19 de Junio de 2018
Portal Educativo de las Américas
  Idioma:
 Imprima esta Página  Envie esta Página por Correo  Califique esta Página  Agregar a mis Contenidos  Página Principal 
¿Nuevo Usuario? - ¿Olvidó su Clave? - Usuario Registrado:     

Búsqueda



Colección: INTERAMER
Número: 52
Año: 1996
Autor: Susana H. Haydu
Título: Alejandra Pizarnik: Evolución de un Lenguaje Poético

No hubieran sido mas que pájaros sin Alejandra
cuando el suicidio los impulsa al vuelo

Hay dos cosas verdaderamente graves e infelices:
los sueños cuando no refieren más que al destino
de sus criaturas y dragones rojos a ciertas ho-
ras de la madrugada. Amén, de otros mayores y
menores./ Por ejemplo: el libro (Ediciones Ga-
llimard o N.F.R. de lujo) y las conclusiones sin aliento.

También hay otra que desconcierta, cuando el seco-
nal sódico es una invitación en pequeñas cantidades
y deja que el viento sin el roce de la piel acumule
nostalgias, sin el fémur quieto entre las sábanas,
las páginas aun en blanco y las manos sin nada que decir.

Y es ahí, que la piedra de la locura cambia de color,
que se transforma y no se detiene, que su peso es
entonces más del debido y tus sueños son más afila-
dos que tus senos y más cortantes que las caricias
y que ya no es posible su extracción de los estantes.

Pero entonces ahí es, —dulce bretoniana incorregible—
que los ojos advierten que hay dos cosas verdade-
ramente graves e infelices, que dejan de lado el
Arte Poético, los labios proscritos
y el despertar de la mañana para siempre.

Manuel Ruano