuentes. En algunos casos una falta de conciencia ha impedido el progreso, en otras la falta de políticas o recursos económicos para implementar la visión ha sido la responsable. Las tareas que se listan a continuación representan algunos de los puntos focales críticos que deberán ser desarrollados en planes de acción a todos los niveles gubernamentales a fin de avanzar más rápidamente. Al realizar estas tareas en las fases iniciales del planeamiento los gobiernos pueden impedir o minimizar retrasos, o desviaciones de los esfuerzos hacia la educación para la sostenibilidad. En adición a estos aspectos universales los gobiernos necesitarán desarrollar aspectos que son específicos a las condiciones locales, como por ejemplo la calidad de la relación con los sindicatos de profesores o el momento más oportuno para implementar las reformas.

Tarea 1 - Vincular las disciplinas tradicionales en un marco transdisciplinario

La Educación ambiental para el desarrollo sostenible es por naturaleza holística y transdisciplinaria. Comprender el estudio de temas globales requiere conceptos y herramientas analíticas de una variedad de disciplinas. Por lo tanto, esta aproximación es difícil implementarla en establecimientos escolares donde los estudios son divididos y enseñados dentro de un marco disciplinario. En América del Norte, muchos programas describen en detalle el contenido y secuencia de estudio en cada disciplina. Esos programas son inconvenientes para esta primera tarea y más tiempo debería ser invertido en la exploración holística de temas más allá del nivel elemental.

Tarea 2 - Compartir la responsabilidad

¿Quién es responsable por la educación para la sostenibilidad? Cada sector gubernamental que éste relacionado con el desarrollo sostenible (i.e., cada ministerio y departamento) puede jugar un papel en la reorientación del proceso educativo. A nivel internacional, en las reuniones relevantes de las Naciones Unidas o del Sistema Interamericano, los ministros de educación y ministros de medio ambiente han tomado la delantera en enunciar que la educación, la concientización y el entrenamiento son herramientas esenciales en el logro del desarrollo sostenible. Debe tomarse en cuenta que, como una estrategia total, la participación de los profesores en los procesos de cambios es absolutamente esencial. Las experiencias demuestran que, si su participación no es activa en las primeras etapas de orientación, no puede esperarse que cooperen más adelante. Si ellos son excluidos del proceso de desarrollo es improbable que acepten e implementen las estrategias de otros.

Tarea 3 - Capacitación humana

El éxito en la implementación de un nuevo enfoque educativo requerirá de una dirección responsable. Destreza será requerida tanto en el desarrollo sostenible como en el cambio educativo sistemático. Estrategias reales deben ser desarrolladas para crear liderazgos preparados y competentes. No sería realista esperar que un sencillo entrenamiento sobre el trabajo o reentrenamiento para millones de profesores y miles de administradores será suficiente para versarlos en los principios del desarrollo sostenible y en la teoría y práctica del cambio educativo. Los encargados de la planeación deben identificar mecanismos que permitan aprovechar los recursos y habilidades existentes en el educador.

Mientras el esfuerzo puede comenzar por profesores practicantes, es claro que las instituciones de educación de profesores deben reorientar la educación a los maestros e incluir la educación ambiental para el desarrollo sostenible. Los programas de cooperación internacional para administradores, diseñadores de currículos y profesores líderes pueden ser desarrollados para apoyar la implementación de la educación para la sostenibilidad a través de las Américas. Estos programas también necesitarán emplear la base de conocimientos y fuerzas existentes de la educación actualmente practicada en la comunidad.

Tarea 4 - Desarrollo de los recursos materiales y financieros

Debido a los pocos recursos financieros que han sido dedicados a la implementación de un programa orientado, poco progreso se ha hecho en lo que respecta a la educación y a la búsqueda del desarrollo sostenible desde la Cumbre de la Tierra en 1992. Para ser efectiva, los fondos deben venir de los niveles nacionales y locales del gobierno. En el nivel nacional, la política debe ser formulada con respecto al currículum, la administración y la educación del profesorado. El fondo para el nivel local es requerido para desarrollar currículos, compra de material didáctico y entrenamiento de profesores.

El currículum y los materiales educativos, localmente relevantes y culturalmente propiados, deben ser desarrollados para contribuir en los esfuerzos de la educación para la sostenibilidad. Aspectos específicos en el campo de estudio con frecuencia varían entre las naciones. La diversidad ecológica, económica y cultural prevalece a través de las Américas, por lo cual será necesario desarrollar currículos regionales y locales que correspondan a diferencias regionales fundamentales.

El desarrollo de políticas y el establecimiento de presupuesto adicional son dos importantes pasos críticos. Para lograr el éxito de la iniciativa se necesitará del respaldo activo y autorizado del gobierno nacional y local. La falta de compromiso político demostró ser el fracaso del último esfuerzo global que trató de infundir la educación ambiental dentro del currículum durante los años setenta.

Tarea 5 - Desarrollar un clima creativo, innovador y arriesgado

Para lograr los grandes cambios requeridos para la reorientación de la educación hacia la sostenibilidad, un clima de seguridad deberá ser creado por las personas responsables de efectuar cambios dramáticos. Los creadores de políticas, administradores y profesores necesitarán innovar, experimentar y tomar riesgos para lograr las nuevas metas educativas. Estas personas deben tener la autoridad y el apoyo de la comunidad educativa para cambiar el status quo. El personal miembro debe sentir que su administración apoyará los esfuerzos innovadores, aún si los padres o grupos interesados cuestionen y critiquen sus iniciativas. La política deberá ser desarrollada e implementada para asegurar que los administradores y educadores de todos los niveles tengan el derecho de introducir nuevos o controversiales tópicos y métodos pedagógicos. Por supuesto, para prevenir el abuso de los derechos, se deberá crear un sistema de verificación y balances, derechos y responsabilidades dentro de lineamientos profesionales y en un contexto cultural apropiado.

Tarea 6 - Practicar los principios dentro del sistema

A medida en que los estudiantes se hazen mayores comienzan a ver que los principios enseñados en la escuela o en la universidad no son realmente practicados por la institución, por lo que la credibilidad del mensaje puede perderse rápidamente. Este modelo de los principios de la educación para la sostenibilidad debe eventualmente penetrar el currículum y el funcionamiento de la institución. Prácticas como la correcta administración de la energía, el agua y los desperdicios, el reciclaje, prácticas de compras, tratamiento de líquidos de limpieza y químicos de laboratorios, políticas de transporte, todo deben ser consistentemente diseñadas si van a ser efectivamente enseñadas.